Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
pelota

Bizkaia arraiga en el parejas

Las últimas cinco finales han tenido algún pelotari de la tierra, lo que da cuenta del resurgir de la pelota

I. G. Vico - Martes, 27 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Elezkano trata de golpear la pelota

Elezkano trata de golpear la pelota (Javier Colmenero)

Galería Noticia

Elezkano trata de golpear la pelota

Bilbao- “Es un sueño”, dijo Danel Elezkano el domingo por la tarde, cuando la Espada de Damocles ya había desaparecido del techo del frontón Ogueta de Gasteiz. La duda les había atenazado todo el partido. El pase a la final del Parejas llegó repleta de tensión y nervios por el exceso de celo profesional de Altuna III-Martija, sin órdenes de equipo, atados a la experiencia de la sorpresa por encima de todo lo demás. Los anhelos del zaratamoztarra se tornaron realidad merced a su buen hacer en defensa, con dos alcanzadas siderales, y una volea estupenda de Beñat Rezusta. Estaban con el agua al cuello, sin opciones de encontrar más solución que tirar de entrañas y sangre caliente.

El sueño de Elezkano sirve para prolongar el idilio de Bizkaia con el Parejas, competición en la que más están brillando los pelotaris del territorio. Con la clasificación del de Zaratamo, se cumplen seis ediciones consecutivas con presencia vizcaina en la cita por la txapela del campeonato más largo del panorama anual y el que más importancia tiene para las operadoras en materia económica. Así, Elezkano II se une al grupo compuesto en el último lustro por Pablo Berasaluze -en dos ocasiones-, Andoni Aretxabaleta, Mikel Urrutikoetxea -único campeón- y Mikel Larunbe.

Desde las dos primeras finales del Parejas del delantero de Berriz, entre 1999 y 2013, solamente un pelotari de Bizkaia había entrado dentro de una batalla por un cetro: Oier Zearra, en 2006, sin suerte. A partir de la cita en la que Berasaluze II devolvió la fe a Bizkaia, la lista de opositores al título no para de crecer.

En 2013, el delantero de Berriz se unió a Jon Ander Albisu en un campeonato de idas y venidas, en el que recompusieron las derrotas con victorias ante rivales directos. Sellaron el triunfo en el último suspiro. En semifinales, en un nuevo inicio, se despojaron de la presión y se encontraron a sí mismos. El manista emblema del territorio regresó a una cita por un trofeo catorce años después, ya que la primera fue en 1999 con Beloki y no hubo suerte ante Nagore-Errandonea (22-17). En el último acto, con el frontón Bizkaia ya en el circuito -ha acogido todas las finales del Parejas desde su creación-, a Pablo se le rompió el tendón de Aquiles y el sueño. Irujo-Zabaleta ganaron al retirarse el puntillero en el 4-6.

Un curso después, Andoni Aretxabaleta debutó en Primera como una centella. El currante zaguero de Markina-Xemein se abrazó a Aimar Olaizola, dio el nivel y estuvo serio. Llegaron a la final por la puerta grande, pero se encontraron con Juan Martínez de Irujo y Abel Barriola. El delantero sumó su segunda txapela seguida en el torneo a costa de percutir sobre el markinarra (13-22).

Berasaluze II volvió a tomar la alternativa en 2015. Esta vez en compañía de Aitor Zubieta, que participó con Asegarce cedido por Aspe. Formaron la combinación más regular de todo el Parejas y en la contienda por el título se cruzaron con Oinatz Bengoetxea, en estado de gracia, y Álvaro Untoria, suplente de un Aretxabaleta que renunció por lesión. El de Leitza y el najerino salieron como una avalancha y ganaron 22-7.

2016 fue la temporada del experimento de Asegarce. La operadora de Bilbao colocó a Mikel Urrutikoetxea en los cuadros largos, donde apenas había gozado de experiencia. El de Zaratamo, campeón del Manomanista y del Cuatro y Medio, afrontó el Parejas como zaguero después de solamente unos partidos en la feria de San Mateo. El vizcaino demostró ser un pelotari polivalente y mezcló a la perfección con Aimar Olaizola. En la final se cruzaron con dos pegadores: Juan Martínez de Irujo y Beñat Rezusta. Aquel 9 de abril, el Bizkaia de Bilbao contempló el último partido del de Ibero, que se rompió el dedo corazón al alcanzar un pelotazo en el ancho. La fractura imposibilitó que se llegara al cartón 22. Aimar-Urrutikoetxea ganaron el cetro al retirarse el de Aspe con el 16-10.

El curso pasado, Mikel Larunbe, debutante en Primera, se abrazó a Oinatz Bengoetxea para dar la campanada. Protagonizaron un Parejas irregular pero efectivo. Pelearon por la txapela después de vivir un epílogo para enmarcar. Los de Asegarce no lo redondearon porque tuvieron que pugnar con los poderosos Irribarria-Rezusta (22-14).

El retrovisorAdemás, Onaindia (1941 y 1943), Ubilla I (1943), Kortabitarte (1943), Gorostiza (1979 y 1983), García Ariño IV (1981, 1982 y 1983), Urionaguena (1993) y Zearra (2006) son los otros vizcainos finalistas del Parejas.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus