Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
Andoni Ortuzar presidente del euzkadi buru batzar del pnv

“Si son los catalanes los que deciden ir a elecciones, me dará ocasión para repensar la decisión de las Cuentas”

Una entrevista de Míriam Vázquez Fotografía Borja Guerrero - Domingo, 29 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:05h

Galería Noticia

las claves

bilbao- El PNV dijo que no negociaría mientras estuviera vigente el artículo 155 en Catalunya. ¿Qué pasó en las últimas horas para que accediera a reunirse con Mariano Rajoy en la Moncloa y a presentar unas condiciones previas a las Cuentas?

-Si queremos utilizar nuestra influencia para desactivar el 155, con quien nos tenemos que reunir es con el Gobierno español. Yo tenía que testar cómo estaba. En esa coyuntura política, lo mejor era ir a la fuente, a Rajoy. No fui a negociar. Fui a hacerle un planteamiento político de cómo vemos las cosas. Nosotros teníamos intención de utilizar nuestra posición privilegiada para intentar mover piezas. No impidiendo la tramitación de los Presupuestos, damos tiempo a la política porque, si el jueves se hubieran devuelto las Cuentas, ni en Madrid ni en Catalunya se hubiera podido hacer nada en los próximos seis meses. Hubiera supuesto elecciones generales en otoño y, con toda seguridad, Catalunya se iba a ver abocada a elecciones el 15 de julio. Solo favorecería a Ciudadanos. Ese diagnóstico lo compartíamos con los partidos catalanes. A ellos les interesaba una política española lo menos convulsa posible para tomar sus decisiones libremente. Lo segundo que podíamos conseguir era un cambio de actitud de Rajoy.

¿Y qué sucedió?

-Cuando vi que ese cambio de opinión podía cristalizar y él aceptaba hacerlo público, vi que había opciones de poder hablar. A partir de ahí, le dije que con las pensiones actuales el PNV era incompatible con esos Presupuestos y que, para contar con el PNV en un futurible, debía despejar eso. Le trasladé a Rajoy: “Yo no pongo la enmienda a la totalidad pero, si con mi decisión se te abre una espita de negociación, que sepas que el PNV va a tener esta posición en las enmiendas parciales, para que luego no te caiga el Presupuesto en un mes”. Es cuando él se sorprende y esto desemboca en lo que hemos conocido. Pero no hemos negociado y veremos lo que hacemos el 23 y 24 de mayo.

Pero, con esa apuesta general del PNV por evitar elecciones porque complicaría la solución en Catalunya, ¿no se apunta ya que su opción preferida es que los Presupuestos salgan adelante?

-No, no, no. A los Presupuestos les hemos metido una condiciónsine qua nonque son las pensiones. Parece que ahora todo el mundo está encantado con eso. Si están encantados, que lo voten cuando llegue el momento. No adelantemos acontecimientos. De aquí al 22 de mayo (fecha límite para la investidura catalana) tienen que pasar unas cosas, y otras no tienen que pasar.

¿Qué no tiene que pasar?

-No tienen que ponerse obstáculos a que los partidos catalanes puedan elegir un president con garantías y que se pueda conformar un Govern con garantías. No tiene que pasar que, si eso sucede, alguien tenga la tentación de mantener en parte o totalmente el 155 vigente. Eso está en manos de Rajoy. Luego hay otros agentes incontrolados como el tema judicial, que nosotros no lo mezclamos, pero sí que hay un ámbito que el Gobierno central y el PP tienen que respetar, y eso lo hemos conseguido. El propio Rajoy el otro día en una declaración bastante clara decía que quiere un Govern cuanto antes, que eso acabaría con el 155, que abriría una nueva etapa y que iba a haber diálogo.

¿Fue una declaración pactada con el PNV?

-Hablada, sí. Él lo puso en sus palabras, pero los elementos son los que habíamos hablado.

Si no hubiera un Govern porque los partidos catalanes decidieran ir a elecciones, ¿eso ya no sería culpa del Estado y el PNV podría aprobar los Presupuestos?

-Claro, eso es lo que tendremos que valorar. Nosotros queremos que desaparezca el 155. Para que desaparezca, se tienen que dar una serie de pasos. Veremos quién los da, quién nos acerca a la desaparición del 155, y qué decisiones no. Si ya son los catalanes los que deciden que a ellos les convienen más las elecciones, yo lo respetaré profundamente, pero me dará ocasión para repensar mi decisión.

¿El PNV se está impacientando por que los partidos catalanes no acaban de pactar un Govern?

-No, no. La situación en la que están es difícil, y es lógico que tengan un ámbito propio de discusión y que cada uno lo vea de distintas maneras. Si estuviéramos en su situación, optaríamos sin duda por constituir cuanto antes un Govern para el final del 155. Pero entendemos y respetamos lo que están haciendo. No somos quién para impacientarnos. Bastante les está cayendo como para que les metamos prisa.

¿Un Govern de Puigdemont sería un Govern efectivo?

-Bueno, si él fuera electo... Lo que pasa es que, a la vista del posicionamiento del Tribunal Constitucional y del Consell de Garanties catalán, que es una institución catalana que no ha sido afectada por el 155, no parece que vean viable esa solución. En política, hay que saber convivir entre las legitimidades y las realidades. Puigdemont ganó las elecciones y, en condiciones normales, merecería ser presidente pero, con el precedente de Artur Mas en la memoria, ahora le toca a él gestionar esa situación como la gestionó Mas.

El PDeCAT valoró de manera positiva el acuerdo de las pensiones, pero no quiso entrar en la estrategia del PNV. ¿Cómo lo interpreta?

-Estamos en contacto con el PDeCAT todos los días. Con ERC un poco menos, pero el contacto también es frecuente. No podemos no ser cercanos a la dureza de su relación con Rajoy en este momento. Ellos no pueden avalar públicamente esto, pero les conviene esta decisión y, antes de tomarla, lo hemos consultado con ellos.

¿Con quién? ¿Con Marta Pascal, con Puigdemont...?

-No, con el PDeCAT, y también con ERC. Tenemos relación con los partidos. JxCat es una marca electoral para un momento.

Tras el acuerdo sobre las pensiones, ¿al PNV no le resulta ya muy difícil echarse atrás y tumbar las Cuentas porque se perdería todo lo conseguido?

-De aquí al 24 de mayo, veremos lo que pasa. También sería difícil para otros que lo han valorado tan positivamente y votaron el 155.

¿Se refiere al PSOE? ¿Tiene algún indicio de que vaya a cambiar de posición en las Cuentas?

-No, no tengo ningún indicio pero, ¿por qué no? Sé que al PSOE le gustan estas medidas, otra cosa es que legítimamente haga crítica al PP.

Las enmiendas parciales van a pasar ahora a la comisión del Congreso. ¿Qué es lo que va a suceder cuando el PP llame al PNV? ¿Van a negociar?

-Las enmiendas el Gobierno las acepta o no. Lo que hemos metido es pura estructura presupuestaria. El gran tema eran las pensiones. Ahora lo que viene son temas de efecto sectorial, no hay una carga política que exija negociación. Consiste en decir: el intercambiador de Riberas de Loiola que cuesta equis, ¿lo acepto o no lo acepto?

¿Le sorprende que la izquierda vasca (EH Bildu, Elkarrekin Podemos y los sindicatos abertzales) hayan sido los más críticos con el acuerdo de las pensiones que, sin embargo, ha sido bien valorado por la izquierda estatal?

-El problema es que les ha pillado a contrapié. Este acuerdo, objetivamente, es bueno, pero ni la izquierda abertzale ni Podemos pueden darle ese triunfo político al PNV y, además, estaban intentando maniobrar en ese movimiento de pensionistas porque es muy goloso políticamente. Por eso no quieren que ese globo se pinche. Es muy difícil que lo reconozcan porque se les puede desinflar un ámbito en el que ellos querían generar tensión en la calle.

¿Por qué no ha incluido las transferencias? Parece difícil imaginar un momento más favorable que la negociación presupuestaria para presionar a Rajoy.

-Los Presupuestos son para Presupuestos, no para transferencias. Llevamos unos cuantos años estableciendo una línea muy nítida de qué le corresponde hacer al PNV, y qué al Gobierno Vasco. Además, el Gobierno es de coalición, con lo cual hay dos partidos, y eso hay que respetarlo muy bien.

¿Tiene algo que ver con que C’s pudiera haber achicado el margen negociador?

-Que no. No era nuestra estrategia y, si algo exige una transferencia, son largas negociaciones, y no queda tiempo. Dicho esto, C’s ha intentado embarrar el campo y le ha salido muy mal. Querían poner sobre la mesa temas muy delicados, como la caja únicay los presos, para que no hubiera Presupuestos. Han intentado boicotear cualquier posible acercamiento del PP al PNV. Hemos visto la jugada y hemos sabido maniobrar para que C’s se quede descolocado. C’s es el gran perdedor.

¿Para Euskadi es mejor un Rajoy necesitado que un Gobierno de Ciudadanos?

-Un Gobierno de C’s es lo peor que le puede pasar a Euskadi, sin valorar cualquier otra alternativa.

El acuerdo de las pensiones es plurianual. ¿Insinúa que va a haber una senda de entendimiento para próximos ejercicios?

-Al contrario. Lo que hemos hecho es amarrar el acuerdo desde el Presupuesto de este año. Ante la posibilidad de que el año que viene haya prórroga, desde el Presupuesto de este año metemos en la prórroga la atención a las pensiones. Garantizamos dos años desde estas Cuentas.

En la conversación con Rajoy, ¿estuvo la política penitenciaria?

-No.

¿Por qué?

-Porque no tocaba.

¿El PNV va a plantear que se den pasos tras la disolución de ETA?

-Y antes. Eso siempre. Pero el momento actual son los Presupuestos. Además, si no, estaríamos negociando y no hemos negociado. Yo no me he pasado un papel con Rajoy. Es más, fui sin papeles a la Moncloa.

¿Ve una disposición en el PP a poner fin al alejamiento? Hay declaraciones contradictorias. Sémper insinuó que sí.

-Pero le callaron la boca enseguida. Sémper, a veces, por un exceso de notoriedad, hace un flaco favor a su partido y en general, porque habla de lo que no sabe. El efecto que tienen sus declaraciones es el contrario del que busca. El PP en este momento, públicamente, no puede abrirse otro frente más. ¿Qué estará pensando íntimamente? Creo que es consciente de que en algún momento va a tener que abordarlo. Recuerdo las palabras del anterior ministro del Interior, Fernández Díaz, que dijo: “cuando desaparezca la organización terrorista, podremos hablar porque los terroristas serán presos individuales”. Espero que esa reflexión se mantenga viva.

“Si se hubieran devuelto las Cuentas, hubiera supuesto elecciones, y a los catalanes les interesaba una política española poco convulsa”

“La izquierda abertzale y Podemos estaban intentando maniobrar en el movimiento pensionista, por eso no admiten que el acuerdo es bueno”

“¿Si nuestra opción favorita es aprobar las Cuentas? No nos adelantemos. Si tanto gusta la subida de pensiones, que otros la voten en mayo”

“Hay cosas que no tienen que pasar para que demos el sí. No tiene que haber obstáculos a un president con garantías, ni alargarse el 155 si hay Govern”

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

Más sobre ¡Qué mundo!

ir a ¡Qué mundo! »

  • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
  • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

  • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus