Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
baskonia 95 - 63 montakit fuenlabrada

Extendiendo el terror

El Baskonia aniquila a la revelación liguera con otra demostración de poderío, asalta la segunda posición liguera y sigue en un pedestal

Oscar San Martín - Lunes, 26 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Ilimane, el pívot más utilizado por Pedro Martínez en la jornada de ayer, pelea por la posición con Olaseni. Fotos: Alex Larretxi

Ilimane, el pívot más utilizado por Pedro Martínez en la jornada de ayer, pelea por la posición con Olaseni. Fotos: Alex Larretxi

Galería Noticia

Ilimane, el pívot más utilizado por Pedro Martínez en la jornada de ayer, pelea por la posición con Olaseni. Fotos: Alex LarretxiGranger, defendido por Vargas, volvió a marcar el ‘tempo’ en la dirección.

95

63

pedro martínez

Intensidad salvaje. Si algo volvió a demostrar ayer un Baskonia sobrado en todas las facetas es que juega a una velocidad muy superior a la de sus rivales y su mordiente atrás le permite hincharse al contragolpe. El entrenador catalán volvió a repartir los minutos de forma equilibrada entre su plantilla. Marcelinho fue reservado un día más ante la suficiencia paseada por sus compañeros.

las claves

En modo avasallador. Pese al desgaste de la doble jornada continental, el Baskonia desarboló por completo a un Fuenlabrada que vivió un calvario en el Buesa Arena.

Defensa y transición. La enésima exhibición de los últimos tiempos se originó a partir de un solvente trabajo de contención, lo que permitió infinidad de canastas fáciles al contragolpe. El centellante ritmo alavés destrozó al Fuenlabrada.

Poirier, el instigador. El ingreso del galo cuando el marcador lucía un ajustado 13-10 propició el despegue de los vitorianos. Su fortaleza bajo los aros antes del intermedio intimidó a la revelación liguera y desató un vendaval de juego.

vitoria- Resulta indiferente quién sea el contrincante del Baskonia más poderoso y altanero que se recuerda en años. Tampoco importa la competición ni la acumulación de esfuerzos en un corto intervalo de tiempo. Pedro Martínez ha construido un bloque granítico que ha extendido el terror en la ACB y la Euroliga. Desde su derrota en Moscú el pasado 22 de febrero ante el CSKA, ningún rival le tose ni, he aquí lo más sorprendente, tiene arrestos para propiciar un partido nivelado.

Nadie sabe cómo acabará este cuento de hadas que invita a quebrar la fatídica racha de casi ocho años sin finales ni títulos hacia las vitrinas del Buesa Arena, pero a corto plazo se trata simplemente de disfrutar con la armonía, el altruismo y el salvaje estado de forma del que está considerado por los entendidos actualmente como el equipo más en forma del Viejo Continente. De momento, el Baskonia se encaramó ayer a la valiosa segunda posición del torneo doméstico tras la derrota del Valencia Basket en Madrid y su mejor basket average con respecto al Barcelona, vencedor in extremis en Santiago de Compostela.

La última víctima a la que le tocó padecer un calvario en el Buesa Arena fue el Fuenlabrada, triturado sin miramientos por una insaciable máquina de competir que apenas consintió una solitaria desventaja con el 0-3 inicial rubricado por Roland Smits. El en su día pretendido ala-pívot letón abrió las hostilidades gracias a un triple, pero de ahí a la conclusión no hubo margen más que para otro concluyente monólogo azulgrana y la enésima exhibición de los últimos tiempos.

El Baskonia continúa on fire, elevado a un pedestal y subido a una espectacular ola ganadora con una pegada monstruosa en todas las facetas. Ha encontrado el equilibrio perfecto entre la elegancia de sus estilistas (Beaubois, Voigtmann y Shengelia) y la capacidad de sacrificio de obreros cualificados como Garino e Ilimane, simultánea el vértigo a la hora de golpear al contragolpe y la clarividencia en el juego posicional, puede ponerse el frac o el buzo en función de las circunstancias... En definitiva, una solidez grandiosa que ha servido para desatar la euforia entre su masa social.

un días más, sobradoFrente al cuadro del sur de Madrid, la victoria llegó acompañada de grandes dosis de espectáculo y tuvo la rúbrica de diferentes velocistas debido a la ingente cantidad de puntos facturados a través del contragolpe. Las oleadas en transición endulzaron otra jornada de ensueño saldada con un nuevo puñetazo en la mesa. Al margen de sus inmejorables resultados, la sensación generalizada es que el Baskonia no tiene techo.

Se notó en el arranque la falta de energía en el cuarto partido en apenas siete días, pero el anfitrión alavés anduvo una jornada más sobrado a la hora de satisfacer el objetivo de alargar su marcha triunfal. Su inercia ganadora es de tal calibre que incluso no necesita meter una sexta marcha, si bien ayer no admitió desconexiones. El Fuenlabrada también se vio empequeñecido hasta límites insospechados en el Buesa Arena pese a su mayor frescura y la semana entera para planificar el duelo. Con un desacierto clamoroso desde la larga distancia y sin amenazas en la pintura, ni siquiera le hizo cosquillas a un Baskonia que reventó la contienda en el segundo cuarto y se permitió el lujo de dosificar esfuerzos.

El ingreso de Poirier, suplente en esta ocasión, acentuó el dominio azulgrana. La tiranía del francés bajo los aros careció de antídotos en el endeble juego interior fuenlabreño. Con un poderío abrumador ante Olaseni y Karnowski, se erigió en la figura desequilibrante de un partido ilustrativo de la suficiencia que caracteriza al actual Baskonia. En este tramo del curso, el equipo vitoriano no solo abate a sus presas por una simple cuestión de talento o una mayor amalgama de recursos, sino también por la pujante mordiente defensiva que le ha inoculado Pedro Martínez.

Le costó algunos minutos entrar en calor y ser fiel a sí mismo, pero en cuanto se asentó sobre la pista el Baskonia volvió a ser un prodigio de intensidad, velocidad y efectividad. Con un ritmo eléctrico que el Fuenlabrada no pudo seguir, se mostró tan avasallador y embaucador como en sus últimas comparecencias. A la revelación liguera no le quedó otro remedio que sacar el paraguas y tratar de minimizar daños en la recta final, algo que ni siquiera consiguió para desesperación de Néstor García.

la figura

A partir de su entrada en cancha en el minuto 7, el Baskonia devoró por completo a un Fuenlabrada en el que Olaseni y Karnowski fueron incapaces de discutir su supremacía bajo los aros.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus