Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
Reacción

Persiguiendo el origen

El Alavés busca tras el parón recuperar los valores que le hicieron competitivo y peligroso

Borja Mallo José Ramón Gómez - Jueves, 29 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Abelardo sigue desde la banda el último partido.

Abelardo sigue desde la banda el último partido.

Galería Noticia

Abelardo sigue desde la banda el último partido.

Vitoria- Tras unos días de descanso que han tenido que servir para tomar oxígeno en piernas y cabeza, el Deportivo Alavés regresará el domingo a la competición con la necesidad de recuperar las que fueran sus señas de identidad en su período de mayor esplendor de la temporada. PersigueEl Glorioso sus orígenes, las facultades que, desde la llegada de Abelardo al banquillo, le condujeron a convertirse en un equipo tremendamente competitivo y temible para sus rivales. Un perfil afilado y peligroso que le llevó a firmar una racha de puntos que le situó al borde de la permanencia y que se perdió en la racha de derrotas previa al parón en el que en estos momentos se encuentra la competición. La plantilla albiazul ya conoce el camino que tiene que recorrer para disfrutar de opciones de ganar y su intención es regresar de manera inmediata a esa senda para asegurar la permanencia cuanto antes. Una opción que se presenta ya como una realidad en la visita de este domingo al Espanyol.

La solidez defensiva es el factor clave sobre el que tiene que asentarse el Alavés y esa virtud se perdió en las últimas jornadas. De encajar muy poco y conceder también ocasiones contadas, a sufrir torrentes ofensivos de los rivales. Cuatro goles del Real Madrid, dos de la Real Sociedad, tres del Betis y otros tantos del Valencia. Muchos no, demasiados. Los firmes cimientos sobre los que el equipo se asentaba se vinieron abajo bruscamente y depararon el hundimiento del rendimiento de un colectivo que siempre ha jugado la baza de ahogar a sus rivales como un elemento diferencial, y definitivo para sus intereses por lo que se ha visto, en su juego.

Precisamente, esa capacidad para atenazar a los oponentes es lo que perdió El Glorioso en sus últimos partidos. La exigencia física que este equipo requiere para desarrollar su juego acabó pasando factura justo cuando la reacción había conducido al momento de mayor tranquilidad clasificatoria. Como si un interruptor se hubiese averiado de repente, ni piernas ni cabeza recibían las fuerzas necesarias para mantener se nivel de exigencia física que los de Abelardo precisan para ejecutar su juego de presión y salida. Y por ahí comenzaron a llegar los problemas, con los oponentes jugando mucho más sueltos y cómodos que en la fase anterior.

Recobrar la eficaciaHabrá que ver si tras el parón elige Abelardo mantener su apuesta por el núcleo duro de futbolistas que le dio tanto rendimiento y que había flojeado en los últimos encuentros o si, en cambio, opta por unas rotaciones más marcadas. En la crisis previa al parón se notó en exceso el cansancio de esos jugadores que llevaban muchos esfuerzos acumulados con muy poco descanso y habrá que ver si los días de asueto han servido para recuperar las fuerzas perdidas o si el preparador alavesista prefiere ir refrescando el equipo mediante la introducción de más cambios. No en vano, la exigencia vuelve a crecer en menos de dos meses en los que se acumulan nueve jornadas y, sobre todo, con el horizonte en abril de una semana con tres encuentros que se encadenan.

La frescura física es un argumento clave de este Alavés, que en sus mejores días sometió a sus contrincantes a base de imponer un ritmo inalcanzable. El juego de presión y salida ofreció un resultado de eficacia que rozó la perfección en muchas actuaciones para doblegar a los contrincantes a partir de ese despliegue. Ese estilo implantado por Abelardo que requiere de mucho desgaste sin balón y también de mucha velocidad con el esférico para hacer daño con llegadas por las bandas y centros al área en un fútbol de ritmo frenético con el que atosiga al rival.

No le sobran al cuadro albiazul argumentos en su ofensiva para hacer goles con la facilidad que los consiguen otros. En su caso, sus buenos rendimientos ofensivos han venido directamente asociados a grandes actuaciones en defensa. Si fallan los cimientos atrás, el edificio es imposible que se sostenga solo con la pegada. Por eso, recuperar la eficacia es determinante para regresar a la senda del triunfo.

El Glorioso tiene claros cuáles fueron las virtudes que le condujeron a la reacción y los jugadores saben que no pueden relajarse ni lo más mínimo porque la mayoría de los rivales disfrutan de una calidad superior para resolver sus partidos. Recuperar esa versión que le hizo ganarse el respeto y, prácticamente, la permanencia es la clave para asegurar cuanto antes la continuidad en Primera División.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus