Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
Chechu Mulero Director deportivo del valencia basket

“Estoy convencido de que nuestra afición va a reconocer el magnífico trabajo de Pedro Martínez”

Fue el gran valedor de Pedro Martínez durante sus dos años en la Fonteta y, por ello, reclama mañana una calurosa acogida para el actual técnico baskonista.

Oscar San Martín - Miércoles, 7 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Chechu Mulero, Director Deportivo del Valencia Basket.

Chechu Mulero, Director Deportivo del Valencia Basket.

Galería Noticia

Chechu Mulero, Director Deportivo del Valencia Basket.

vitoria- A punto de cumplir cuatro años en el cargo, Chechu Mulero es el arquitecto en los despachos del vigente monarca liguero. Ayudante en su día de varios entrenadores reputados, su figura ha crecido de manera exponencial en el organigrama de un club que posiblemente vive el mejor momento de su historia tras el título de la ACB sellado la pasada temporada. Antes del trascendental encuentro continental ante el Baskonia, este vallisoletano de 49 años analiza aspectos candentes de la actualidad.

El Valencia Basket puede hacer mañana una convocatoria de doce jugadores profesionales por primera vez desde el comienzo de las hostilidades. ¿Es casi para llorar de alegría?

-Parece increíble que debamos estar contentos por no tener jugadores lesionados, pero tristemente es así. Nos queda pendiente aún la incorporación de Diot y Van Rossom porque nuestra plantilla es de catorce jugadores, más los dos jóvenes. Ni qué decir tiene que la temporada está siendo muy complicada por los problemas físicos que hemos arrastrado. Esperemos ahora que la fase de incorporación de todos los lesionados a la dinámica del grupo sea rápida y positiva. Es verdad que empezamos a estar satisfechos por ver, al menos, a los doce jugadores en las sesiones de entrenamientos.

Con lo que está lloviendo, van segundos en la ACB y todavía no han dicho su última palabra en la Euroliga. No es un mal bagaje, ¿verdad?

-Estamos satisfechos con el trabajo que ha realizado el equipo. El esfuerzo de los jugadores está siendo máximo si nos cercioramos de que hemos atravesado situaciones muy difíciles. Ha habido algún momento en el que hemos tenido hasta siete jugadores lesionados. Recuerdo que el día del Efes en Estambul jugamos con tan solo siete hombres de la primera plantilla, entonces se hace muy complicado. Es lo que nos ha tocado vivir, pero de estos momentos tan difíciles solo se sale a base de trabajo. Eso al final va a conllevar un crecimiento del grupo. Estoy convencido de que, de cara al final de la temporada, este sufrimiento va a ser muy positivo. Con todos estos problemas, vamos segundos en la ACB y creo que en la Euroliga podríamos llevar alguna victoria más, pero todavía sigue muy abierto todo. Nuestra competición es ir partido a partido. Ahora viene otra jornada ante el Baskonia y si somos capaces de sacarla adelante la perspectiva de lo que queda de competición puede ser diferente.

El único consuelo es que pueden llegar algo más frescos al final de la temporada.

-Bueno... (risas). No creo que sea la lectura que haya que hacer. Si fuera así, lo harían todos los equipos. Las lesiones nunca tienen nada de positivo. No es sencillo meter en dinámica ahora a los jugadores que han permanecido lesionados. Los equipos muchas veces son como puzles. Es el mismo inconveniente el hecho de perder a una pieza que meterla más tarde en dinámica. La pasada campaña también sufrimos problemas físicos y nos mantuvimos juntos con el mismo núcleo duro. Esto hizo que el grupo creciera lo suficiente como para afrontar el final de la temporada de la forma que lo hicimos.

¿Qué le sugiere este Baskonia?

-Está firmando una trayectoria notable. Al inicio no obtuvieron los resultados deseados, pero ahora han mejorado de forma ostensible. Desconozco el balance de victorias-derrotas desde que Pedro Martínez se hizo cargo del equipo, pero la temporada es francamente buena. En la Euroliga están peleando por el play offy en la ACB marchan igualados con nosotros en la segunda posición.

Baskonia y Valencia se despidieron de la Copa del Rey a las primeras de cambio. ¿Fue un varapalo duro?

-Es un torneo que marca en exceso a todos los equipos y eso tampoco es una cosa justa entre comillas. A la Copa pueden llegar un máximo de ocho equipos y tan solo uno acaba contento al final. No creo que deba ser la competición que marca el éxito o el fracaso de una temporada. El Baskonia perdió el primer partido, al igual que nosotros, pero hay que mirar hacia adelante y hacer un análisis de lo que sucedió. Pero insisto en que la Copa no puede condicionar tanto como a veces hacemos que pase.

Vuelve a La Fonteta el técnico que les hizo campeones el pasado curso. ¿Merece ser recibido Pedro Martínez con honores?

-Estoy convencido de que sí. Nuestra afición va a reconocer el trabajo que hizo la pasada temporada, ya no solo cuando conseguimos el título de ACB o dos finales más, sino el de los dos años que estuvo en Valencia. Fueron dos campañas excelentes y su labor fue magnífica a todos los niveles.

¿Le sigue resultando incómodo hablar acerca de por qué no siguió al frente del Valencia Basket?

-De esto sinceramente ya hablamos demasiado aquí en Valencia cuando ocurrió todo en el mes de junio, así que no creo que sea necesario ahora el hecho de recordar los motivos de su marcha.

La creencia generalizada en Vitoria es que su equipo va a luchar a muerte por la victoria pese a estar virtualmente eliminado. Como telón de fondo, figura la licencia fija del Baskonia para jugar la Euroliga en los próximos años. ¿Es así?

-Para nosotros, es un partido más. No creo que en Valencia haya una fijación por tener que jugar contra el Baskonia. Seguro que no la hay. Efectivamente somos un club que carecemos de una licencia A para disputar esta competición de forma indefinida. No nos toca a nosotros decidir quién debe tenerla y quién no, o quién la merece y quién no. Es indiscutible que eso crea una diferencia importante entre los clubes, pero esto no hace que nosotros tengamos un afán especial por jugar ante el Baskonia. Plantearemos el partido con la misma ambición e intensidad que si fuera cualquiera otro de la Euroliga o la Liga ACB.

Usted trabajó en su día codo con codo junto a Toko Shengelia cuando el georgiano militó en la capital del Turia. ¿Le sorprende su despliegue de esta campaña?

-No. Estoy orgulloso y muy contento de la progresión que ha experimentado. Es un jugador con el que conservo una muy buena relación. Le tengo un cariño especial después de pasar tantas horas a su lado en la pista. Todo lo bueno que consiga se lo merece porque es un ejemplo de dedicación y trabajo, además de un gran tipo y una gran persona.

¿Le ve a corto plazo en la NBA?

-No lo sé, lo único que tengo claro es que está capacitado para competir en cualquier equipo europeo. La NBA es una cosa que él debe tener clara y resolver después de su mala experiencia anterior. Es joven y le queda mucho camino por delante a la hora de tomar la decisión adecuada. En Estados Unidos lo puede hacer bien porque jugaría a gran nivel en cualquier club del Viejo Continente. Eso sí, me consta que está bien y contento en el Baskonia.

¿Cómo le ha cambiado la vida al Valencia Basket y a usted a nivel personal el sonado éxito liguero?

-Si digo la verdad, no hay más presión o exigencia de la habitual. Estoy encantado de lo que conseguimos. No vamos a ser campeones de liga un año, sino que somos campeones de Liga para siempre. En lo que a mí se refiere, no ha cambiado nada. En cuanto al club, estamos orgullosos de este título, ya que para los equipos españoles es el más importante que puedes lograr. Ver la bandera del título siempre te hace sentir orgulloso, pero el día a día sigue siendo el mismo. A nivel de entidad, estamos creciendo y progresando en muchos aspectos vinculados directamente al baloncesto, desde la cantera con unas instalaciones nuevas hasta la apuesta por el baloncesto femenino. El Valencia Basket es un club en constante crecimiento. El hecho de haber ganado nuestra primera Liga es un motivo de orgullo y un estímulo para seguir hacia adelante.

¿Puede tener continuidad en el futuro la monumental sorpresa de la pasada temporada?

-Siendo sinceros, es complicado ante el Madrid y el Barcelona. Los clubes que manejan un mayor presupuesto poseen obviamente más opciones de acceder a los mejores jugadores, pero no todo es dinero en este juego. Nosotros conquistamos el título y garantizo que no éramos el primer presupuesto de la competición. Estoy seguro de que no es imposible que otros clubes puedan conseguirlo en el futuro.

Va a cumplir en breve su cuarto año en el cargo. ¿Le ha cogido ya el tranquillo al puesto?

-Sí. Alfredo Salazar, yo y todos los directores deportivos tenemos aciertos y errores, pero esto es ley de vida en este trabajo y cualquier otro. Aquí tratamos de construir siempre la plantilla de la mano del entrenador y a partir de ahí tomamos las decisiones más convenientes. No es fácil acertar siempre, pero también es una parte muy bonita del trabajo que está vinculado a la pista y los jugadores. Tampoco he tenido que romper del todo mi vinculación a lo que es ser entrenador. Estamos intentando hacerlo lo mejor posible, unos años saldrá mejor y otros lo haremos peor.

Ha impuesto su particular sello de contratar a los mejores jóvenes españoles. ¿Por qué?

-Creo que es algo positivo. Es una cosa que el club tiene muy clara y representa una filosofía en la que creemos. De momento, no nos ha ido mal. El primer movimiento que hice fue la llegada de Guillem Vives. Fichajes como ese, el de Joan Sastre, Alberto Abalde o Sergi García marcan el sello que deseamos darle al Valencia Basket. Considero que toca construir nuestro equipo a partir del jugador español. Es fundamental hoy en día conseguir un sentido de pertenencia y de identificación con el club, y con ellos lo veo más fácil. Salvo que resulte imposible a nivel económico, seguiremos haciendo este tipo de movimientos en el futuro.

Clubes de élite como el suyo o el Baskonia están padeciendo el considerable aumento del límite salarial en la NBA o las millonarias ofertas que llegan desde China. ¿En qué situación se encuentra el mercado?

-Es muy complicado ya poder retener a los jugadores. El cambio ha sido brutal con el dinero de la NBA y el número de contratos que se pueden hacer incluso para la Liga de Desarrollo. En China ya no solo fichan a jugadores en la fase final de su carrera, sino en pleno apogeo. Luego, está algún caso puntual como la liga australiana. Todo ello hace que resulte cada vez más complicado optar a jugadores de primerísimo nivel. Si a eso unes que el Valencia Basket no tiene garantizada la Euroliga, no es nada sencillo seguir conformando proyectos competitivos.

las claves

“Es obvio que la licencia A de la Euroliga origina una diferencia importante entre los clubes;a nosotros no nos toca decidir quién la merece”

“La NBA es una cosa que Shengelia debe tener clara, pero le queda mucho camino por delante y me consta que está contento en Vitoria”

“Cada vez resulta más complicado optar a jugadores de primerísimo nivel con la amenaza de la NBA y el baloncesto chino”

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

Más sobre ¡Qué mundo!

ir a ¡Qué mundo! »

  • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
  • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

  • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus