Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
valencia 3 -1 alavés

En una fase de apagón

El Alavés sufre su tercera derrota consecutiva en un partido de enorme sufrimiento y casi siempre a remolque del Valencia

Borja Mallo - Domingo, 18 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:04h

El Valencia prolongó su racha triunfal con una nueva victoria en Mestalla, ante el Alavés (3-1), que pudo ser más amplia de no ser por la buena actuación del guardameta visitante Pacheco.

El Valencia prolongó su racha triunfal con una nueva victoria en Mestalla, ante el Alavés (3-1), que pudo ser más amplia de no ser por la buena actuación del guardameta visitante Pacheco. (EFE)

Galería Noticia

El Valencia prolongó su racha triunfal con una nueva victoria en Mestalla, ante el Alavés (3-1), que pudo ser más amplia de no ser por la buena actuación del guardameta visitante Pacheco.

El Deportivo Alavés que tan grande esfuerzo realizó para firmar una remontada histórica desde las catacumbas de la clasificación para situarse en apenas tres meses a las puertas de la permanencia ha entrado de lleno en una fase de apagón. Las piernas no le responden ya como hace unas semanas y, lejos de la plenitud física, su fútbol se ha resentido de manera considerable. La sensación que transmitió ayer en Mestalla de ir corriendo siempre por detrás del balón y los rivales así lo evidencia. No se llevó una goleada considerable de su visita al Valencia porque por ahí apareció en varias ocasiones Pacheco para evitarlo. Y, aún así, en la segunda parte disfrutó de ocasiones de sobra de meterse en el partido y poner en aprietos a un rival que se aprovechó, como muchos otros, de los problemas de este equipo de cara al gol. Una nueva derrota, la tercera consecutiva, que indica que el parón es muy necesario para recuperar fuerzas.

Aunque acostumbra Abelardo a realizar retoques en sus alineaciones diferenciando entre los partidos en Mendizorroza y los que han de jugarse a domicilio, en esta ocasión la entrada de Hernán Pérez en el que puede ser denominado once de gala supuso el único cambio respecto al encuentro del pasado lunes, ya que la verdadera sorpresa fue la continuidad en punta de Sobrino en detrimento de un Guidetti que se quedó en el banquillo.

Se asentó el cuadro albiazul con firmeza sobre el césped desde el primer minuto, con una enorme solvencia cerrando espacios e impidiendo la circulación del Valencia mediante el ahogamiento de Parejo. Presión, recuperación y salida rápida, la santísima trinidad de este equipo, que en esta ocasión no repitió en tibio arranque de sus últimas comparecencias y se mostró serio y activo desde el inicio. Así, tras un robo de Manu, Munir armó una contra en la que Neto hubo de intervenir para salvar el cabezazo de Sobrino.

El Glorioso transmitía sensación de peligro en cada una de sus aproximaciones, pero se dio cuenta que ante el Valencia no cabían confianzas cuando Pacheco se tuvo que sacar un paradón para desviar el disparo desde la frontal de Parejo. Una oportunidad que dio paso a los mejores minutos del cuadro local, culminados con una conexión sensacional entre Zaza y Rodrigo para que este superase a Pacheco.

El 1-0 vino seguido de unos compases en los que el sufrimiento alavesista no decreció ni un ápice con respecto al panorama que se había dibujado en los instantes previos al tanto de Rodrigo. Las piernas no daban de sí como para cerrar los espacios como se había hecho en los primeros minutos del encuentro. Era una cuestión de tiempo el segundo de los de Marcelino ante semejante insistencia. Al final, en una falta lateral muy mal defendida, Zaza, que estaba en posición de fuera de juego, se aprovechó de su situación ventajosa para cruzar de nuevo el balón a la red.

Estaba el Alavés completamente destrozado, corriendo siempre por detrás del balón y mostrando evidentes signos de incomodidad. Que el resultado no fuese aún más abultado al descanso hay que agradecérselo a un Pacheco que tuvo trabajo para hartarse y que se vio beneficiado de que Munuera Montero no le castigase con un penalti tras claro derribo a Soler.

Amenazaba el arranque del segundo acto con seguir por los mismos derroteros del primer con otro aviso más de Rodrigo, pero una ruptura de Martin a la espalda de Gayà propició la cabalgada y centro del vitoriano desde el costado para que Sobrino definiese desde el punto de penalti instantes después de la reanudación. Una alegría que no duró demasiado. Primero Guedes mandó el balón al palo y casi de seguido marcó Laguardia en propia puerta cuando trataba de cerrar el espacio a Zaza tras un servicio desde la derecha de Soler.

Las ocasiones de unos y otros se fueron sucediendo en un duelo completamente descosido. Las tuvo el Valencia para abrir aún más brecha, pero también el Alavés para apretar el marcador. Como un disparo lejano de Ibai Gómez a puerta vacía tras error de Neto en un pase y que se fue rozando el poste. La sensación de que un acierto vitoriano podía abrir de todo el encuentro de nuevo se tuvo que quedar solo eso, en sensación. Los problemas para definir las llegadas cercenaron la opción de seguir soñando con rescatar al menos un punto en una segunda parte de correcalles. Una nueva derrota, la tercera consecutiva, que evidencia que El Glorioso atraviesa una fase de apagón.

las claves

Caída en picado. Tras un buen arranque y una oportunidad de Sobrino, el Alavés se hundió en la miseria. Marcaron Rodrigo y Zaza antes del descanso, pero el resultado al intermedio pudo ser mucho más abultado de no mediar las intervenciones de un Pacheco con mucho trabajo.


Reacción sin pegada. El cuadro albiazul puso el 2-1 justo tras la reanudación, pero casi de seguido llegó el 3-1. A partir de ahí, el conjunto vitoriano se fue al ataque con todo, aunque con mucho más corazón que cabeza y un acierto nulo.

la figura

Se llevó tres goles en los que no pudo hacer nada, pero dejó un importante reguero de paradas sensacionales que evitaron que el número de tantos del Valencia fuese muy superior.

Abelardo

Mucho sufrimiento. El Alavés transmitió ayer la sensación de que en esta fase de la temporada las piernas no le dan de sí lo suficiente como para hacer frente a la exigencia física que su juego requiere. Tras un buen arranque, el equipo se vino abajo, sufrió muchísimo ante un gran Valencia y pudo salir ampliamente goleado. En la segunda parte, se fue al ataque y evidenció sus problemas de cara al gol.

debe mejorar

Abelardo le ha otorgado confianza plena como central titular e indiscutible, pero el brasileño acumula ya unos cuantos partidos de un nivel bajo y con errores importantes.

3

1-0, minuto 20: Rodrigo. Sensacional pared entre Zaza y Rodrigo, que se queda solo en ventaja ante Pacheco y le bate de disparo a la izquierda raso.

2-0, minuto 33: Zaza. Saque de falta lateral mal defendido y que aprovecha Zaza, en fuera de juego, para rematar cruzado a la red. 2-1, minuto 48: Sobrino. Ruptura de Martin a la espalda de Gayà para ganar la línea de fondo y servir hacia atrás a Sobrino, que supera a Neto en un disparo cruzado. 3-1, minuto 54: Laguardia, en propia puerta. Contra del Valencia, centro de Soler desde la derecha y, en su intento de despeje, Laguardia mete gol.

Amonestó a Soler (minuto 42), Kondogbia (minuto 45), Duarte (minuto 53) y Pina (minuto 56).

1

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus