Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
El desencuentro tensa las relaciones

Los sindicatos de la policía local exigen el cese del comisario jefe

Acusan a la jefatura de incumplir el acuerdo pactado para cerrar la crisis
El desencuentro tensa las relaciones, reencauzadas tras la huelga de celo con el pacto alcanzado en febrero

Axier Burdain Jorge Muñoz - Miércoles, 9 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

La Policía Local arrastra ya unos cuantos meses de relaciones laborales tensas, que llegaron a su momento más crítico con la huelga de celo que protagonizaron los agentes entre el 31 de octubre y el 27 de febrero y que concluyó con un acuerdo el pasado ma

La Policía Local arrastra ya unos cuantos meses de relaciones laborales tensas, que llegaron a su momento más crítico con la huelga de celo que protagonizaron los agentes entre el 31 de octubre y el 27 de febrero y que concluyó con un acuerdo el pasado marzo.

Galería Noticia

La Policía Local arrastra ya unos cuantos meses de relaciones laborales tensas, que llegaron a su momento más crítico con la huelga de celo que protagonizaron los agentes entre el 31 de octubre y el 27 de febrero y que concluyó con un acuerdo el pasado maJosé Antonio Vicho, comisario de la Polícia Municipal, de Vitoria, junto a Carlos Zapatero, durante el acto oficial de la celebración de los Ángeles Custodios.

vitoria- La crisis abierta en el seno de la Policía Local de Gasteiz, que se materializó en una intensa huelga de celo de cuatro meses de duración, no acaba de cerrarse. Pese al acuerdo alcanzado entre los responsables del Ayuntamiento y los sindicatos, las costuras del convenio suscrito no han tardado en tensarse debido, explican los sindicatos, a la interpretación que del mismo está realizando la jefatura y la tensión ha estallado de nuevo en Agirrelanda. Tanto es así, que el comité de trabajadores ha exigido a los coordinadores de los departamentos de Función Pública y Seguridad Ciudadana el cese inmediato del actual comisario jefe de la Policía Municipal, José Antonio Vicho, a quien acusan de actuar contra los intereses de la plantilla y de estar leyendo de forma interesada el documento que puso fin a la avalancha de multas. Una forma de entender el texto que, a su juicio, resulta totalmente sesgada y que evidencia su escaso interés negociador.

Los portavoces de los sindicatos que representan a los trabajadores de la Policía Local se sienten desengañados con el rumbo que han tomado los acontecimientos después de que, a finales del pasado febrero, se declarara el fin de la huelga y se anunciara la entrada en funcionamiento de un convenio. Un acuerdo que, consideraban, llevaría la paz social a la comisaría de Agirrelanda al tiempo que sentaría las bases de la conciliación de la vida laboral y familiar de los policías. El Ayuntamiento aceptó abonar un complemento a toda la plantilla y se comprometió a adoptar medidas encaminadas a mejorar las condiciones laborales de los agentes, fundamentalmente en los capítulos de permisos y de remuneraciones en aquellos días en los que es obligatorio acudir a servicios concretos. A cambio, la oleada de sanciones cesó y se relajó la negativa de la plantilla a sumarse a los refuerzos vinculados a la celebración de eventos especiales en la ciudad.

Sin embargo, parece que la frustración se ha vuelto a instalar entre los agentes en algo más de dos meses. Aseguran que la jefatura está incumpliendo el acuerdo de forma reiterada. La gota que ha colmado el vaso de su paciencia llegó durante las celebraciones de San Prudencio, cuando los sindicatos comunicaron a los policías que, si lo deseaban, podían apuntarse a los refuerzos necesarios para que los actos se desarrollaran de forma segura. Creían que existía la firme voluntad de regular por medio de normas la manera en la que se gestionan los refuerzos, pero la respuesta que recibieron por parte de la jefatura consistió, según aseguran, en rechazar todas las solicitudes de los agentes que habían pedido librar el día 6 de mayo para poder participar de los festejos con sus familias.

De forma paralela, las negociaciones que aún se seguían llevando a cabo en Agirrelanda para cerrar los “flecos” pendientes en materia de refuerzos, servicios mínimos y calendarios, saltaron por los aires. El comité de trabajadores afirma que fueron los responsables del cuerpo quienes rompieron el diálogo de forma unilateral.

Los sindicatos interpretan que la jefatura ha actuado con deslealtad a pesar de la buena fe demostrada por la plantilla. Por ello centran su descontento en la figura del comisario jefe, José Antonio Vicho. Le acusan de no haber mostrado en ningún momento del proceso voluntad negociadora, así como de haber sido incapaz de organizar y gestionar el servicio de Policía Local de forma adecuada. Por estas razones, exigen que sea destituido de forma inmediata. Consideran que con el comisario jefe fuera de la ecuación aún cabe margen de maniobra para reconducir la situación y buscar soluciones que rebajen el actual clima de crispación.

El ambiente laboral en comisaría ha ido enrareciéndose progresivamente después de lo sucedido con la celebración de San Prudencio hasta el punto de que durante el pasado fin de semana, con motivo de la organización del Maratón Martín Fiz, los agentes volvieron a las posiciones anteriores al fin de la huelga y se negaron a participar en el evento deportivo como refuerzos.

segunda etapa como comisarioEl regreso de José Antonio Vicho al puesto de comisario jefe de Agirrelanda se produjo hace dos años, después de que el PSE se hiciera con las riendas del Departamento de Seguridad Ciudadana y de que Carlos Zapatero ocupara la plaza de concejal del ramo. Jesús María Muro, director de Seguridad Ciudadana con dos responsables del PP durante la alcaldía de Javier Maroto y con otros dos del PNV bajo el gobierno de Gorka Urtaran, fue destituido y los socialistas le reemplazaron por la persona que hasta ese momento era el comisario jefe del cuerpo: José Antonio Anguiano. La decisión provocó una pequeña conmoción interna, ya que todos los candidatos sondeados por el PSE para ocupar el hueco que dejaba libre Anguiano rehusaron el ofrecimiento. Incluso Vicho, que ya fue comisario jefe durante la época en la que Patxi Lazcoz fue alcalde, rechazó la propuesta, pero finalmente acabó aceptándola y la estabilidad regresó a la jefatura.

Las esperanzas de que la paz social se asentara en el cuerpo después del difícil periodo de la huelga de celo podrían quedar tocadas apenas dos meses después, justo el plazo que se habían dado los sindicatos para negociar pausadamente con la jefatura todos los asuntos que no se habían plasmado en el acuerdo suscrito con el Ayuntamiento. El gabinete Urtaran aceptó mejorar en una media de 1.080 euros los ingresos anuales de toda la plantilla y el 70% de los agentes apoyó el acuerdo. A partir de ese momento, se abrió un periodo para sellar un segundo acuerdo, éste sobre los servicios mínimos. Servicios que, según señalaban algunos policías, eran “muy mínimos”, sobre todo por la noche. Tanto es así que en la noche del viernes al sábado no se pudieron tramitar denuncias en Agirrelanda por falta de agentes.

Crisis. Dos meses después de que los agentes aceptaran el acuerdo del Ayuntamiento y pusieran fin a la huelga, la crisis regresa a la Policía Local.

Incumplimiento. El motivo de la crispación es, según el comité de trabajadores, el incumplimiento del pacto por parte de la jefatura de Agirrelanda.

Cese. Los sindicatos aseguran que el máximo responsable de la actual situación es el comisario jefe, José Antonio Vicho, por lo que han exigido su cese al Ayuntamiento de Vitoria.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus