Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
pleno sobre las pensiones

Rajoy usa las pensiones para forzar apoyos a su presupuesto

El Gobierno ofrece a la oposición una subida para pensiones mínimas y de viudedad a cambio de su respaldo

A. Diez Mon - Jueves, 15 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Gestos airados de la oposición, ayer, en el Pleno. Fotos: Efe

Gestos airados de la oposición, ayer, en el Pleno. Fotos: Efe

Galería Noticia

Gestos airados de la oposición, ayer, en el Pleno. Fotos: EfeMariano Rajoy gesticula durante su intervención.Mariano Rajoy
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

“Debería darle vergüenza venir aquí a alardear con un incremento de dos euros al mes” “Es indecente que hayan dicho a los españoles que se abran planes de pensiones privados” “El problema de fondo es el que tenemos que abordar y no ir parcheando” “No entraremos en el mercadeo electoral con las pensiones, solo apoyaremos medidas para su viabilidad”

Madrid- Mariano Rajoy no quería generar ninguna expectativa en torno a su intervención ayer en el pleno sobre pensiones y por ello ya había avisado de que acudía al Congreso sin golpes de efecto en su cartera de Presidencia. Y lo cierto es que no echó mucha sal en su discurso en el pleno sobre pensiones. De hecho, al final puso sobre los hombros de la oposición la responsabilidad de una pequeña y restringida subida de las pensiones. Si el Partido Popular logra sacar adelante los Presupuestos de este año, habrá dinero para una mejora adicional que no concretó de las pensiones mínimas y las de viudedad, lo que afectaría solo a algo más de un tercio de los pensionistas. En caso contrario, si se prorrogan las Cuentas, continuará la receta del 0,25% para todos.

Ese fue, junto a las críticas generalizadas de la oposición a su postura y algún reproche por parte de su socio Ciudadanos, el resumen de una sesión parlamentaria que había levantado de salida más interés por saber el alcance de la suma de fuerzas del resto de partidos que por la posibilidad de que el Gobierno central cambiara el paso en esta cuestión. Aligerar el gasto en pensiones es uno de los principales deberes que ha impuesto Europa a España y se lo recuerda constantemente.

A eso se une que aprobar los Presupuestos de este año y disponer de capacidad de gasto es la única vía que le queda a Rajoy para salvar la legislatura, para poner a trabajar a su gabinete de cara a las elecciones del próximo año. De modo que, pese a la presión en el Congreso y sobre todo en la calle, el presidente intentó encajar ambas cuestiones dentro de su agenda política. Ligando una a la otra y con un resultado muy negativo: no convenció ni a los que estaban dentro del hemiciclo ni a los que desde fuera siguen calentando la manifestación del próximo sábado en favor de unas pensiones dignas.

El pleno estaba muy condicionado por el formato, que no contemplaba votaciones y que condenaba el debate a una exposición de las posturas de cada uno. Abriendo la jornada, el presidente del Gobierno dejó claro desde un principio que su tren seguirá moviéndose por las mismas vías. No hay ninguna posibilidad de dar marcha atrás a la reforma de 2013 y por tanto de volver a ligar la revalorización de las pensiones al IPC. Su “propuesta” es “seguir avanzando” en la dirección en la que viaja el tren en estos momentos.

cruce de reprochesEn su discurso, Rajoy deslizó reproches a los socialistas, a los que recordó su responsabilidad en la reforma de 2011, la que retrasó la edad de jubilación a los 67 años. Insistió además en el mensaje de las últimas semanas: decir que es posible subir más de un 0,25% las pensiones es “engañar” a los ciudadanos y su gobierno llega hasta donde puede en el capítulo de las prestaciones.

En medio de esa defensa numantina, planteó una propuesta con apariencia de borrador, sin ningún grado de concreción, la subida a cargo de Presupuestos y una mejora en el IRPF para los pensionistas que menos cobran. Una idea que el portavoz del PNV, Aitor Esteban, calificó de “parche” y que sobrevuela el problema real, la necesidad de buscar nuevos recursos para alimentar las pensiones en el futuro. No hizo Rajoy ninguna referencia a esa cuestión. No bajó su intervención a lo concreto e intentó presionar a los partidos para que voten su presupuesto. No parece tener mucho recorrido ese movimiento.

Todos los partidos subieron a la tribuna a sus líderes. Todos salvo el PSOE, cuyo secretario general, Pedro Sánchez, no tiene acta de diputado, y que en TVE mostró su “decepción” porque el presidente no hubiese aclarado cómo va a garantizar la viabilidad del sistema. En su sustitución, Margarita Robles, acusó a Rajoy de “tomarse a cachondeo” el Pacto de Toledo, de “tomar el pelo” a los pensionistas y de ofrecer un “discurso complaciente que elude lo que está pasando en la calle”. Lamentó a su vez que el líder del PP acudiera al Congreso a “alardear y hacer el discurso que ha hecho” cuando las pensiones solo suben “dos euros al mes”.

Desde Podemos, Pablo Iglesias, incidió en la necesidad de “garantizar la calidad de las pensiones” y cargó contra el Gobierno por no escuchar el clamor en las calles: “Más respeto a las madres, padres y abuelos que trajeron la democracia. Esa generación el próximo sábado va a estar movilizándose en las calles y nosotros vamos a estar con ellos porque estamos orgullosos de nuestros abuelos, padres y madres. Yo por ellos, madre, y ellos por mí”.

Por su parte, el portavoz del PNV, Aitor Esteban, aseguró que el problema del sistema público de pensiones “no se arregla con parches” a través de los presupuestos generales del Estado porque son “dos bolsas diferentes” y la que se tiene que solucionar es la de la Seguridad Social. Esteban también reiteró la petición para que el Estado transfiera al País Vasco la competencia de la gestión del régimen de la Seguridad Social, como solicitó el Parlamento Vasco la semana pasada.

El número de uno de Ciudadanos, Albert Rivera, reprochó al PP y al PSOE que no hayan sido capaces de cumplir con el artículo 50 de la Constitución, el que alude a las pensiones dignas. Al mismo tiempo, planteó utilizar la fiscalidad para mejorar la situación de los pensionistas. “Sin demagogias, sin populismos, se puede hacer política fiscal que ayude a los pensionistas”, dijo Rivera. Fuera del Congreso, los sindicatos y asociaciones de pensionistas se mostraron muy críticos con la posición del Gobierno.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus