Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
fin a la huelga de celo

La Policía Local recupera la normalidad tras la firma de la paz municipal

El viernes por la mañana se dio luz verde a la oferta del gabinete Urtaran

Axier Burdain Alex Larretxi - Lunes, 12 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Un agente de la Policía Local aparece rodeado de tráfico en el centro de Vitoria.

Un agente de la Policía Local aparece rodeado de tráfico en el centro de Vitoria.

Galería Noticia

Un agente de la Policía Local aparece rodeado de tráfico en el centro de Vitoria.

vitoria- La tempestad que arrancó en Agirrelanda con el anuncio de que los agentes municipales no iban a realizar refuerzos en protesta por sus condiciones laborales y que estalló con toda su fuerza cuando dio comienzo la huelga de celo que ha durado cuatro meses ha terminado. El viernes se firmó la paz social con un acuerdo que mejora en una media de 1.080 euros los ingresos anuales de toda la plantilla y que restablece la normalidad en el cuerpo. Muchos policías locales respiraron aliviados el pasado 27 de febrero cuando se anunció el resultado de la segunda asamblea de trabajadores, que aceptaba por un amplio 70% el acuerdo que ofrecía el gobierno municipal. A pie de comisaría, la sensación generalizada es de tranquilidad, aunque a nadie se le escapa que un 30% de los votantes se opuso al pacto.

A partir de ahora se abre un periodo de dos meses para que los sindicatos y la Jefatura del cuerpo lleguen a un nuevo acuerdo, esta vez sobre los servicios mínimos. Unos servicios que, según señalan algunos policías, “actualmente son muy mínimos, sobre todo, por la noche”. La sensación generalizada entre la plantilla es que este nuevo plazo de diálogo se desarrollará sin excesivos problemas y que la dirección del cuerpo fijará unos servicios mínimos de en torno al 50%. Un porcentaje equiparable a cualquier otra empresa que, en caso de necesidad, se cubrirá con refuerzos.

Pese a las discrepancias registradas durante las negociaciones, en lo que siempre han coincidido los agentes y el gobierno municipal es en la falta de efectivos. La Relación de Puestos de Trabajo (RPT) del Ayuntamiento señala que debería haber 423 policías cuando sólo hay 370. A esta circunstancia hay que sumar las bajas, las licencias, los días para estudiar euskera, los periodos de maternidad y los días de asuntos propios. Tanta resta acaba por crear un agujero en la plantilla y en más ocasiones de las deseadas los agentes se ven “en cuadro”.

Y a menos agentes disponibles, mayor carga de trabajo para los que se encuentran en activo. Por ello, el gobierno municipal ha accedido a abonar el ya famoso plus de productividad a la plantilla. Una cantidad que el Ayuntamiento seguirá pagando al menos hasta que se complete la RPT. Por el momento, el Consistorio ha convocado dos Ofertas Públicas de Empleo, OPEs, para ir recuperando efectivos, pero teniendo en cuenta las jubilaciones y las prejubilaciones que se producirán a lo largo de los próximos ejercicios y que contribuirán a mermar el ya de por sí precario listado de policías municipales de Vitoria, serán necesarias varias convocatorias más para acercarse al objetivo de 423 efectivos.

Los agentes confían en que todo vuelva a ser como antes de que estallara la crisis. Una normalidad que incluye el reinicio de la actividad de gimnasia o que los cursos profesionales que se llevan a cabo en Arkaute vuelvan a computar como horas de trabajo.

días rojosOtro de los objetivos alcanzados por el comité ha sido la reducción de los denominados días rojos, aquellos festivos en los que los policías tienen que trabajar de forma obligatoria si se les llama para ello. El listado, que antes era muy abultado, se ha reducido a su mínima expresión posible y sólo incluye ya las Fiestas de La Blanca, las fechas más señaladas de Navidad y algunas jornadas sueltas más, como San Prudencio y Santiago. Antes de la corrección, la relación de días en rojo incluía un sinfín de eventos celebrados en Vitoria no por las instituciones, sino por entidades privadas. De hecho, en la mesa de negociación los sindicatos llegaron a preguntar al gobierno municipal por qué esos promotores privados nunca pagan un servicio de seguridad como el que Vitoria les presta. Teniendo en cuenta que no pagan por la colocación de vallas que delimitan los límites de los itinerarios ni por otros servicios, como el suministro de agua, los representantes de los trabajadores plantearon que, al igual que sucede en otras ciudades, el Consistorio les pase una factura por los agentes movilizados. La respuesta que obtuvieron es que esas celebraciones atraen otra serie de ingresos a la ciudad.

Una de las cuestiones que han cambiado a consecuencia de las duras negociaciones vividas desde el pasado noviembre ha sido el equilibrio de fuerzas dentro del comité de trabajadores. Después de que en diciembre la plantilla rechazara la oferta municipal que parecía satisfacer a los sindicatos, los responsables de ErNE dimitieron. Fueron sustituidos y los nuevos responsables han sumado desde entonces sus fuerzas a las de los representantes del Sipla, el sindicato que ha mostrado mayor dureza en sus reivindicaciones durante todo este periodo.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus