Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava

La temporada en 90 minutos

Martes, 20 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Wakaso, Ibai, Burgui y Guidetti, sentados en el banquillo visitante el pasado sábado en Mestalla, donde el equipo encajó su tercera derrota consecutiva.

Wakaso, Ibai, Burgui y Guidetti, sentados en el banquillo visitante el pasado sábado en Mestalla, donde el equipo encajó su tercera derrota consecutiva. (Foto: Área 11)

Galería Noticia

Wakaso, Ibai, Burgui y Guidetti, sentados en el banquillo visitante el pasado sábado en Mestalla, donde el equipo encajó su tercera derrota consecutiva.

El Alavés se ha empeñado en los tres últimos partidos en encapsular su temporada en dosis de noventa minutos. Los inicios son un compendio de los equipos de Zubeldía y De Biasi. Un conjunto con faltas de atención que le cuestan goles, sin personalidad en el centro del campo, tibio y sin apenas noticias ofensivas. Como la propia temporada en aquel momento, el Alavés se pone en una situación de la que parece imposible escapar. Después de este desconcertante bofetón inicial y de manera inopinada, el equipo muta en otro cuya mayor virtud es no parecerse nada a su versión anterior. Ahí se mete en el partido, crea ocasiones con relativa facilidad, incomoda a su rival y hasta empieza a dominar el encuentro. Es el Alavés de Abelardo hasta el pitido inicial de Anoeta. La tercera versión dentro de un mismo partido coincide con la actual del equipo. A medias entre una y otra pero mucho más cerca de la del conjunto desnortado que durante un par de meses lució como el peor de la categoría. Son muchos los que decían durante los inicios más oscuros que el Alavés no era tan malo. Y que ese grupo de jugadores merecían más crédito. El tiempo y los propios futbolistas se encargaron después de cargarles de razón. Lo que también parece evidente es que tampoco era tan bueno como se mostró en ese nudo de la temporada en el que ha conseguido virtualmente la permanencia. Ante Celta o Villarreal se consiguieron victorias muy improbables si analizamos el volumen de ocasiones claras de cada equipo. Capítulo especial merece lo de Girona. Esos nueve puntos bien podía haber sido cinco, tres, dos o ninguno. La única realidad en cualquier caso es que fueron nueve y no miremos cómo. La solidez defensiva, la consistencia en el centro del campo y poner a cada jugador en su sitio fueron los pilares colectivos que salvaron al Alavés. Y la fiebre goleadora de Ibai, la puntualidad para marcar diferencias de Munir, la explosividad de Pedraza y la aparición de anotadores impredecibles como Ely, Laguardia o Manu permitieron al Alavés sacar rédito de su excelente funcionamiento colectivo. Durante dos meses y medio fue uno de los más eficientes de toda LaLiga. Sé que a muchos no les gustan mis analogías con el Madrid o el Barcelona, pero hay algo de la temporada del Glorioso que me lleva al equipo de Zidane. Si los blancos ganan la Champions League será una temporada histórica y este grupo reafirmaría su posición como uno de los mejores de todos los tiempos. Pero eso no debería obviar algunas cosas preocupantes para un club de su dimensión como son la sideral diferencia de puntos con el Barcelona o la eliminación de la Copa del Rey. En el caso de LaLiga es una situación que se reproduce. A lo que voy con esto es que la permanencia del Alavés no debería poner de perfil algunos problemas muy graves respecto a la confección de plantilla y elección de entrenadores. Es una anomalía muy grande que un equipo se vaya a salvar teniendo tres técnicos en un curso. Ahí están los ejemplos de Las Palmas y Deportivo. Si el vuelco del Alavés tiene un padre por encima de todos es Abelardo, un actor que llegó ante la negativa de Paco Jémez, que ha dejado un par de ridículos en rueda de prensa y poco más. Aunque se vaya a salvar, ésta seguirá siendo también la temporada de los tres entrenadores, del pufo millonario de Bojan, del extrañísimo fichaje y salida de Enzo Zidane, una supuesta apuesta de media duración que se abandonó después de apenas unos minutos. Del poco retorno de otras inversiones como las de Sobrino o Burgui. Cinco kilospara una factura de tres goles y ninguna asistencia. De la marginación de Christian Santos, uno de los futbolistas mejor pagados de la plantilla, pese a su ciertamente productivo rendimiento. En términos de gol por minuto muy por delante de hombres como los propios Burgui y Sobrino o el gaseoso Guidetti. Salvo alineación de planetas (un colapso propio brutal y una resurrección de Las Palmas y Deportivo) el objetivo se va a cumplir con bastante holgura. Es lo más importante. Además dejará como propina una serie de lecciones que, de asimilarse, ayudarán al club a seguir creciendo. A quizás hacer un esfuerzo mayor por retener a un entrenador que ha sido el pegamento de la plantilla a nivel emocional o táctico. Quién sabe si a dirigir mejor las inversiones y pagar ocho por uno con potencial de verdad en vez de comprar a tres medianías con sello de La Fábrica. Espero que a no fichar el último día del mercado a otro messiniesta defectuoso a precio de oro.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

Más sobre ¡Qué mundo!

ir a ¡Qué mundo! »

  • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
  • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

  • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus