Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
familias y sindicatos se desmarcan

El pacto educativo, sin consenso pleno

El Consejo Escolar de Euskadi aprueba por mayoría el documento ‘Bases del Acuerdo por la Educación’, pero familias y sindicatos se desmarcan

Idoia Alonso - Jueves, 10 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Estudiantes de un instituto de Bilbao, en el aula.Foto: Oskar González

Estudiantes de un instituto de Bilbao, en el aula.Foto: Oskar González

Galería Noticia

Estudiantes de un instituto de Bilbao, en el aula.Foto: Oskar González

vitoria- Finalmente, el Pacto Educativo vasco no ha logrado un consenso. No obstante, el pleno del Consejo Escolar de Euskadi (CEE) aprobó ayer por mayoría (21 votos a favor y 9 en contra) el documento Bases para el Acuerdo en Educación que la consejera Cristina Uriarte remitió el 7 de marzo a este órgano consultivo integrado por todos los sectores de la enseñanza para mejorarlo con sus aportaciones. El dictamen valora “positivamente” el contenido del documento con un índice de excelencia del 75%. Sin embargo, el máximo órgano de representación de la escuela vasca considera que el texto elaborado por el Gabinete Uriarte no recoge aspectos “básicos” para cimentar la futura Ley Vasca de Educación como son la financiación, la euskaldunización, la planificación, el tratamiento de la religión y la propia arquitectura del sistema, es decir, el papel que desempeñarán la red pública y la concertada en ese nuevo paradigma educativo hacia el que se dirige la enseñanza vasca.

Es probable que en el plazo de 48 horas el dictamen incorpore varios votos particulares contrarios al documento de Educación, uno de la Confederación de Padres y Madres de la Escuela Pública Vasca (Ehige) y al menos otro redactado por CCOO y Steilas.

La presidenta del Consejo Escolar de Euskadi, Nélida Zaitegi, no pudo ocultar ayer su decepción por el resultado del proceso de participación de la comunidad escolar en torno a un texto que estaba llamado a ser un pacto de mínimos sobre el que construir el sistema educativo vasco de las próximas décadas. “El Consejo Escolar ha dedicado tiempo y trabajo por parte de sus miembros para tratar de llegar a un consenso que, finalmente, no ha sido posible”, afirmó Zaitegi.

No obstante, la presidenta del CEE dijo que “es muy de agradecer la participación y el trabajo realizado, las aportaciones que sin duda enriquecen el informe y hacen visible la pluralidad existente en el Consejo”. En definitiva, el Consejo Escolar ha dado una de cal y otra de arena al Departamento que, por un lado, se queda sin la deseable foto de unidad pero, por otro, cierra la socialización del Plan Heziberri cumpliendo su compromiso de escuchar la voz de todos los agentes educativos. Ahora es el turno de los grupos políticos del Parlamento Vasco.

Como era de prever a la luz de cómo se ha ido desarrollando todo este proceso, la posición de partida contraria al Plan Heziberri manifestada públicamente por agentes estratégicos de la escuela vasca (Ehige y sindicatos) ha sido un lastre insalvable para cerrar un acuerdo de mínimos. También ha ayudado a este final descafeinado la decisión del Departamento de excluir del debate cuestiones espinosas, pero que son capitales en la futura ley: euskera, financiación o qué se entiende por servicio público.

En sus conclusiones el propio Consejo pone el acento sobre la ausencia de estas materias tan sensibles. Y apunta además que aceptan el documento de Educación solo por “responsabilidad” y para “seguir avanzando en el proceso, en el que cada quien pueda seguir manteniendo sus propuestas en función de sus criterios y legítimos intereses”. En cierta manera, el Consejo reivindica en este dictamen preceptivo (no vinculante) desempeñar un papel clave en la siguiente fase del Plan Heziberri. No obstante, la hoja de ruta diseñada por Educación reserva ese protagonismo a la Cámara Vasca.

De cualquier manera, la votación de ayer evidencia la existencia de acuerdos esenciales sobre los cinco puntos planteados por el Gabinete Uriarte en el documento Bases para el acuerdo en Educación (modernización, convivencia, lenguas, evaluación y autonomía de centros). Todos los temas han logrado un nivel de aceptación de tres y cuatro puntos en una escala de cinco por parte de los miembros del CEE. El capítulo referido a las lenguas ha sido el peor valorado con un 3,7 de 5 y el mejor ha sido el de autonomía de centros, con un 4,1.

Las bambalinas del proceso También se han constituido tres comisiones de trabajo en las que se han incorporado aportaciones al texto original. Algunas son solo precisiones terminológicas y otras aportaciones de fondo para corregir ausencias significativas en el capítulo de convivencia. De hecho, el Consejo ha redactado todo un anexo que desarrolla tres aspectos que el texto de Educación no contempla y que, sin embargo, consideran “pilares fundamentales de la educación”: la convivencia positiva, la coeducación y la interculturalidad. El Consejo también plantea entre líneas sus dudas respecto a cómo y con qué recursos se contará llevar al aula los planteamientos del documento base. Esta votación también ha dejado ver las tripas de este debate trascendental para el futuro de la escuela vasca. Y se ha podido comprobar cómo opera la corriente contraria al Plan Heziberri que imposibilita cualquier consenso. Al término del pleno del CEE celebrado en Bilbao, Zaitegi mostró su sorpresa por el comportamiento de la asociación familias de la pública (Ehige) que ha presidido uno de los grupos y por los sindicatos presentes en la comisión permanente del CEE. Según Zaitegi, ELA “se ha negado desde el principio a participar en el proceso y no ha asistido a ninguna de las reuniones” y ayer tampoco acudió a la votación del pleno. Por su parte, Steilas y CCOO han participado “activamente y se han incorporado todas sus propuestas”, afirmó Zaitegi. Sin embargo, ambas centrales han votado en contra del dictamen y por tanto de sus propias aportaciones, pactando un voto particular.

LAB también ha participado en los grupos de trabajo y, aunque algunas de sus propuestas fueron incluidas, a última hora presentó 26 enmiendas. Según Zaitegi, “la mayor parte ya estaban incluidas en el documento previo o en el informe posterior y alguna correspondía a capítulos de fases posteriores, tal como se constató en la comisión permanente y se ha expuesto en el pleno”. Según su versión, las AMPA de la escuela pública, aunque desde el inicio hicieron explícita su voluntad de no aceptar el informe, han participado en los grupos de trabajo y en las comisiones permanentes. Además se han aceptado como temas importantes a tratar posteriormente aspectos como la financiación, planificación, estructura del sistema educativo que Ehige consideraban necesarios. Y pese a ello, las AMPA de la pública han votado en contra. El dictamen está ya en manos del Departamento de Educación.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus