Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
baskonia 91 - 66

La apisonadora de Zurbano

Con un inicio y epílogo pletóricos, el Baskonia prolonga su racha triunfal ante un Gran Canaria que vivió una pesadilla en el Buesa

Oscar San Martín - Lunes, 19 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Poirier, que sufrió con el poderío de Balvin pero volvió a rayar a un excelente nivel, se eleva por encima de Aguilar. Fotos: José Ramón Gómez

Poirier, que sufrió con el poderío de Balvin pero volvió a rayar a un excelente nivel, se eleva por encima de Aguilar. Fotos: José Ramón Gómez

Galería Noticia

Poirier, que sufrió con el poderío de Balvin pero volvió a rayar a un excelente nivel, se eleva por encima de Aguilar. Fotos: José Ramón GómezGarino intenta anotar a aro pasado ante la intimidación de Pasecniks.

91

66

pedro martínez

El triunfo de la sensatez. Es imposible administrar mejor los recursos de lo que lo está haciendo el técnico catalán. Pese a las bajas, el Baskonia no se ha resentido y cada partido es una demostración del imparable crecimiento azulgrana. El extremo rigor y seridad azulgrana llevan su firma. Tiene a toda su plantilla enchufada en el mejor momento de la temporada.

las claves

Principio y final eléctricos. El Baskonia arrancó como un cohete y se fue con facilidad en el marcador, pero su epílogo fue si cabe más contundente con seis triples en el cuarto final.

Mínimas dudas. El Gran Canaria aprovechó una zona y el poderío de Balvin bajo los aros para meterse en el partido entre el segundo y tercer cuarto. Sin embargo, el tibio cuadro insular acabó reducido a escombros en el Buesa Arena.

Defensa, ritmo y pegada. El Baskonia abrumó a los amarillos con una intensidad asfixiante, explotó el recurso del juego en transición y terminó por resquebrajar la frágil moral de su rival gracias a un acierto devastador cuando el duelo ya agonizaba.

vitoria- De exhibición en exhibición. Suma y sigue para la apisonadora azulgrana, que ayer se dio otro empacho de los buenos ante un tierno Gran Canaria y cuyo reguero de víctimas por el camino está engordando a un ritmo de vértigo en las últimas semanas. El Baskonia mantiene su racha triunfal en todos los frentes. Si en la Euroliga se ha colado ya en el Top 8 tras una remontada pletórica, en la ACB ya ha extendido definitivamente el terror gracias a siete victorias consecutivas que le mantienen en una posición privilegiada con el fin de poder facturar la segunda posición de la fase regular.

Casi nadie puede negar hoy en día la evidencia de que la máquina vitoriana es una de las más engrasadas y fiables del Viejo Continente. La última demostración de poderío aconteció ante un Gran Canaria capaz únicamente de resistir el diabólico ritmo azulgrana entre el segundo y tercer cuarto. Por lo demás, el Baskonia despachó en un visto y no visto otro partido que confirmó su dulce momento de juego y confianza. El de los vitorianos es un baloncesto volcánico, avasallador y, por momentos, irresistible que entra por los ojos con independencia de las ausencias en su engranaje o el bajo puntual estado de forma de algún jugador.

La explosiva combinación de la intensidad atrás y el frenesí ofensivo, un mérito achacable a Pedro Martínez, convirtió al amarillo en un bloque desbordado, tiroteado desde la larga distancia e impotente a la hora de campear el temporal. Pese a preservar un día más la salud de Huertas y Shengelia de cara a los trascendentales compromisos europeos que aguardan esta semana, el Baskonia desplegó sobre el tapete del Buesa Arena su interminable amalgama de recursos y borró del mapa a un visitante que, aunque parezca mentira, trataba de ponerse a su misma altura en la clasificación y había sembrado la incertidumbre en sus últimas visitas a Zurbano. En esta ocasión, la incontestable demolición azulgrana no admitió ningún género de duda.

monstruosa pegada finalTras un arranque rebosante de concentración que permitió amasar una plácida renta de 20 puntos (37-17) y un epílogo embaucador donde llovieron los triples desde todos los frentes, el Gran Canaria quedó reducido a escombros en el Buesa Arena, convertido en el paraíso de la diversión con la alegría, el desparpajo y el virtuosismo de un equipo sumido en un estado de confianza que invita a soñar con cualquier gesta en la presente temporada.

Entre el segundo y el tercer cuarto, el conjunto de Luis Casimiro metió mínimamente el miedo en el cuerpo mediante una zona y el poderío de Balvin en la zona, argumentos a la postre insuficientes para no salir escaldado de la cancha de Zurbano. Beaubois mantuvo el tipo en los peores momentos alaveses con diez puntos tras el intermedio. El rumbo de la matinal quedó rápidamente reconducido con un Baskonia desbocado y empeñado en imprimir un ritmo centelleante al que su aletargado adversario no pudo dar la réplica.

Emergió nuevamente un anfitrión pletórico en todas las facetas, sostenido por un nivel de intensidad insoportable para los amarillos y que en ciertos tramos de la matinal rozó la perfección. Cuando un grupo tiene sólidos cimientos atrás, actitud y talento, lo demás llega por pura inercia. Y el nivel de puntería fue sobrehumano en el cuarto final. Con seis aciertos en ese intervalo -dos a cargo del sorprendente Garino y Granger, y uno de Vildoza y Janning-, la tropa alavesa volvió a abrir un boquete gigantesco en el marcador.

El base uruguayo, el primero en colocar por las nubes el listón de la intensidad ante Mekel y Oliver, volvió a ser la perfecta punta de lanza de un anfitrión sobrado. Incandescente atrás a la hora de reducir los peligros insulares, con el colmillo afilado en el juego de transición y dotado de una pegada devastadora desde el perímetro, el Baskonia hizo del Gran Canaria un visitante anémico, pálido e inofensivo a más no poder. Y todo ello aderezado de una supremacía física más agudizada si cabe a nivel doméstico. En definitiva, otro capítulo del imparable crecimiento azulgrana tras la eliminación copera del Gran Canaria Arena. Hacía mucho tiempo que no se recordaba un colectivo tan poderoso y autoritario que aúne un equilibrio perfecto entre el rigor y la calidad de todos sus integrantes.

la figura

Autoritario y pletórico en todas las facetas. Siempre llevó el ‘tempo’ del partido, desatascó algunos ataques con su veneno desde el perímetro y asfixió la subida de balón de sus pares.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus