Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
Editorial

Reflexiones de un 1 de Mayo

Más allá de acreditar que la capacidad de movilización de los sindicatos vascos goza de buena salud, los retos socioeconómicos demandan de ellos la cintura para rescatar canales de diálogo ahora rotos

Miércoles, 2 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

La liturgia del 1 de Mayo corre riesgo de reducirse a un acto de cohesión y autoafirmación de las direcciones de los sindicatos con sus delegados. No sería bueno que así fuera porque de la pugna dialéctica entre los agentes sociales siempre han surgido dinámicas que han incidido en las relaciones socioeconómicas. Este año la fiesta ha contado con elementos de actualidad que no podían quedar al margen de la reivindicación. Tanto las movilizaciones del pasado 8 de Marzo como la reciente polémica sobre la sentencia a La Manada hacían de la reclamación de la igualdad laboral y la denuncia de la violencia contra las mujeres un componente obligado. Igualmente, las movilizaciones de los pensionistas han logrado introducir su caso en las agendas sindicales. No es que en el pasado ambas circunstancias no hubieran estado en ellas pero sí que la prioridad del discurso ha estado en la reforma laboral y el pulso con las organizaciones empresariales. Tanto en la acción de las mujeres contra la brecha salarial y el techo de cristal en su desarrollo profesional como en la de los pensionistas, los sindicatos se encontraron desbordados por iniciativas ajenas y, a veces, críticas con ellos. El día de ayer permitió a todos ellos visibilizarse con esos emblemas. Persiste la debilidad fruto de la división. La disparidad de criterios y estrategias ha jugado en contra de su efectividad. Hoy nadie espera que, en Euskadi, ELA, LAB, CCOO y UGT unifiquen posturas sobre la estrategia a seguir. La política de confrontación de ELA, con los empresarios y, sobre todo, con el Gobierno Vasco, le ha convertido en alter ego del Ejecutivo y ha hecho de la negación del diálogo una táctica de difícil comprensión. LAB ha hecho seña de la supeditación ideológica del debate socioeconómico a la construcción nacional. CCOO y UGT, que ayer volvieron a desfilar juntos, son deudores de las líneas estratégicas de sus direcciones en España. Entre tanto, más allá de los emblemas y la voluntad que puedan atesorar, el diálogo social está enquistado;la prioridad de los convenios vascos, en cuestión sobre todo porque no se firman;la igualdad de género y los derechos de los jubilados serán de difícil defensa si no se apuesta por habilitar canales de diálogo con los representantes políticos de la ciudadanía. Se puede ser críticos con las iniciativas de estos, pero no negarse a acompañarles y reconocer los pasos que se dan en la dirección correcta. Jugar al todo o nada no siempre permite avanzar

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus