Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava

El Colt del 45

Jueves, 15 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Iván Savvidis, presidente del PAOK y amigo de Putin, saltó el pasado fin de semana al césped provisto de una pistola para protestar una decisión arbitral.

Iván Savvidis, presidente del PAOK y amigo de Putin, saltó el pasado fin de semana al césped provisto de una pistola para protestar una decisión arbitral. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Iván Savvidis, presidente del PAOK y amigo de Putin, saltó el pasado fin de semana al césped provisto de una pistola para protestar una decisión arbitral.

Reconocer su sufrimiento como lo ha hecho André Gomes es de valientes. Ser rico y jugar en el Barça no es la panacea…

600 millones invertidos por el Manchester United para firmar un equipo ramplón. Mou, te digo a ti…

Miren que siempre intento buscar el lado cómico de las historias… Miren que siendo como soy un poco bobo me es más sencillo posicionarme entre un vergel de tonterías… Miren que la vida ya es de por sí complicada para que la estupidez del género humano se empeñe en hacerlo más difícil… No les hablo de míseros y cobardes asesinatos, del asqueroso machismo preminente en la sociedad, de pensiones por debajo del nivel de la basura con carta bomba incluida, de libertad de expresión coartada, de desigualdades sistémicas… Les hablo de un puto balón, de lo que los ingleses denominaron hace más de cien años como football y que hoy se ha convertido en un espectáculo de masas, en el opio del pueblo, en un negocio increíble para muchos y en un surtidor de barbarie inimaginable para otros tantos. Hace dos semanas titulaba mi sarta de letras con un Medidas, ¡qué coño de medidas! Hoy, 14 días después, no hay noticias sobre consecuencias de la batalla campal vivida y sobrevivida en la explanada de San Mamés. La única conocida, unos hijos huérfanos tras la muerte de su padre. Hoy el fútbol europeo sigue empeñado en perpetuar escenas más propias de El bueno, el feo y el malo que de Evasión o victoria. Si me tomara a risa lo presenciado el pasado fin de semana pensaría en el gran John Wayne en La diligencia o en Fort Apache, blandiendo su justiciero colt del 45 mientras el atardecer se pone en las verdes llanuras del césped del PAOK de Salónica. El Duque, enervado por las decisiones del jefe sioux de turno, decide adentrarse en los dominio apaches para buscarse la justicia por su mano. A su lado, cuatro acólitos guardaespaldas, los temidos hermanos Montgomery, grandes como armarios del Ikea de Kansas City, velan por abrir paso a su jefe hasta llegar a los dominios del gran jefe sioux y descerrajarle cuatro tiros en la sesera. Por desgracia, John Wayne no era John Wayne sino Iván Savvidis, presidente del PAOK de Salónica, sus acólitos eran los mamporreros de turno de profesión soltadores de hostias y el jefe sioux, Georgios Kominis, el árbitro del encuentro que acababa de anular un tanto a los locales. Savvidis, exdiputado ruso condecorado por su amigo Putin, y sus secuaces conminaban al oído al colegiado a abandonar el terreno de juego al grito de “estás acabado como árbitro”. Kominis permaneció sin mover un pelo en vestuarios durante dos interminables horas. Transcurrido ese tiempo, el twitter oficial del PAOK notificó la validez del gol según se recogía en el acta del encuentro. Escalofriante es poco. El Gobierno griego ya ha ordenado la suspensión de la liga y ha emitido orden de detención contra Savvidis y sus matones. La última causa de suspensión de la competición se debió al incendio de la casa de un árbitro. Más escalofriante. Resulta curioso que usted, aficionado, no pueda introducir en un estadio el tapón de una botella de agua de 33 centilitros por su potencial como arma letal mientras el colt del 45 de John Wayne luzca brillante de forma impune en la cintura de El duque. Por desgracia, éste es el fútbol que debería ocuparnos y del que preocuparnos. A tres meses del inicio del Mundial de Rusia, Grecia no se ha convertido en un oasis barriobajero del dislate en el que permanece sumido el balompié en los últimos años. En Francia los ultras del PSG se pasean en bata de cola por las instalaciones del estadio mientras compadrean con los futbolistas. Por si fuera poco, uno de los directivos del club francés trató la semana pasada de que el autobús del Real Madrid acudiera al estadio sin protección oficial;también en el país galo varios hooligans del Lille agredieron pasamontañas en ristre a tres de sus jugadores;en Inglaterra, medio centenar de hinchas radicales del West Ham asaltaron el césped en pleno partido y se enfrentaron a sus jugadores;y en Alemania, el campo de entrenamiento del histórico Hamburgo amaneció con una tétrica representación de once cruces y una frase macabra: “Ha llegado la hora, no podéis escapar”. El fútbol está enfermo y sus dirigentes hacen la vista gorda ante una situación insoportable. Me reiría, pero no veo el motivo. Heysel pasó, pero no pasó nada. Paso de todo, parecen decir. Así nos luce el pelo, digo yo.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus