Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
Har-Eman incide en el ámbito sociocultural o de la empleabilidad

Hacia una Gasteiz abierta y construida “en común”

Una iniciativa ciudadana que busca la inclusión de las personas con discapacidad logra sus primeros hitos
El colectivo impulsa una ‘app’ para facilitar la comunicación

Carlos Mtz. Orduna Pilar Barco / Har-Eman - Lunes, 26 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Ibarraran, Abásolo y García se han reunido con este periódico para dar cuenta de la trayectoria de Har-Eman en sus casi cinco años de vida. En la foto de la derecha, grupo de lectura fácil impulsado por la asociación, del que se han beneficiado ya medio c

Ibarraran, Abásolo y García se han reunido con este periódico para dar cuenta de la trayectoria de Har-Eman en sus casi cinco años de vida. En la foto de la derecha, grupo de lectura fácil impulsado por la asociación, del que se han beneficiado ya medio centenar de personas con discapacidad.

Galería Noticia

Ibarraran, Abásolo y García se han reunido con este periódico para dar cuenta de la trayectoria de Har-Eman en sus casi cinco años de vida. En la foto de la derecha, grupo de lectura fácil impulsado por la asociación, del que se han beneficiado ya medio c

“El objetivo fue demostrar que las personas con discapacidad hacen bien a los entornos inclusivos” “Queremos hacer de facilitadores para que la inclusión en el ámbito laboral sea efectiva” “Todo lo que hacemos se visibiliza en redes. Hoy en día, el papel escrito se nos queda obsoleto”

vitoria- El desconocimiento, los prejuicios y la incomunicación suponen todavía hoy tres grandes barreras, en demasiadas ocasiones incluso infranqueables, para construir una sociedad verdaderamente inclusiva con las personas con discapacidad intelectual. Sin embargo, un proyecto nacido desde la iniciativa ciudadana y que poco a poco ha ido acumulando nuevas fuerzas a su alrededor está logrando avanzar en la construcción de una Gasteiz mucho más abierta, hecha “en común”, en la que la diferencia es concebida como un factor de “enriquecimiento y bienestar”. Apoyada, en definitiva, en valores como la tolerancia, la solidaridad y la igualdad.

Se trata de la asociación Har-Eman, que dio sus primeros pasos en el año 2013 por iniciativa de Felipe Ibarraran, vecino de la capital alavesa y padre de una persona con discapacidad, y que tiene entre sus integrantes a personas con una amplia trayectoria profesional en muy distintos ámbitos como la empresa o la universidad. Todas jubiladas, una docena desde el principio y también a día de hoy, como el propio Ibarraran o su compañero Rafa Abásolo, que en su día fue jefe de personal de Michelin. La excepción la marca la educadora social y gestora de redes sociales del colectivo, Saioa García, que junto a Ibarraran y Abásolo se ha reunido con este periódico.

En un espacio de tiempo tan corto, y gracias en buena medida a la suma de complicidades entre las instituciones públicas, entidades como la Fundación Vital o empresas como la propia Michelin o Tubacex, Har-Eman ha logrado impulsar distintas actividades socio-culturales como sus grupos de lectura fácil, ha facilitado el acceso al mercado laboral de varias personas con discapacidad y ha desarrollado una completa apppara dispositivos electrónicos que permite potenciar la comunicación entre personas tanto con discapacidad como sin ella y romper las tan habituales situaciones de aislamiento. De su control y también del de los cuatro canales que Har-Eman gestiona en la red -en Facebook, Twitter, YouTube y la página web www.har-eman.org- se ocupa precisamente García, que tiene entre sus misiones visibilizar todas las iniciativas que el colectivo va llevando a cabo. “Hoy en día, el papel escrito se nos queda ya un poco obsoleto”, justifica la joven del grupo.

Precisamente la construcción de la web de Har-Eman supuso su primer hito, fruto de un trabajo de investigación y recogida de testimonios en el que el colectivo contó con la colaboración de la UPV/EHU y varias empresas. Allí se volcaron -y siguen volcadas- numerosas experiencias positivas generadas por personas con discapacidad en distintos ámbitos con el objeto de resaltar su importancia “como agentes sociales creadores de riqueza, tanto humana como social”. A ellas se han unido las que posteriormente cualquier ciudadano particular haya querido aportar por su cuenta. “El objetivo principal fue demostrar que las personas con discapacidad intelectual en entornos inclusivos hacen bien a esos entornos”, expone Ibarraran. A la presentación pública de la web en 2014 siguió en 2015 una puesta de largo de la asociación en Villa Suso en la que procedieron a la firma de un manifiesto que, entre otros puntos, apostó por “impulsar un estado de conciencia colectiva que reconozca y valore las aportaciones de las personas con discapacidad intelectual en diversidad, riqueza y cohesión de las comunidades”.

“pequeña masa social”Aquel día se produjo un primer contacto formal entre la asociación y representantes del Instituto Foral de Bienestar Social (IFBS) que derivó en una visita posterior al centro ocupacional Helios -de gestión foral- y en la generación, en palabras de Ibarraran, de “una pequeña masa social, casi sin querer”, fruto de la cual surgió la primera actividad impulsada por el colectivo: Unos grupos de lectura fácil que siguen desarrollándose a día a hoy en distintos centros cívicos de la ciudad o en la casa de cultura Ignacio Aldecoa. El proyecto, en el que toman parte personas con y sin discapacidad, ha encontrado ya el aval institucional gracias a la reciente firma de un convenio que facilita el uso de estos espacios públicos. “Realizar esta actividad en un espacio público es importante porque les da visibilidad”, apunta García. La idea del colectivo ahora es diversificar el proyecto y, en la medida de sus posibilidades, que de él vayan emanando nuevas iniciativas y actividades.

El acceso de las personas con discapacidad al mercado laboral ordinario es ahora otro los retos más importantes que se plantea Har-Eman, que está trabajando en la elaboración de un plan y en involucrar en él a agentes estratégicos como la Cámara de Álava o centros de FP como Egibide. “Queremos hacer de facilitadores para que la inclusión de estas personas en el ámbito laboral sea efectiva. Se trata de dar un pequeño impulso”, apunta Abásolo. Por el momento, Har-Eman ha tenido tiempo también de premiar por su labor inclusiva a la propia Ignacio Aldecoa, a Michelin y a Tecnalia.

Con todo, quizá el mayor motivo de “orgullo” del colectivo es la puesta en circulación de una aplicación móvil que, entre otras facilidades, permite a sus personas usuarias crear un perfil, encontrar amigos, impular actividades o participar en ellas o utilizar pictogramas para comunicar. El colectivo ha dado ya charlas en centros educativos y pronto se la ofrecerá al profesorado.

al detalle

Har-Eman. El colectivo Har-Eman fue constituido por un grupo de vecinos de Gasteiz, en su gran mayoría ya jubilados, con diferentes trayectorias profesionales. Su objetivo, avanzar en la construcción de una ciudad mucho más abierta, hecha “en común”, en la que la diferencia sea concebida como un factor de “enriquecimiento y bienestar”. La inclusión de las personas con discapacidad intelectual ha sido y es su ‘leit-motiv’. La construcción de la web de Har-Eman supuso su primer hito, fruto de un trabajo de investigación y recogida de testimonios en el que el colectivo contó con la colaboración de la UPV/EHU y varias empresas.

Actividades. En un espacio de tiempo tan corto, y gracias en buena medida a la suma de complicidades entre las instituciones públicas, entidades como la Fundación Vital o empresas como la propia Michelin o Tubacex, Har-Eman ha logrado impulsar distintas actividades socio-culturales como sus grupos de lectura fácil, de los que se han beneficiado cerca de 50 personas, ha facilitado el acceso al mercado laboral de varias personas con discapacidad y ha desarrollado una completa ‘app’para dispositivos electrónicos que permite potenciar la comunicación entre personas tanto con discapacidad como sin ella y romper las tan habituales situaciones de aislamiento.

El gran reto. El acceso de las personas con discapacidad al mercado laboral ordinario es ahora uno de los retos más relevantes de Har-Eman, que está trabajando en la elaboración de un plan y en involucrar en él a agentes estratégicos como la Cámara de Álava o centros de FP como Egibide. Por el momento, la asociación ha tenido tiempo de premiar por su labor inclusiva en este ámbito tanto a Michelin como a Tecnalia, que han desarrollado varias experiencias de incorporación laboral de personas discapacitadas.

la cifra

2013

Año en el que Har-Eman dio sus primeros pasos como asociación.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

Más sobre ¡Qué mundo!

ir a ¡Qué mundo! »

  • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
  • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

  • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus