Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava

El Baskonia se gana el derecho a soñar

El cuadro alavés ya está virtualmente en el ‘Top 8’ y se dispone a atacar el sexto lugar tras cocer a fuego lento a un debilitado Barça

Oscar San Martín - Sábado, 24 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:05h

Shengelia pelea por un rebote con Moerman. Fotos: Euroliga

Shengelia pelea por un rebote con Moerman. Fotos: Euroliga

Galería Noticia

Shengelia pelea por un rebote con Moerman. Fotos: Euroliga

73

86

pedro martínez

El gran triunfador. Cogió un equipo roto en octubre del año pasado y, a falta del último empujón, le ha colocado en el ‘Top 8’ gracias a una espectacular reacción. Ha confeccionado un colectivo de hormigón al que ha dotado de una solvente mordiente defensiva, en el que todos suman y apenas hay diferencia entre titulares y suplentes. Malmanis y Huertas quedaron ayer fuera de la rotación.

El Baskonia ya puede considerarse virtualmente equipo del Top 8. Únicamente las matemáticas le impiden celebrar la clasificación tras una remontada espectacular coronada ayer con la quinta victoria consecutiva en el Palau Blaugrana. Aun cayendo la próxima semana en el Buesa Arena ante el Maccabi, una hipótesis descabellada viendo el estado de ambos, no correrá peligro un objetivo ciertamente impensable a la vista de aquel caótico arranque en octubre del año pasado bajo la batuta de Pablo Prigioni. Fue llegar Pedro Martínez y encontrar la pócima de una recuperación meteórica. El técnico catalán ha cambiado por completo la inercia de un conjunto que se ha ganado el derecho a soñar con cualquier gesta.

A falta de dos jornadas para la conclusión de la fase regular, el Baskonia no solo ha dejado visto para sentencia su billete hacia los cuartos de final de la Euroliga, sino que también tiene a tiro ya el sexto lugar para esquivar al todopoderoso CSKA en la eliminatoria previa que conduce a la Final a Cuatro de Belgrado. El terrible calendario del Khimki y del Zalgiris alienta la esperanza de que aún será posible escalar algún peldaño. Casualidades del destino, la rúbrica casi definitiva de la vitola de cuartofinalista europeo llegó tras ofrecer la versión más terrenal de los últimos tiempos en la Ciudad Condal. Ante un Barcelona plagado de bajas e incapaz de discutir la aplastante hegemonía alavesa en el rebote, apenas hubo que rescatar un poderoso cuarto final.

El alarmante déficit catalán en cuanto a músculo, kilos y centímetros en las inmediaciones del aro terminó por allanar el camino hacia otro plácido éxito continental. Con una rotación más amplia y el colmillo afilado que le viene caracterizando tras la amarga eliminación copera, el Baskonia coció a fuego lento a un Barcelona de un tamaño escuálido que se desangró por su inferioridad física y su precaria salud. Fue una lucha desigual entre dos equipos que, con independencia de su desigual ambición en esta recta final de Euroliga, no compitieron en igualdad de condiciones debido a las sensibles ausencias de Svetislav Pesic (Hanga, Sanders, Tomic, Vezenkov y Seraphin).

Hubo que aguardar, eso sí, hasta el arranque del último cuarto para contemplar el arrollador despegue alavés con un parcial de 0-14 que finiquitó una velada sin excesiva historia. El Baskonia extrajo petróleo del paulatino desplome blaugrana y martilleó sin contemplaciones el aro local en un epílogo donde incluso se gustó y paseó su voraz instinto asesino con el fin de hacer sangre y ajustar cuentas con su verdugo del Gran Canaria Arena.

el filón del rebote ofensivoEl Baskonia se topó con un anfitrión más disminuido que nunca en el juego interior por la baja de última hora de Tomic, aquejado de un virus estomacal. A partir de su abrumadora superioridad bajo los aros se abrió la rendija perfecta para edificar un nuevo atracón. La dictadura de Poirier -interminable para Oriola- se dejó sentir desde un primer momento con su intimidación y su apabullante dominio reboteador, pero Pesic trató de buscar fórmulas para minimizar daños con la apuesta por Atoumane Diagné y el recurso de los cuatro pequeños.

Salvo el momentáneo 48-45 del tercer cuarto, la iniciativa siempre correspondió a un visitante que agradeció las innumerables segundas opciones de tiro pero, por contra, mostró síntomas de flaqueza en la defensa sobre el perímetro culé. El Barça encontró un filón en la letal muñeca de Koponen, indescifrable para un Beaubois que se mostró impotente para poner en dificultades al finés. El bastión anotador local embocó sus cinco primeros triples y fue un quebradero de cabeza constante.

Tras un cuarto inicial soporífero donde florecieron los errores en ambos bandos, el duelo subió de revoluciones. Con Granger al frente del timón, la fluidez vitoriana creció muchos enteros. Sin embargo, al Baskonia le costó erigirse en el colectivo enérgico y clarividente que se ha cobrado infinidad de víctimas en los últimos tiempos. Incluso volvió a abusar del triple, si bien los rechaces acabaron casi siempre en sus manos gracias a la supremacía física en todos los emparejamientos. A medida que avanzaron los minutos, el Barcelona murió por asfixia y terminó viéndose devorado por la insaciable tropa alavesa, nutrida ayer de la valiosa aportación de jugadores como Garino, Timma, Voigtmann y Poirier, la gran revelación de una campaña con cada vez mejor pinta.

las claves

Dominio interior. La baja de última hora de Tomic allanó más si cabe el camino hacia el triunfo. Huérfano de músculo y centímetros debajo de los aros, el Barcelona terminó siendo una presa fácil para un Baskonia que capturó 17 rebotes más en el Palau.

A fuego lento. Un parcial de 0-14 al comienzo del último cuarto puso en órbita al cuadro vitoriano, que contó con una gran versión de Voigtmann, Poirier, Timma y Garino. Salvo el 48-45 del tercer cuarto, el Baskonia siempre llevó la iniciativa en el marcador ante un anfitrión con hasta cinco bajas (Tomic, Hanga, Sanders, Seraphin y Vezenkov).

la figura

Aprovechó las sensibles bajas culés en el juego interior para tejer una dictadura incuestionable. Su trabajo de intimidación y su poderío reboteador fueron indispensables en el éxito.

etiquetas: baskonia, top 8

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus