Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
Isidre Esteve Piloto del Repsol Rally Team

“No creo que fuera más rápido si pudiera conducir con los pies”

Isidre Esteve (Oliana, Lleida;1975), 21º en el último Dakar, vive con la filosofía de perseguir incansable sus sueños y ningún problema le detiene, ni una paraplejia.

Una entrevista de Jokin Victoria de Lecea Fotografía de José Mari Martínez - Viernes, 30 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Isidre Esteve. Fotografía de José Mari Martínez

Isidre Esteve. Fotografía de José Mari Martínez

Galería Noticia

Isidre Esteve. Fotografía de José Mari Martínez

LEIOA- En el marco de una inspiradora charla ofrecida en el Colegio Irlandesas y de la mano de la Fundación MGS, el piloto cuenta a DNA su loable historia de superación personal.

‘Cómo ganar la carrera de tus sueños’. ¿Por qué este lema?

-Lo que pretendemos es trasmitir a los más jóvenes nuestra manera de hacer las cosas. Cómo hemos hecho para ir superando cada día los baches que nos hemos ido encontrando en la vida. Naturalmente desde un punto de vista de una experiencia personal. Queremos dar herramientas a los más jóvenes para que sepan lo que quieran hacer en el futuro y eliminen las dudas. Siempre desde un punto de vista competitivo y donde visualizar los sueños es importante.

Usted nunca se ha cansado de luchar por esos sueños.

-No, soy un chico normal. Estudiaba, trabajaba en un negocio familiar de hostelería, como hacen muchos chavales que ayudan en sus casas, y quería ser piloto de motociclismo. Cuando lo contaba, la gente me decía que ya crecería. Pero empecé a competir a los 18 años, porque era mi sueño. Gané con facilidad mi primera carrera, todo fue muy rápido y al final llegué a competir en la élite, en ese grupo de pilotos que tienen la opción de ganar. Fue una época divertida.

Entonces llegó el grave accidente.

-En 2007 tuve un accidente que me dejó en silla de ruedas, pero mi vida no cambió. Continúo haciendo lo mismo e intento llegar a la élite en el mundo de los coches. Así nació este proyecto y la Fundación Isidre Esteve. Todo lo que hacemos, lo hacemos con la máxima ilusión y porque forma parte de nuestro día a día. Esos baches no han cambiado a Isidre Esteve.

¿Hubo momentos malos después de sufrir el accidente?

-Naturalmente. Hay un momento de desesperación total. Uno no cree que le pasen esas cosas a él. En el primer momento te deja sin herramientas, sin respuestas, con un descoloque increíble. Pero creo que eso es normal. Todo son momentos y lo importante es salir de esa situación. Ahora, con lo que tenemos vamos a intentar hacer lo máximo y con ello hemos llegado hasta dónde estamos ahora. La fundación es una realidad y el proyecto de competición es visible y tiene resultados. Todo esto hace que nos sintamos felices.

Encontró el lado positivo.

-Al final es un accidente que provoca una discapacidad, pero no empeora mi calidad de vida día a día. La empeora en un momento determinado, pero simplemente es una limitación que te permite hacer otras muchas cosas. Lo que pasa es que al principio cuesta verlas.

¿Siente alguna limitación a la hora de competir en el Dakar?

-Desde nuestra fundación no paramos de insistir en proyectos que sean inclusivos y el mundo del motor es el mejor ejemplo. Es un deporte en el que hay ayudas tecnológicas para que podamos competir sin la necesidad de que compitamos en otra disciplina de deportes adaptados. Estoy en la parrilla de salida con Nani Roma, Carlos Sainz o Stephane Peterhansel. Mi condición no es un problema y no creo que fuera más rápido si pudiera utilizar los pies.

Siempre ha exigido competir con las mismas reglas que sus rivales.

-Si tuviera que competir en una carrera de automovilismo con reglas especiales acordes a mi discapacidad, quizás no lo haría. Lo que me llena es competir contra mis excompañeros de equipo y tener las mismas dificultades, afrontar el mismo reto y al final estar en la misma clasificación. Creo que es importante para normalizar la situación. Cuando estoy en el coche no tengo ninguna discapacidad. De hecho, yo me acuerdo que voy en silla de ruedas cuando veo a alguien en silla de ruedas.

Aunque hay casos, como a la hora de cambiar una rueda, en los que está penalizado.

-Sí y no reclamamos a la organización que nos devuelva algo de tiempo por ello. Un equipo como el de Nani Roma tarda un minuto y medio en solucionar un pinchazo, nosotros tardamos cuatro. En una etapa de diez horas, al pasar mejor un tramo de piedras o dunas, ya recuperamos ese tiempo. Ya estamos dispuestos y aceptamos que vamos a perder más tiempo, pero nos da igual. Es más importante permanecer en la misma clasificación y estar en la misma carrera, aunque haya ese pequeño detalle.

¿Qué valoración hace de su última participación?

-Ha sido un Dakar extraordinario. Muy complicado, difícil en Perú con las dunas. El hecho de pertenecer al grupo de los veinticinco primeros, con los equipos y los pilotos que hay actualmente, es extraordinario. Además, cuando más difícil era la etapa, mejor lo hacíamos. Estamos muy contentos y ya estamos trabajando el proyecto del año que viene. Estamos ahí y ahora nos falta otro pasito más para poder estar un poco más hacia delante.

¿Se llegó a divertir?

-Sí. Recuerdo etapas muy difíciles y terminar realmente satisfecho. Cuando más difícil es, más valor tiene lo que hacemos. El hecho de que terminaran apenas 50 vehículos, el hablar con otros equipos de las dificultades vividas y poder decir que nosotros pasamos por ahí, nos enorgullece. Creo que es muy bueno haber superado un Dakar con este grado tan alto de dificultad. Además un Dakar con menos dificultad no me hubiera divertido tanto.

¿En qué le ayudó el cojín inteligente con el que participó?

-Es lo que me ha permitido volver a competir. En 2009 corrí sin él y estuve un año y medio en la cama para recuperarme de dos úlceras por presión. Este cojín hace que el hecho de estar tantas horas sentado en el sillín del coche no sea un problema para mí. Aunque lo que nos hace felices es que lo vayamos a comercializar y que un producto que parte de una necesidad, desarrollado en el mundo de la competición, contribuya a la mejora de la calidad de vida de nuestra sociedad. Eso nos enorgullece.

las claves

“Empecé a competir con 18 años con las motos, porque era mi sueño, y al final llegué a competir en la élite”

“Tuve un accidente que me dejó en silla de ruedas, pero mi vida no cambió, continúo haciendo lo mismo”

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus