Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
Kike Sebastián vencedor de la maratón martín fiz

“Me hacía falta volver a ganar una carrera importante”

Con 43 años y cuatro después de su primera victoria en esta prueba, el vitoriano Kike Sebastián conquistó el domingo el Maratón Martín Fiz 2018.

Txema Sierra Jorge Muñoz - Martes, 8 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Kike Sebastián celebra por todo lo alto su victoria en el Maratón Martín Fiz.

Kike Sebastián celebra por todo lo alto su victoria en el Maratón Martín Fiz.

Galería Noticia

Kike Sebastián celebra por todo lo alto su victoria en el Maratón Martín Fiz.

vitoria- Lo hizo dominando la prueba con claridad tras liderar la misma junto a Marc Hurtado hasta poco más del kilómetro 30 y marchándose después para completar el resto del recorrido en solitario hasta cruzar la línea de meta con una cómoda ventaja que le permitió disfrutar del reconocimiento de los presentes en la línea de meta. Pese a su amplia experiencia y su amplia nómina de triunfos, este segundo Maratón Martín Fiz en su expediente tiene un sabor muy especial para el atleta alavés, que ha atravesado un pequeño calvario durante los últimos meses como consecuencia de diferentes problemas físicos. Una rotura de fibras en el aductor mayor a la que se unió un esguince cervical como consecuencia de un accidente automovilístico sufrido cuando comenzaba a poder entrenar de nuevo le obligaron a un amplio periodo de reposo y esa inesperada pausa alteró peligrosamente su puesta a punto. Sin embargo, Kike Sebastián no es de los que tiran fácilmente la toalla y, tras certificar una victoria “que me hacía falta”, ayer disfrutaba con más calma de la recompensa de haber cumplido con el objetivo que se había propuesto. “Te das más cuenta de lo que has conseguido al día siguiente que en el momento. Me he pasado media noche corriendo el maratón otra vez, que es lo que nos suele pasar. Empiezas a darle vueltas y te acuerdas de quién estaba en aquel cruce, recuerdas cosas que en carrera no has visto y las vuelves a revivir sin darte cuenta”.

Ha pasado por momentos difíciles antes de esta victoria.

-He estado casi cinco meses parado y hasta que vuelves a tener sensaciones buenas cuesta mucho. Me rompí en febrero del año pasado en el Campeonato de España de Maratón, estuve dos o tres meses para recuperarme y después tuve la mala suerte de que, cuando empezaba a entrenar otra vez, me pegó un coche en un semáforo por detrás y tuve un esguince cervical que me tuvo parado otros dos o tres meses. No levantaba cabeza y ya empezaba a pensar qué pasaba. Te paras cinco meses, todo se queda flojo y hasta que te vuelves a poner otra vez un poco y el cuerpo reacciona cuesta mucho. Pero la verdad es que estas tres últimas semanas ya me estaba empezando a encontrar otra vez bastante bien, los entrenos salían y pensaba que no estaba mal.

¿Eso le hizo afrontar la carrera con optimismo?

-La verdad es que ha sido de las veces que menos nervioso me he puesto antes de competir. Los días anteriores estaba bastante tranquilo y seguro de que lo iba a hacer bien. Con la gente que corría y tal yo sabía que iba a estar en la pelea y tenía una cosita dentro que pensaba que me la podía llevar. Y en el momento que abrimos hueco Marc y yo ya sabía que era primero o segundo, lo que ya estaba bien, aunque claro yo solo pensaba en primero.

¿Cómo fue la carrera?

-La verdad es que de salida intenté buscar un grupito, vi que había un chico que tiraba de otro para la Media, les pregunté, me dijeron que iban a seguir a ese ritmo y pensé que me podía acoplar con ellos. Marc salió un poquito más tranquilo pero en el kilómetro tres o cuatro me cogió y nos metimos juntos ahí hasta que se separaron las carreras y nos quedamos mano a mano. Yo intentaba meterle un poquito de ritmo en los giros y en las cuestas pero tampoco iba muy sobrado, porque el final de esta carrera es muy duro y no tenía muy claro cómo podía acabar. Al final en las dos subidas duras que hay en el 30 vi que le costaba y me lancé como si se acabara el maratón en tres kilómetros. Ahí él explotó, le pude sacar unos treinta segundos rápido, tiró la cuchara y traté de llegar a meta lo mejor posible.

¿A partir de ahí fue un momento para disfrutar?

-No, no, no, qué va, me costó mucho. Además en el maratón llegas y la última recta es muy bonita pero es tal el sufrimiento que llevas que no llegas a disfrutar igual que en una carrera más corta. Eres más consciente de todo al día siguiente. Además los últimos cuatro kilómetros me costaron mucho porque yo quería ir alegre pero en cuanto apretaba un poco se me enganchaban los isquios y estaba medio acalambrado. Así que no las tuve todas conmigo en ningún momento.

¿Qué se le pasa por la cabeza en la recta de meta?

-Estaba en una nube. Es un cúmulo de emociones de muchas cosas y de toda la gente que me había animado los meses anteriores y que ves que te está apoyando y te quiere. Eso es algo que me llena de orgullo. Además era el día de la madre, con todo lo que supone el recuerdo de la mía y toda la gente que falta. Hay personas fuera que son las que te empujan cuando estás jodido y es para las que van estos buenos momentos, claro. Y sobre todo mi pareja, que es la que me sufre día a día y está siempre a mi lado. Ya en el kilómetro 34 o así la vi y estaba llorando así que cuando llegué no sabía si se habría deshidratado y todo... A mí no me lo demuestra pero yo sé y está claro que la tensión que ha padecido ella es mucha. Verme ahí sufriendo y sufriendo y que no terminaba de entrar en las carreras ha sido muy duro para ella también.

¿Es de las victorias más especiales de su trayectoria?

-No sé qué decir, la verdad. El maratón es complicado disfrutarlo por todo lo que se sufre pero sí que es una victoria muy especial para mí claro. Con la edad que tengo volver a ganar una prueba importante es muy satisfactorio. Ahora ya estoy tranquilo. Voy a seguir corriendo, estando ahí, pero me hacía falta volver a ganar una carrera para mí importante.

Si la compara con la victoria de 2014, ¿con cuál se queda?

-Fíjate que la que más ilusión me hizo fue la de mi debut en 2013, aunque no gané. Pero me salió un marcón y fue muy, muy especial. Y en cuanto a victorias me quedo con la primera Media Maratón, que también fue muy importante. A medida que vas ganando cosas pienso que le vas dando menos valor. Creo que también es porque soy demasiado exigente conmigo mismo. Si gano pienso que es lo que tenía que hacer, que he cumplido y, si no, me mosqueo bastante porque tengo la sensación de haber fallado.

En estos últimos años complicados, ¿ha llegado a pensar en tirar la toalla en algún momento?

-Cuando te lesionas es verdad que la cabeza da muchas vueltas pero al final para mí correr me sirve de válvula de escape, no supone el sacrificio que le puede parecer a alguien que no hace deporte. El día que no sea competitivo no sé si seguiré corriendo pero sabiendo que podía volver a serlo, porque aunque me costaba mucho recuperar tenía días que andaba muy bien, no pensé nunca en dejarlo. Sabía que tenía el punto para poder seguir estando en la pelea y eso me hacía seguir. Me gusta sufrir corriendo y tengo un carácter competitivo que es lo que me empuja siempre a seguir.

¿Este proceso le ha servido para tener un poco más de paciencia?

-Es complicado, porque soy impaciente por naturaleza y mi carácter es de sangre muy caliente para competir. Puedo estar pensando mil estrategias que empieza la carrera, me plantan batalla y entro al trapo a tope. Porque me gusta, me gusta el cuerpo a cuerpo. Eso es lo que me llena.

¿Cómo se plantea el futuro?

-La verdad es que todavía no estoy a tope y me gustaría seguir afinando un poco pero por ahora voy a recuperarme y después ver lo que va saliendo para poder competir más porque hasta ahora me había estado reservando un poquito para el objetivo claro que tenía que era el Maratón de Vitoria.

las claves

“Ha sido de las veces que menos nervioso me he puesto antes de competir, tenía una cosita dentro que pensaba que me lo podía llevar”

“Es una victoria especial para mí pero la carrera que más ilusión me hizo fue la edición del año 2013, aunque no gané”

“He estado cinco meses parado por una lesión y un accidente de tráfico y la cabeza empieza a darle muchas vueltas a todo”

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

Más sobre ¡Qué mundo!

ir a ¡Qué mundo! »

  • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
  • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

  • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus