Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
Leire Zugazua síndica - defensora vecinal de vitoria

“Es una pena que no salga adelante la celebración de la primera consulta popular que se planteaba”

Jose Luis del Campo José Ramón Gómez - Domingo, 11 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Leire Zugazua Urturi.

Leire Zugazua Urturi. (Foto: DNA)

Galería Noticia

Leire Zugazua Urturi.

VITORIA- La Defensoría vecinal afronta una nueva etapa con Leire Zugazua, con el anhelo de completar su plantilla con la figura de un adjunto a su cargo, y viendo cómo pasa de largo la posibilidad de estrenar las consultas populares.

Cumple ya tres meses como Síndica al frente de la oficina del defensor vecinal.

-No ha sido demasiado chocante el comienzo de esta etapa, tras el nombramiento el 4 de diciembre. Al comienzo me costó algo hacerme a la idea de cuál iba a ser mi oficina tras los años de adjunta a Martín Gartziandia. En cuanto al desempeño del cargo, no he notado grandes cambios. Hay diferencias en el contacto con los medios de comunicación y en mi presencia en elkargunes y determinados eventos.

¿Ha sentido ese vértigo de enfrentarse ya en solitario como cabeza visible de la Defensoría?

-Vértigo sí que se siente por el hecho de ser la cabeza visible, dar ese paso al frente y la responsabilidad de cada palabra o acción que llevas a cabo. Antes, contrastaba mi opinión con Martín Gartziandia y al final era él quien lanzaba el mensaje o recomendación. Ahora, frente a ciertos temas, que son polémicos o delicados, hay que tener cuidado, sin perder de vista la claridad y no dejarse influenciar ni llevar porque sea una cuestión difícil o pueda sentar mal alguien. Esa postura me da quebraderos de cabeza. Los comienzos siempre son difíciles y cuando me asiente, no me será tan complicado.

Durante el mes de diciembre no concedieron citas a los ciudadanos para reorganizar el trabajo interno de la oficina.

-Fue un pequeño periodo de transición para intentar cerrar temas pendientes en un mes atípico tras el nombramiento o con los puentes y jornadas navideñas. Consideramos que, salvo situaciones de urgencia, era mejor conceder las citas a partir de enero. A pesar de todo tuvimos tres expedientes ese mes, que llegaron por correo electrónico, y alguna otra cuestión. Después ya con el inicio de año, retomamos el ritmo.

¿Restaban muchos expedientes sin resolver de la etapa del anterior Síndico?

-No nos ha dado tiempo a mucho porque siempre hay cuestiones de urgencia o prioridades que van surgiendo. Tenemos varios expedientes que son de largo recorrido como asuntos de veladores o licencias municipales. Llevan abiertos tiempo y es difícil darles una solución. Hay otros en los que hemos recibido respuesta del departamento y hemos informado al ciudadano, aunque no se ha podido cerrar formalmente. Al estar una persona menos, ese trabajo administrativo se está demorando un poco.

Algunos de ellos son los referidos a los desalojos en Santo Domingo, cuestiones de ruido nocturno.

-De la primera cuestión, ahora estamos al tanto de cuestiones como que el proyecto que iba a presentar el arquitecto, tras no aceptar nuestra recomendación. En el mapa de ruido, como novedad, se va a contratar, aparte que se haga un mapa de ruido centrado en las horas nocturnas y estaremos pendientes. Vemos que, aunque va despacio, algo se va a hacer.

¿Todavía no ha hecho pública ninguna recomendación, informe u otra resolución?

-No, todavía no, aunque tengo bastantes en el cajón. Sinceramente, la causa se debe a falta de tiempo. Tenemos muchas veces urgencias o peticiones de informes que requieren solventarlas en un breve espacio de tiempo. Por el contrario, las recomendaciones requieren de análisis y una buena fundamentación. Ahora, en cuanto contratemos a la tercera persona, empezarán a fluir las recomendaciones que hay a la espera de publicación. Una de las primeras, y pendiente desde hace tiempo, es una cuestión de carga y descarga en la zona de Lakua. Se trata de una carnicería en los bajos de un edificio, cuyo vecino del primero casi puede saltar de la ventana al camión por la cercanía del vehículo. Hemos hablado con Policía Local, Espacio Público y no se soluciona el asunto. Creemos que se debe adoptar alguna medida como instalación de pivotes o una campaña de Policía Local. Esta la tengo marcada como una principal y también otra de una sanción en San Vicente de Paúl, por una aparcamiento en una plaza de discapacitado que se estaba pintado para personas con movilidad reducida y la grúa se llevó el coche.

Ahora acude como una integrante más a los foros de participación ciudadana del Ayuntamiento.

-Uno de mis objetivos es intensificar la relación con todas las asociaciones de Vitoria, y acudiendo a los diversos elkargunes y auzogunes se puede palpar y comprobar lo que sucede en la ciudad, aunque también es cierto que no todos los colectivos acuden ni están representados en estos órganos. La verdad es que acudo encantada a cada sesión y por el contacto con los concejales y técnicos como foro interesante.

También ahí conocerá inquietudes variadas que, a lo mejor, sus protagonistas no llegan a plasmar en una queja ante la Síndica.

-A la oficina llegan muchas quejas que no se tratan en auzogunes o elkargunes, y también muchas de las que se tratan. Son como dos instancias diferentes y sirve para conocer cuáles son sus cauces de comunicación con el Ayuntamiento, observas sus preocupaciones colectivas y es una experiencia enriquecedora.

¿Qué asuntos le han puesto sobre la mesa a los ciudadanos a los que ha recibido?

-Desde la toma de posesión se han abierto 53 expedientes, entre quejas y consultas, además de los referidos a la huelga de celo de la Policía Local. En ese tema no hemos abierto expedientes individuales, sino uno conjunto, porque hubiera sido una locura de gestionar ante las situaciones planteadas. En este capítulo de sanciones, de todo tipo, hay 17 expedientes con un origen variado como exceso de velocidad o mala notificación de la denuncia. Hay cuestiones de ayudas sociales, lonjas juveniles, el conflicto de la familia Manzanares-Cortés, la Plusvalía que, a pesar del descenso en el volumen de reclamaciones, sigue siendo todo un clásico. Asuntos de impuesto de circulación, el IBI, los mastines de Aberasturi y hasta de cementerios.

El año pasado fue, sin duda, el ejercicio de la Plusvalía. ¿Cuál apunta a ser el destacado del actual?

-Tras un 2016 marcado por las resoluciones de cota cero, la Plusvalía se erigió en la gran protagonista de 2017, con más de 40 expedientes, de este tema. Gente que lo había abonado y quería reclamar, entendiendo que el Ayuntamiento lo había percibido indebidamente. Siguen llegando escritos de respuesta y los ciudadanos se siguen acercando. Aún no sabemos hacia donde puede derivar el grueso de reclamaciones.

El conflicto policial seguro que ha sido fuente de numerosas reuniones con afectados por multas.

-En los meses de noviembre y diciembre el pico fue tremendo. Estos dos meses han sido más calmado, quizá debido a que nos habíamos acostumbrado al recibir cerca de 40 boletines.

Su oficina llegó a pronunciarse incluso sobre la legalidad de esas denuncias. ¿Finalizado el conflicto no hay más recorrido?

-Creo que en este tema no está todo dicho aún. Mi intención es solicitar los datos comparativos entre esos meses de un ejercicio y otro para ver cuantificar el incremento en el volumen de denuncias. He visto los datos de diferencia de 600.000 euros en la recaudación aparecidos en prensa y los voy a pedir directamente al departamento para informarme sobre esta cuestión y desear también que no vuelva a repetirse.

La movilidad ha sido noticia con el auto del contencioso-administrativo en el que deniega la suspensión cautelar de la ejecución del acuerdo del Pleno sobre la consulta popular del tranvía al sur.

-No he tenido acceso al contenido íntegro del auto del juzgado de lo contencioso-administrativo, por lo que desconozco en detalle los fundamentos de la decisión. No obstante, y aunque no se trata de una sentencia, es una resolución judicial y, como tal, tiene su valor, y puede ser indicativa del pronunciamiento que se contenga en la decisión final. Tampoco hay que olvidar que es el propio equipo de gobierno quien recurrió el acuerdo adoptado por la mayoría del Pleno. Por otra parte, la decisión de no seguir adelante con los trámites para la consulta popular se basa en el supuesto quebranto económico para las arcas municipales, por lo que sería deseable que se cuantificara el importe de ese quebranto, de la supuesta indemnización que correspondería por la paralización de las obras, para que la ciudadanía conozca los datos que se están barajando a la hora de ponderar el interés general frente al derecho a la consulta popular. Realmente, cuanto más avanzadas estuvieran las obras, más dinero supondría el tener que paralizarlas. Habrá que estar atento a la sentencia que finalmente se dicte y las consecuencias que conllevaría.

¿Queda debilitada la figura de la participación ciudadana con el anuncio del alcalde, Gorka Urtaran, de no contemplar su celebración con esta cuestión del tranvía?

-Es significativo y una pena que la primera vez que se plantea una consulta popular no vaya a salir adelante para su celebración.

¿Debe incidir y mejorar en esa faceta de la participación ciudadana Vitoria para poder llegar a celebrar una consulta?

-Hay que mirarlo desde la perspectiva de la buena noticia que supuso introducir la figura de las consultas populares en el reglamento. Puede que gracias a esta consulta fallida, la ciudadanía tenga conocimiento de que existe esta herramienta y se pueda seguir utilizando en el futuro. Habrá que seguir viendo si se plantean más consultas populares.

En comparación con el arranque de 2017, ¿qué número de asuntos han abordado ya en la oficina?

-Terminamos el ejercicio pasado con 230 expedientes de queja, sin incluir consultas y otro tipo de documentos. En ese primer trimestre del año pasado hubo 69 y fue en el mes de marzo cuando se dio a conocer la sentencia y llegó el incremento tremendo de expedientes. Este año, con los datos únicamente de enero y febrero, llevamos un expediente más. En este mes seguimos en la línea y no llegaremos a tantos al no tener el fenómeno de la plusvalía. Estamos también notando un incremento de quejas por correo electrónico y muchos de ellos en los domingos por la tarde.

Vivió el jueves el Día Internacional de las Mujeres como la primera Síndica de Gasteiz. ¿Queda mucho por hacer para llegar a la igualdad?

-Queda muchísimo camino por recorrer. No sólo el 8 de marzo fue una oportunidad única para trabajar y avanzar, sino que todos los días del año debemos esforzarnos para llegar a la igualdad laboral, salarial, en las tareas domésticas, puestos directivos, en representatividad. Es curioso que las mujeres seamos más de la mitad de estudiantes universitarias y luego no se llegue a alcanzar cotas de responsabilidad tan altas como los hombres. Hay que incidir mucho también en una cuestión como los efectos de la maternidad en la carrera laboral, aunque es una cuestión que queda en manos del gobierno de turno. Debemos trabajar por ello hombres y mujeres y, por fortuna, se ha avanzado mucho en la concienciación sobre este tema e incluso los jóvenes también han avanzado mucho en este tema, pese a que existen rasgos del fenómeno machista entre ellos. Confío en que dentro de diez años hayamos avanzado lo suficiente en esta cuestión.

Este año se ha optado por una fórmula singular y novedosa como la huelga femenina.

¿La Síndica hizo huelga el jueves?

-Lo descarté inicialmente y según se acercó la jornada del jueves me lo empecé a plantear seriamente. Finalmente, me sumé al paro de dos horas con el fin de poder acudir a las concentraciones de la mañana. Fue una ocasión única para sumarse a las protestas y que la voz de las mujeres se oyera. Hay que trabajar todos los días en aras de la igualdad de derechos, educando en el respeto y erradicando comportamientos que atentan contra la dignidad.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

Más sobre ¡Qué mundo!

ir a ¡Qué mundo! »

  • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
  • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

  • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus