Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava

Ejercitando la seguridad en la autovía

Un simulacro de accidente en el túnel de Peña María ensalza la eficacia de la colaboración de todos los servicios de emergencia

Un reportaje de Pablo José Pérez - Viernes, 11 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Camiones parados ante el acceso al túnel. En el recuadro, varios técnicos durante el simulacro.

Camiones parados ante el acceso al túnel. En el recuadro, varios técnicos durante el simulacro.

Galería Noticia

Camiones parados ante el acceso al túnel. En el recuadro, varios técnicos durante el simulacro.

Todos los servicios de emergencia se sumaron ayer para ejecutar un simulacro de accidente y comprobar la capacidad de respuesta, especialmente en tiempos, en el supuesto de un incidente grave sin mercancías peligrosas en el túnel de Peña María, situado en el kilómetro 335 de la autovía A-1, dentro del término municipal de La Puebla de Arganzón.

Se trataba de una comprobación importante, ya que era la primera vez en la que se medía la capacidad de respuesta del parque central de Bomberos de Iruña Oka, así como la efectividad de la colaboración con los servicios de emergencia de Castilla y león tras la entrada en vigor del convenio de colaboración entre las diputaciones de Álava y de Burgos en materia de emergencias.

La iniciativa fue del Ministerio de Fomento, titular de ese tramo de carretera, que fue quien coordinó su servicio de Demarcación de Carreteras y a la Guardia Civil. A ellos se sumaron los parques de Bomberos de Nanclares de Oca, Vitoria y Miranda de Ebro, la Ertzaintza y la empresa que gestiona el túnel de Peña María.

Aunque estaba previsto que la operación comenzara a las once de la mañana, desde una hora antes ya se habían colocado operarios con banderas de emergencia, uno por kilómetro, al menos seis antes de llegar al túnel, que avisaban de incidencia en la carretera. Además, tanto la Guardia Civil, como la Policía autonómica vasca y el personal del Ministerio de Fomento regularon el tráfico para que no hubiera incidencias y para dejar despejada la zona por donde debían ir los vehículos de emergencias.

El comienzo de la operación se realizó con varios vehículos encabezando el tráfico y obligando a reducir la velocidad, mientras que los camiones se iban deteniendo a la derecha, formando en muy pocos minutos una larga fila de unos tres kilómetros. Los turismos fueron pasando, pero se detenían al llegar al túnel, donde supuestamente había un accidente que impedía el paso.

El jefe de guardia de Bomberos responsable del simulacro, Tomas Lacalle, relataba que uno de los objetivos era verificar el comportamiento de los servicios en medio del caos que se organiza en el caso de un accidente. En su opinión, “todo se desarrolló dentro de los parámetros normales”, actuando los servicios de Bomberos de Nanclares, que tardaron apenas cuatro minutos en llegar al lugar del suceso, y los de Miranda, que tardaron más, a causa de la mayor lejanía. A pesar del embotellamiento ocasionado por los turismos que colapsaban la entrada al túnel, los Bomberos lograron pasar usando los espacios de servicios que quedan entre las dos calzadas, por lo que la respuesta fue rápida.

Lo que sí se puso en evidencia y era más que visible desde la pasarela de La Puebla de Arganzón, donde se habían situado los técnicos de todos los operativos en servicio, es la impresionante densidad de tráfico que pasa todos los días por la autovía A-1. Según datos oficiales, son 20.000 vehículos diarios en cada sentido, en cada boca de túnel, de los que 15.000 son turismos y 5.000 transportes pesados. De hecho, la imagen más gráfica del simulacro era la cantidad de camiones que se fueron quedando parados a la derecha de la calzada en pocos minutos desde la boca del túnel y hasta un kilómetro antes del nudo de acceso a los pueblos del enclave de Trebiño. “Ésta es la muestra de la profesionalidad de los camioneros, que conocen perfectamente el procedimiento en caso de accidente y se quedan parados a la derecha de la calzada para facilitar el paso de las emergencias”, destacaba Lacalle.

Ayer, para tranquilidad de los usuarios de la A-1, se verificó la eficacia de la coordinación de los servicios de emergencias para llegar cuanto antes al lugar de un suceso, con el positivo aliciente de que se trataba solo de un simulacro que pocos minutos después de finalizar no dejó el más mínimo rastro de embotellamiento en ese tramo de la autovía.

una cifra

vehículos. La autovía A-1 registra un tráfico diario de 20.000 vehículos, de los que 5.000 son transportes pesados.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus