Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava

Hurrengo geltokia: liga ACB

Jueves, 3 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Pedro Martínez pide cabeza a sus jugadores en un partido de la pasada Euroliga.

Pedro Martínez pide cabeza a sus jugadores en un partido de la pasada Euroliga. (Foto: Euroliga)

Galería Noticia

Pedro Martínez pide cabeza a sus jugadores en un partido de la pasada Euroliga.

Altuna, Ezkurdia y Elezkano, semifinalistas del mano a mano.

Y junto

a ellos, el ‘viejo’ de Goizueta…

El Depor, tercer invitado a la quema del descenso. Seedorf llegó para arreglar la cosa y la cosa se lo

La Euroliga es historia. Fue bello mientras duró. Google maps había encaminado al Baskonia a un callejón con salida obtusa. Destino: Fenerbahce. Dirección prohibida. Un muro como el previsto por el Pato Donald Trump y erigido por el gran Zeljko Obradovic. Misión muy complicada a priori y misión casi imposible a la postre. Mecagüen los fenerbahcianos. No por menos esperado, el resultado final ha supuesto una decepción. Y es que las derrotas siempre deben suponer una decepción. Enorme, media o mínima, pero siempre decepción. La decepción baskonista por la eliminación ante el vigente campeón debe resultar pasajera, como una descomposición o un dolor gastroduodenal. Un inicio de la liguilla desastroso -en la era Prigioni- dio paso a otros 26 choques mayoritariamente notables con una clasificación de mucho mérito. De nuevo entre los 8 mejores de Europa, por encima de oponentes poderosos como Maccabi, Barcelona, Unicaja o Valencia. Entre los 8 mejores de Europa… Se dice pronto… Conviene recordarlo de vez en cuando, porque el jamón de bodega nunca debe confundirse con el jamón serrano. Equipo reconocible, compacto, coral y solidario en muchas ocasiones, brillante en una fase regular de muy alto nivel. Clasificación y eliminatoria ante el campeón. Todo por ganar, poco que perder. Primeros dos choques en Estambul con rendimiento creciente. Derrotas con la cabeza bien alta, con coraje como label de denominación de origen. Enfrente, todo un equipazo de grandes jugadores, sin fisuras, de los que te aprendes de tanto sufrirlos. Wanamaker, Nunnally, Sloukas, Melli, Vesely, Datome, Guduric… Como si los conociéramos desde pequeñitos. Regreso al Buesa y partido de lujo. Brillante victoria, preludio de la vuelta a la realidad con un segundo cuarto del cuarto partido con efecto demoledor. Sólo faltó que Lamonica nos tuviera un poquito más de respeto. ¡Jubilación ya! El baloncesto sigue siendo así. En las otras tres eliminatorias, mucho mambo… y del bueno. Lo mejor de lo mejor, en un país poco más grande que Euskadi que vive por y para el baloncesto. Kaunas, con algo más de 300.000 habitantes y 14.400 espectadores de media en su cancha, vibró con su Zalgiris y el mago Jasikevicius. A este paso le nombrarán presidente de la República. Repaso a un Olympiacos caduco gracias a una tropa proletaria con Davies, Pangos, Jankunas, Micic, Kavaliauskas, Toupane o Milaknis como principales valedores. Chapeau para un equipo, un técnico, una afición y un país que hace del balón y la canasta la mejor de las religiones. Mayor equilibrio el vivido en Moscú, con el Khimki y el CSKA enemistados en cuatro choques titánicos. Shved, acostumbrado a tirarse hasta las zapatillas, embocó en el cuarto duelo ocho triples de 12 intentos. Pese a ello, el gran hacer del Chacho Rodríguez, bien secundado por Clyburn, Hunter o subalternos con apellidos de la KGB -Antonov, Vorontsevich, Kurbanov o Khryapa- les facilitó in extremis el pase a la Final Four. Eso sí, si no recuperan a De Colo… En contraste con lo vivido en Kaunas, 7.000 espectadores de media en los cuatro encuentros en una megaurbe como Moscú. Y en la eliminatoria entre el Real Madrid y el Panathinaikos de Mike James, más chispa de la vida. La vuelta de Llull y sus mandarinas propició el tercer y definitivo triunfo para los merengues. Enfrente, enésimo fracaso para Xavi Pascual. Por encima de él, su amo, el presidente Dimitris Giannakopoulos. Sancionado con 12 meses sin poder entrar en pabellones de Euroliga y Eurocup, ha anunciado que su equipo vuelve a la FIBA. Bueno, lo ha dicho con palabras más gruesas, como las que soltó hace tres años contra Spanoulis. “Te mataré a ti y a tu familia, me follaré a tu madre. Mandaré a tu esposa y a tus hijos a la tumba. Jodido bastardo. Me follaré a tu madre”. Supongo que estos despropósitos sonarán igual de bárbaros en griego que en castellano… Y aún anda suelto por el mundo. Que construya un rap en España y ya verá cómo va a la cárcel. Malditos roedores…

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus