Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
El edificio cambió seis conductas para ahorrar

Asparrena reduce su consumo de energía en un 20%

El Ayuntamiento ha participado en el proyecto europeo OrbEEt

Eva San Pedro - Lunes, 5 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Las intervenciones se han realizado en el Consistorio de Asparrena, que tiene 250 años.

Las intervenciones se han realizado en el Consistorio de Asparrena, que tiene 250 años.

Galería Noticia

Las intervenciones se han realizado en el Consistorio de Asparrena, que tiene 250 años.

agurain- El Ayuntamiento de Asparrena, dirigido por Txelo Auzmendi (EH Bildu), se ha puesto las pilas para reducir su factura energética. Así lo demuestran los resultados del proyecto OrbEEt sobre eficiencia energética en edificios públicos administrativos en el que participan para reducir el consumo de energía y la huella de carbono mediante el uso inteligente y sostenible de los recursos.

No en vano, el Consistorio de Asparrena, que se levanta en un edificio de más de 250 años, ha decidido participar activamente en este proyecto europeo de investigación denominado OrbEEt (ORganizational Behaviour Improvement for Energy Efficient adminisTrative Public Office). Un plan que se enmarca dentro del programa de investigación e innovación Horizon 2020 de la Unión Europea, junto con otros proyectos como EnerGAware, Tribe o Greenplay, que buscan la reducción del consumo de energía y la huella de carbono mediante el uso inteligente y sostenible de los recursos.

OrbEEt está formado por un consorcio internacional en el que participan diez entidades públicas y privadas de seis países europeos, entre las que se encuentra el Ayuntamiento de Asparrena, que comenzó la iniciativa en marzo de 2015 y ha tenido una duración de tres años, finalizando en febrero de 2018. La experiencia, en concreto, pretende reducir el consumo energético a través de dos vías. En primer lugar, mediante una gestión eficiente de la energía y, en segundo lugar, fomentando conductas energéticamente eficientes entre los usuarios, aspecto este último en el que radica el principal interés de la iniciativa.

Los resultados demuestran que tras la aplicación de los nuevos criterios Asparrena ha conseguido reducir el consumo de energía en un 20%, mediante seis cambios de conducta principales. Además, la reducción en la calefacción del edificio ha sido del 18,18%. Asociada a esta disminución, se han detectado dos cambios de comportamiento como una mayor concienciación sobre la pérdida de calor a través de la puerta de acceso y una mejora de conocimientos acerca del uso del termostato. También ha bajado la iluminación del edificio en un 27,16%, gracias al simple hecho de apagar la luz cuando no hay nadie en la oficina y a un mejor uso de la luz natural en las oficinas.

Los resultados arrojan un descenso en la energía consumida por el equipamiento del edificio de un 9,19%. Apagar la pantalla del ordenador, cuando ésta no se utiliza, y la impresión de documentos innecesarios no solo desperdicia papel, sino también energía, lo que ha sido fundamental en este apartado. “Los 65 cambios de conducta identificados, pueden ser aplicados en cualquier tipo de edificio, incluso sin ninguna inversión requerida”, señala un experto de OrbEEt.

Más allá de los propios resultados técnicos, desde Asaparrena quieren mencionar que se han contrastado con factura reales. “A modo de ejemplo significativo, la comparación entre facturas de electricidad, habiendo descontado el IVA y los términos fijos, muestra que para el periodo de noviembre diciembre, el gasto pasó de 460 euros en 2015, a 300 euros en 2017. Esto ha supuesto una importante reducción económica, en un periodo, en que la electricidad ha estado particularmente cara”, destacan.

Por todo ello, desde Asparrena concluyen señalando que “es posible ahorrar energía, realizando cambios en las conductas habituales. En caso de querer llevar el ahorro más allá del 20%, parece necesaria la automatización y una mayor inversión”, al tiempo que apuntan que “se han conseguido nuevos conocimientos en el camino hacia la eficiencia energética, superando el efecto radar”. Los usuarios han adquirido nuevos conocimientos en las sesiones de entrenamiento y a través de la herramientas, y ya no ahorran sólo porque su consumo está siendo monitorizado”. En general, la experiencia ha sido “muy positiva” en el Ayuntamiento y se han impuesto las ganas de seguir ahorrando energía, concluyen.

El proyecto ha constado de cuatro etapas diferenciadas. En la primera de ellas, se realizó un análisis detallado del edificio y sus instalaciones. En una segunda etapa, se estudiaron todos los procesos de servicios municipales que tienen lugar en el Consistorio. La tercera etapa, fue posiblemente la más compleja desde el punto de vista técnico, ya que supuso la instalación y calibrado del sistema OrbEEt, consistente en una serie de sensores inalámbricos y aparatos electrónicos que registran las variables de consumo energético y confort de los usuarios de las oficinas, enviándolas al sistema.

La última y más importante de las fases ha consistido en la evaluación del prototipo piloto OrbEEt, a través del empleo de diferentes herramientas, creadas para fomentar cambios de conducta eficientes en las personas trabajadoras. En total, fueron tres los sistemas empleados con la finalidad de conseguir una reducción del consumo de energía, mediante cambios simples de conducta.


envío de informaciónArkaitz Gobantes, técnico de OrbEEt, explicó que el trabajo en cuestión comenzó remitiendo información sobre la estructura del Ayuntamiento de Asparrena al consorcio encargado de llevar adelante el proyecto. “Enviamos información sobre las paredes, las ventanas, la fotocopiadora, la iluminación, la calefacción… enviamos todo tipo de datos para conocer los usos de energía y el entorno”, recuerda. Después, hicieron una descripción de la actividad que registra día a día la Casa Consistorial y comenzaron a instalar diferentes sensores para medir la intensidad de la luz, calefacción y el consumo de aparatos eléctricos, entre otros. Los sensores también miden el confort de los empleados. Además, una aplicación permitió a los trabajadores saber cuánta energía están consumiendo.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus