Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava

El procés de Manu

Martes, 13 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:04h

El capitán albiazul, acosado por los madridistas Bale y Casemiro el pasado 24 de febrero en el Santiago Bernabéu.

El capitán albiazul, acosado por los madridistas Bale y Casemiro el pasado 24 de febrero en el Santiago Bernabéu. (Foto: Área 11)

Galería Noticia

El capitán albiazul, acosado por los madridistas Bale y Casemiro el pasado 24 de febrero en el Santiago Bernabéu.

En esto de la renovación de Manu García hay un punto de procés catalán. Lo que se respira en la calle, la manera en la que el relato se está vehiculizando, tiene poco que ver con lo que está ocurriendo donde se cocinan las cosas. Por un lado está el sentimentalismo con el que la calle defiende una causa y por otro el pragmatismo de los actores y las verdades razones que detienen la renovación. El aficionado convencido, de manera entendible, defiende la extensión de contrato a toda costa fundamentada en el sentimentalismo, en lo que Manu representa para el alavesismo, en la simbología que contiene su éxito. También en lo que aporta sobre el terreno de juego, por supuesto. Manu es un ejemplo de algunos de los mejores valores del fútbol, es la historia del aficionado de un equipo que cumple su sueño de defender sus colores en la máxima categoría después de pasar por todos los niveles. Manu tiene ese aroma a fútbol añejo que abrazan los más nostálgicos. Pero dentro de los despachos de Mendizorroza es donde el fútbol añejo se convierte en fútbol moderno. Si Manu no renueva es simplemente porque quiere más dinero. Porque una oferta de dos años por un millón neto sumando ambos cursos no le parece suficiente. Un precio como mínimo acorde con lo que aporta como futbolista. Un buen futbolista, creo que no soy sospechoso con este jugador. Lo peor de las leyendas, y Manu a su manera ya lo es, son los entornos y el ruido. La demagogia y la caspa de los abrazafarolas. Pasó con Casillas en el Madrid y ahora está ocurriendo con Fernando Torres en el Atlético. Amigos o directamente representantes con micrófono que no hacen más que intoxicar el debate en torno al jugador. El portero llegó a creerse que estaba por encima del club. Pero en el caso de Torres no es así. El delantero sigue siendo un profesional ejemplar que tiene más asumida su realidad que amigos suyos con pluma o micrófono. Hace poco, Antonio Sanz, jefe de prensa de Bahía Internacional (empresa que representa a Torres), dijo en Radio Marca que el Cholo tenía que salir del Atlético. Pocos días después el entrenador explotó llevándose por delante verbalmente al Niño. El Cholo está más harto de Antonio Sanz y compañía que del propio futbolista. ¿Cómo es posible que representantes de jugadores sean opinadores en radios o periódicos sobre sus propios jugadores? ¿Qué clase de análisis buscan emisoras que llevan a comentar partidos al agente del centrocampista o del delantero? Hay un conflicto de intereses evidente que convierte sus aportaciones en material viciado, siempre utilizado a beneficio de obra para la defender la causa propia. Si en una radio que retransmite los partidos de Alavés está el representante de un jugador, ese jugador va a tener la batalla mediática ganada de antemano. Y eso, amigos, no me parece justo. Es faltar el respeto al consumidor. En el plano puramente futbolístico, la diferencia del caso de Manu García con el de Casillas o Torres es que su nivel soporta perfectamente el debate en torno a la renovación. El centrocampista vitoriano es un buen futbolista que está siendo de nuevo importante en Primera División. Por más que sus detractores lo digan hasta la saciedad no lo van a convertir en un piernas. En todo este procés a Manu lo veo más solo de lo que pueda parecer. Como decía Rose en Titanic, “solo aunque siempre esté rodeado de gente”. En una isla entre las voces que utilizan su renovación para atacar al club, entre los que le dicen que es un símbolo y que por eso le tienen que pagar todo lo que pida. Entre las cuitas de agentes con la directiva por negociaciones pretéritas con otros jugadores. Entre el Manu que buscaba trabajo para por las tardes cuando regresó al Alavés y el Manu que rechaza, o que le inducen a rechazar, medio millón de euros por temporada. Los últimos acercamientos hacen pensar al club que la cosa puede terminar de una manera desagradable. La posición del Alavés es firme y pasa por no mejorar la oferta que Manu y su entorno tienen sobre la mesa. Si el futbolista de verdad piensa que ser de Vitoria, ser un referente y tener la vida hecha en casa están siendo factores que el club está utilizando para ratearle la pasta es que ha perdido el contacto con la realidad. Si Manu no termina renovando con el Glorioso será una decisión absolutamente legítima y en la que yo ni entro ni salgo, pero poco se le podrá decir a Josean Querejeta, a Sergio Fernández y al Deportivo Alavés en este caso.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus