Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
Ibon San Saturnino Coordinador de eh bildu en álava

“O se plantea un sistema fiscal más justo o vamos a tener serios problemas, con riesgo incluso de colapso”

Una vez remodelada “de arriba abajo” su mesa política, EH Bildu se prepara para tejer nuevas alianzas en Álava una vez roto su pacto presupuestario con el PNV. San Saturnino apuesta por “tomar el timón de las instituciones”.

Una entrevista de Txus Díez Fotografía Alex Larretxi - Lunes, 5 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Ibon San Saturnino.

Ibon San Saturnino. (Alex Larretxi)

Galería Noticia

Ibon San Saturnino.

gasteiz- En el acto de formación de la nueva mesa política presentaron ustedes las bases para alcanzar nuevas alianzas ¿Nuevas alianzas con quién?

-La lectura que hacíamos en aquel acto es que para seguir avanzando en la transformación de Araba es necesario que los sectores transformadores del herrialde tengamos el timón de la política, y en ese sentido las alianzas a las que aspiramos son con todos aquellos agentes sociales, sindicales y políticos que compartimos el objetivo de conseguir una Araba más justa y social. No cerramos la puerta a nadie, y ahora mismo estamos ya haciendo una ronda de contactos, pidiendo reuniones con diferentes agentes para ver en qué ámbitos podemos avanzar en esa colaboración.

Entre las bases para esas alianzas figuran aspectos que trascienden a la competencia del territorio pero que son clave, como la pacificación, el derecho a decidir, la educación o el euskera. ¿Creen posible reunir a una masa crítica suficiente en torno a esas premisas en Álava?

-En Araba a día de hoy existe esa masa crítica, ya veníamos diciendo que en las últimas décadas el territorio se ha transformado de forma positiva.

¿Se habría mantenido el acuerdo con el PNV si las circunstancias fuera hubieran sido distintas?

-Es evidente que el contexto general y las decisiones tomadas fuera de Araba han influido en las relaciones políticas con el PNV, pero más allá de esto también hay cuestiones propias del territorio en las que la distancia se había ido acrecentando a lo largo de la legislatura. Hay una serie de elementos prioritarios, como la suficiencia financiera de las instituciones, la dirección en materia de activación económica y empleo, o la política social, sobre todo en torno al cuidado a personas mayores, residencias o ayuda a domicilio, aspectos en los que no se están implementado políticas en la dirección que consideramos correcta. En materia de equilibrio territorial hay macroproyectos como la alta velocidad, el embalse de Barrón o el desploblamiento de las zonas rurales que no compartimos. Y englobando el conjunto de los cuatro elementos hay una visión de gestión del territorio totalmente divergente entre el PNV y EH Bildu, el PNV apuesta por centralizar la gestión en Gasteiz y en la Diputación, tratando de alguna manera como menores de edad a las entidades locales y las cuadrillas, y EH Bildu Araba apuesta por un modelo contrario, empoderar a las entidades locales y desde el principio de subsidiariedad poner en valor la institución local.

Hasta qué punto ese tipo de alianzas son más simbólicas que efectivas? Según el presidente del PNV alavés, José Antonio Suso, las partidas presupuestarias modificadas apenas suponen movimiento de dinero.

-Los acuerdos presupuestarios marcan tendencias, direcciones, y los que se alcanzaron con EH Bildu marcaban una dirección, como he comentado antes, en favor de implementar el desarrollo local, fortalecer la financiación de las entidades locales, buscar la suficiencia financiera de las instituciones y tratar con equidad al conjunto del territorio. Creemos que la dirección que tienen los acuerdos presupuestarios con el PP es exactamente la contraria. Es muy relevante, por ejemplo, la política municipalista que llaman ellos, que se dedica básicamente a repartir dinero entre aquellos ayuntamientos en los que ostentan las alcaldías. EH Bildu apuesta por una financiación justa para todas las entidades más allá de quien tenga la alcaldía.

¿Es la reforma fiscal la principal brecha con sus propuestas, más allá de los elementos que acaba de citar?

-Es un elemento fundamental, pero no por capricho, sino porque ahora mismo existe una falta de suficiencia económica en las instituciones públicas, que en el caso de la Diputación de Araba le ha llevado a tener una deuda de 600 millones de euros cuando el presupuesto anual ronda los 400, en estos momentos ya no se cubren las necesidades del territorio en materia de política social, y los retos de futuro van por ahí. Hay un reto estratégico en torno al envejecimiento de la población para cubrir las demandas sociales que va a haber en las próximas décadas, tenemos un sistema de recaudación fiscal que se ha degradado durante los diez años de crisis, cargando el peso sobre las rentas del trabajo y las clases populares, que además tienen una calidad de empleo mucho menor que hace una década. O se le da la vuelta a eso y se plantea un sistema recaudatorio más justo o vamos a tener serios problemas en el futuro, con el riesgo incluso de colapso.

¿Les ha costado crítica interna mantener ese acuerdo, especialmente cuando fuera de Álava se consolidó el eje PNV-PP?

-EH Bildu es un sujeto político muy diverso, con muchas posiciones, pero en cualquier caso las decisiones que se han tomado desde el inicio de la legislatura se han tomado en asambleas de la base social de manera democrática. Estamos respaldados porque la decisión la tomó la asamblea de Araba y no ha habido excesivos problemas, ni a la hora de decidir alcanzar acuerdos ni a la hora de decidir que no había condiciones para seguir.

Más problemático ha sido el pacto de Gasteiz. ¿Hubieran repetido hoy la oferta de junio de 2015 al PNV?

-La decisión que se tomó en 2015 era necesaria en ese momento, había que sacar del poder institucional a un PP que estaba desatado en discursos racistas y xenófobos. En las condiciones que se dieron entonces, que puso el PNV, esa era la única fórmula para llevarlo adelante, aunque siendo un paso necesario sabíamos que era un paso insuficiente, y al avanzar la legislatura esto ha quedado en evidencia. El gobierno municipal ha demostrado una incapacidad de diálogo y de alcanzar acuerdos con las formaciones que le pusieron en la alcaldía, pero también con los trabajadores municipales o con FCC. Para avanzar en la transformación de Gasteiz hay otro paso necesario ahora, que los sectores populares de esta ciudad y de este territorio, a los que EH Bildu aspira a abanderar, tomen el timón de las instituciones y marquen el futuro político de Araba.

Mirando hacia adelante, ¿qué mensaje o estrategia va a plantear la nueva mesa política de EH Bildu de cara a las elecciones municipales y forales?

-De momento no hemos empezado con el carril electoral, seguimos con el día a día en las instituciones. Sí tenemos marcadas una serie de prioridades que coinciden con cuatro carencias principales;la insuficiencia económica que he comentado antes, pues no se cubren los gastos necesarios;o la activación económica y el empleo de calidad, en dos direcciones;creemos que las instituciones tienen que ser ejemplarizantes en la calidad del empleo. No puede haber subcontratas públicas en las que los trabajadores y trabajadoras estén cobrando 800 euros. Por otro lado la activación tiene que pasar por el desarrollo local, por aprovechar los espacios de oportunidad de comarcas y municipios. También tenemos como prioridad la política social, los cuidados a personas mayores, hay una insuficiencia de plazas terrible en las residencias, o la ayuda a domicilio, con los trabajadores y trabajadoras haciendo paros para reivindicar mejores condiciones laborales. En materia de equilibrio territorial, están los macroproyectos que he mencionado. Debemos paralizar eso, pero también plantear alternativas, recuperar el proyecto de un tren social para Araba, y en materia de gestión de residuos y del agua empoderar a las instituciones locales para que se gestionen desde la cercanía. Todo ello atravesado desde el principio de subsidiariedad, porque si Araba hoy está como está es porque desde los concejos, los municipios y las cuadrillas se ha hecho un trabajo encomiable.

¿Cómo se reparte el peso de las distintas sensibilidades en la nueva mesa ahora que EH Bildu es ya un partido político al uso, al margen de que hay enlaces con Alternatiba, Sortu y EA?

-Hemos variado de arriba abajo la composición de la mesa política en la lógica del nuevo sujeto político que estamos construyendo. Hemos pasado a tener representadas a las ocho comarcas, luego hay una representación institucional y por último los tres partidos que conforman la coalición. El objetivo era tener capacidad política, una visión integral del territorio y lo más plural posible.

Hay un representante por cada eskualde y entre las bases para las nuevas alianzas se habla de perseguir el equilibrio territorial. ¿Cómo se puede vertebrar un territorio tan disperso?

-Nuestra posición a la hora de estructurar el territorio es hacerlo con aquellas personas que lo habitan. Son muy interesantes en ese sentido dos estudios que se han realizado gracias al último acuerdo presupuestario en la Diputación. Uno analiza la realidad socioeconómica de las comarcas y otro analiza específicamente el problema del despoblamiento en las zonas rurales. El primero está finalizando y el segundo se está acabando ahora. En base a esos estudios plantearemos las bases para el modelo de desarrollo local que habría que implementar. Ese ejercicio lo vamos a hacer comarca a comarca en convocatorias abiertas en los próximos meses, para compartir el diagnóstico y los pasos a dar en el futuro, seguramente impulsando mayores servicios para la zona rural, impulsando la movilidad... hay todo un carril a recorrer y en eso vamos a trabajar. Ahora estamos en un ejercicio previo con una visión global de toda Araba con personas de todas las comarcas, y cuando tengamos esa foto global iremos comarca a comarca en busca de sus potencialidades. Ahí la Diputación se equivoca a la hora de impulsar un modelo de actuación que se estructura básicamente en torno al eje de la A-1, apostando por la logística y por la atracción de multinacionales extranjeras;ese único modelo no da solución a la situación del conjunto del territorio.

En dicha mesa hay diez mujeres y nueve hombres. ¿Se han incorporado criterios de igualdad a la hora de elegir a sus miembros?

-Tomamos un compromiso de ir avanzando en la paridad en los órganos de decisión y en las responsabilidades, ha habido una búsqueda de más participación de las mujeres en esa mesa política, en el camino de la transformación de la propia EH Bildu como elemento para la transformación posterior de la sociedad. Sí, ha habido un ejercicio expreso para conseguir una mesa más igualitaria.

las claves

“Tomamos el compromiso de avanzar en la paridad, ha habido una búsqueda de más participación de las mujeres en la mesa política”

“Las decisiones que se han tomado desde el inicio de la legislatura se han tomado en asambleas de la base social;estamos respaldados”

“En estos momentos ya no se cubren las necesidades del territorio en materia de política social, y los retos de futuro van por ahí”

“Las decisiones tomadas fuera de Araba influyeron en la relación con el PNV, pero la distancia ya se había ido acrecentando durante la legislatura”

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus