Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava

Asoman viejos fantasmas

Pedro Martínez necesita coser nuevamente al plantel y recolocar los cimientos defensivos para no repetir el desplome de años anteriores tras la eliminación continental

Oscar San Martín Área 11 - Sábado, 5 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:05h

Matt Janning y Pedro Martínez se retiran con el rostro muy serio al vestuario tras consumarse la derrota del jueves en Madrid.

Matt Janning y Pedro Martínez se retiran con el rostro muy serio al vestuario tras consumarse la derrota del jueves en Madrid.

Galería Noticia

Matt Janning y Pedro Martínez se retiran con el rostro muy serio al vestuario tras consumarse la derrota del jueves en Madrid.

vitoria- Únicamente el transcurrir de las jornadas determinará hasta cuándo dura la resaca de la eliminación continental y si la dura cornada encajada ante el Real Madrid fue un simple accidente o el síntoma de que la aguja del combustible empieza a aproximarse peligrosamente a la reserva. No obstante, la percepción de estar ante un posible déjà vu a la vista de lo sucedido las dos últimas campañas vuelve a instalarse para desánimo de los fieles. Con el segundo lugar de la ACB todavía a su alcance, al Baskonia le quedan tres semanas por delante para intentar rearmarse física y anímicamente en busca de un óptimo punto de forma que le permita protagonizar un destacado papel en las series finales por el título, cuyo inicio tendrá lugar el 27 ó el 28 de este mes.

Con independencia de la ubicación al término de la fase regular y la hoja de ruta para tratar de conducir la cuarta corona liguera a las vitrinas del Buesa Arena, Pedro Martínez necesita coser nuevamente a un equipo que no puede haber perdido en tan solo una semana todo el crédito acumulado durante tantos meses de incansable esfuerzo y baloncesto de altos vuelos. Durante la fructífera etapa del preparador catalán en Vitoria siempre ha existido algo meridianamente claro en el ambiente como la constatación de que el Kirolbet era, por encima de todo, un grupo estable, firme y reconocible en el que todos remaban en la misma dirección. Sin embargo, las últimas actuaciones han dejado un regusto de lo más amargo por la pérdida de esas célebres señas de identidad.

La memoria suele ser traicionera en estos casos. Y es que la inapelable derrota en el WiZink Center ante un Real Madrid huérfano de tres de sus mejores jugadores (Campazzo, Doncic y Randolph), aderezada de ciertas gotas de desidia y un nivel de energía a ras de suelo desde el salto inicial, evoca de forma irremediable los negros pasajes vividos durante las dos últimas temporadas.

malos precedentesSi bien todavía no hay indicios claros de que la trayectoria del actual Kirolbet vaya a tener algún tipo de paralelismo con el pasado, ya asoman viejos fantasmas que convendría erradicar cuanto antes coincidiendo con un tramo del calendario ciertamente benigno (Betis Energía Plus, Bilbao Basket, San Pablo Burgos y Obradoiro). En la retina de los seguidores azulgranas todavía escuecen de lo lindo los progresivos desplomes del equipo una vez acabó su andadura en la Euroliga.

En la campaña 2015-16, con el ambiente algo enrarecido después de que Velimir Perasovic tuviese cerrado un acuerdo con el Anadolu Efes y Josean Querejeta conociese con antelación su prematuro adiós del banquillo en verano, el Baskonia perdió la pujanza acreditada con anterioridad a raíz de acabar en último lugar la Final Four de Berlín. En el play off liguero, dejó en la cuneta con muchos apuros en la primera eliminatoria al Gran Canaria (2-1), pero sucumbió con claridad ante el Barcelona (1-3) tras forzar un cuarto partido de forma milagrosa gracias a una canasta de Bourousis.

En el ejercicio 2016-17, la inercia también fue negativa después de que el CSKA se interpusiera en el sueño azulgrana de tomar parte por segundo año consecutivo en la gran fiesta del baloncesto continental en Estambul. Tras estar a punto de alcanzar el cielo, la vuelta a la ACB se le indigestó sobremanera a un Baskonia que, de nuevo falto de frescura, vio cómo el Gran Canaria le indultaba en cuartos de final tras un triple errado por Kyle Kuric sobre la bocina en el tercer partido de la serie. A renglón seguido, el Valencia Basket le arrebataba a las primeras de cambio la ventaja del factor pista en semifinales para luego rematarle sin contemplaciones en la caldera de la Fuente de San Luis.

desgaste acumuladoEl actual Kirolbet deberá luchar ahora contra esos fantasmas en una recta final de temporada donde emerge una buena oportunidad para acabar con la travesía por el desierto en cuanto a apariciones en finales se refiere. Para ello, Pedro Martínez necesita urgentemente volver a impregnar en el vestuario la cultura del esfuerzo y recolocar unos sólidos cimientos defensivos.

Si algo hizo prácticamente invulnerable a la tropa azulgrana en el mágico mes de marzo fue, ante todo, una constancia espectacular en el derroche físico y la entrega atrás. A ello se sumó un baloncesto de alta escuela en el que el primer mandamiento siempre residía en una buena circulación de balón con el fin de propiciar tiros liberados, la fuerza del colectivo siempre predominaba sobre los egos individuales y todos los jugadores aportaban su granito de arena con un equitativo reparto de minutos.

Ese sobresaliente pico de forma era imposible de mantenerse durante mucho tiempo y, por tanto, ahora toca volver a coger carrerilla para recuperar las buenas sensaciones. El bajón de la última semana también se explica desde el cansancio físico y mental generado por las ásperas batallas ante el Fenerbahce o la sensible baja de Jayson Granger. Pese al crecimiento de Luca Vildoza, la pérdida de una rotación importante en el puesto de base-escolta se está dejando sentir. Por último, tres de los jugadores con mayores gotas de calidad en manos de Pedro Martínez (Beaubois, Timma y Shengelia) tampoco viven un momento de confianza ante el aro rival.

datos

Cansancio a cuestas. Tras alcanzar su pico más alto de forma durante el mes de marzo, el Kirolbet no se ha mostrado tan consistente ni estable en abril con un total de seis derrotas: tres ante el Fenerbahce y una ante Efes, Valencia Basket y Real Madrid. El desgaste físico y mental de la eliminatoria de cuartos ante los turcos ha sido acusado sobremanera esta semana.

Lesiones y bajas formas. El esguince de tobillo de Granger está lastrando al Baskonia al frente del timón pese al crecimiento de Vildoza. Referentes de Pedro Martínez como Beaubois o Shengelia muestran altibajos. También ha desaparecido la pujanza en el puesto de ‘tres’ con la escasa mordiente de un decepcionante Timma y los problemas de Garino en el dedo de una mano.

Pérdida de dureza. La defensa vitoriana no está siendo en los últimos tiempos todo lo contundente que desearía el entrenador catalán. Fenerbahce, Murcia y Real Madrid han aprovechado al máximo la debilidad azulgrana en este apartado del juego.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus