Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava

Entre dos murallas

Trump quería construir una muralla que separara a EEUU de México. Tras 14 meses como presidente ya ha logrado construir un muro: entre los propios estadounidenses

Diana Negre - Domingo, 11 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Donald Trump firma la orden de inicio del proyecto de construcción del muro con Mexico.

Donald Trump firma la orden de inicio del proyecto de construcción del muro con Mexico.

Galería Noticia

Donald Trump firma la orden de inicio del proyecto de construcción del muro con Mexico.

Washington - Estados Unidos tiene dos largas fronteras, una de casi 9.000 kilómetros al norte y otra que solo alcanza una tercera parte al sur del país, pero estos tres mil kilómetros al norte de México representan una barrera doble: la real -que existe con vallas y muros- y otra quimérica, que enfrenta a los partidos y la sociedad norteamericana así como a los dos países situados al norte y al sur.

Durante la campaña electoral, las masas gritaban enardecidas “construye la muralla”, cada vez que el entonces candidato Donald Trump prometía erigir una versión moderna de la muralla china que, no sólo sería mucho más alta y estaría dotada de todos los avances tecnológicos y pondría fin a la inmigración ilegal y la entrada de drogas, sino que ni siquiera costaría dinero, porque -según aseguraba Trump- la iban a pagar los residentes del otro lado, es decir, los mexicanos.

Ahora, con 14 meses en la Casa Blanca, sigue prometiendo construir la muralla y los cánticos del público son semejantes, aunque ya no oímos que la pagará México. En realidad, el desacuerdo por la muralla hizo imposible la reunión que hace pocas semanas tenían previstos los presidentes de ambos países: Trump se indigna de que su colega Peña Nieto no comprenda que él quiere cumplir con su promesa electoral, mientras que el presidente mexicano simplemente repite lo que todos los políticos de su país han dicho en los últimos dos años, que no quieren el muro y todavía menos lo van a pagar.

En realidad, la muralla no es un fenómeno nuevo inventado por la campaña de Trump: ya existe una protección, ya sea de metal, piedra o cámaras fotográficas, a lo largo de unos 1.000 kilómetros construidos. Se fueron colocando en los últimos 12 años como resultado de acuerdos entre congresistas de los dos partidos en el año 2006, que respondían al clamor de aquel entonces de algunos sectores del país por la inmigración ilegal.

El proyecto era más amplio, pero la realidad se impuso y lo frenó, tanto por lo elevado de los costos como por su poca eficiencia: los dos objetivos del control fronterizo, frenar el flujo migratorio y reducir la entrada de la droga, no se han logrado ni se pueden lograr con una pared.

El muro se puede cruzar con escaleras por arriba o con túneles por abajo, pero su utilidad queda aún más reducida porque no la cruzan tantas personas: los que hoy residen ilegalmente en el país llegan en su mayoría de forma legal, pero no se marcharon cuando expiró su visado. En cuanto a la droga, la futilidad es todavía mayor. El total de heroína consumida en Estados Unidos, unas 50 toneladas anuales, cabe en tres contenedores comerciales, lo que es una gota de agua comparado con los dos millones de camiones que cruzan anualmente la frontera con Laredo, además de los 400.000 vagones que utilizan las vías férreas, sin olvidarnos de la cantidad de drogas que entran por los diversos puertos del país. También está la nueva droga, el opiáceo sintético Fentanyl, que llega principalmente de China… Vía paquete postal. En cambio, la droga que entra por la frontera mexicana es principalmente la marihuana, ya legalizada en varios estados del país. Es natural la preocupación norteamericana por el consumo de drogas, pues las sobredosis ocasionan más de 65.000 muertes anuales, lo que en porcentaje de población es diez veces mayor que el español. Pero muchos señalan que la solución no es cerrar la entrada, sino reducir el consumo -y no hay indicios de que esto vaya a suceder pronto-.

Las dos murallasEstos hechos, conocidos por todos los expertos y divulgados por los medios informativos, no impiden la realidad de las dos murallas: la real -ya existente y de poco efecto- y la propuesta, que se enfrenta a unos costos disparatados a cambio de unos resultados flacos, pero que algunos sectores ven como una fórmula para aumentar los salarios, crear empleo y salvaguardar la sociedad de las influencias nefastas del mundo exterior.

Tal es la presión de estos sectores, que incluso los líderes del Partido Demócrata, tradicionalmente el gran amigo de los inmigrantes, se avinieron a financiar la muralla, pese a que incluso organizaciones ultra conservadoras reconocen que su valor es más bien simbólico.

Seguramente, lo más irónico es que la muralla estará desfasada antes de empezar a construirla. México exporta ya poca mano de obra porque la natalidad ha bajado y la economía ha mejorado. También, porque el proceso de automación sigue adelante y perjudica especialmente a trabajadores poco cualificados. Desde los restaurantes de comida rápida hasta la construcción se utilizan cada día más robots. El último de ellos es una máquina para colocar ladrillos que, si bien es muy lenta, puede trabajar 24 horas 7 días a la semana… Y ni genera gastos de seguridad social ni necesita un departamento de personal para atenderla.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus