Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava

Un despertar muy tardío

El Alavés regala la primera media hora y dos goles de ventaja a la Real Sociedad y su mejoría después no es suficiente para puntuar

Borja Mallo - Lunes, 5 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

El gol de Alfonso Pedraza, su tercero de la temporada, no fue suficiente ayer en Anoeta.

El gol de Alfonso Pedraza, su tercero de la temporada, no fue suficiente ayer en Anoeta. (Foto: Area11)

Galería Noticia

El gol de Alfonso Pedraza, su tercero de la temporada, no fue suficiente ayer en Anoeta.Tomás Pina y Duarteacorralan al realistaJanuzaj en un lance del derbi disputado ayer en la capital donostiarra.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

El Deportivo Alavés ha tomado la insana costumbre de presentarse con mucho retraso esta temporada a los derbis. Si en la primera vuelta fue incapaz de sumar en los duelos vecinales, ayer le sirvió en bandeja a la Real Sociedad una victoria balsámica ante su afición. La horripilante media hora inicial que perpetró el cuadro albiazul dio de sí para que el encuentro hubiese quedado ya visto para sentencia. No sacó el cuadro donostiarra, pese a sus dos goles en los primeros once minutos, toda la ventaja que el conjunto vitoriano le facilitó conseguir y la reacción del Glorioso en el tramo final de la primera parte y en el arranque de la segunda, que no encontró continuidad en un esprint definitivo en el que la falta de mordiente fue alarmante, resultó del todo insuficiente para compensar ese tardío despertar. Unos regalos en los primeros minutos que acabaron siendo mortales, dentro de un partido en el que el Alavés estuvo durante demasiado poco tiempo en el nivel mínimo exigible, tanto de concentración como de juego, para puntuar en un partido de Primera División.

En el tercer encuentro de la semana, de nuevo apostó Abelardo por los retoques en su alineación recuperando a Torres y Sobrino en detrimento de Manu García y el sancionado Munir. De nuevo, salió frío el Alavés a un derbi, con errores con el balón que le intentaba discutir a la Real. Un balón perdido en el carril derecho supuso un córner para el equipo local en el que Moreno le ganó la partida a Pina para meter el pie izquierdo y cruzar el balón a la portería de Pacheco cuando solo habían corrido seis minutos. Apenas cinco más tardó el cuadro donostiarra en ampliar a dos goles su ventaja, con un gravísimo error de Ibai. Cedió atrás el bilbaíno directamente hacia Bautista, cuyo primer remate salvó Pacheco pero que nada pudo hacer cuando apareció Illarramendi para remachar.

El Glorioso no se había presentado más que físicamente en Anoeta y ni siquiera el doble golpe le hizo reaccionar lo más mínimo. Con una tremenda vía de agua abierta en el flanco derecho de la defensa, el equipo de Eusebio campaba a sus anchas por el campo con un dominio absoluto de la posesión y presencia casi constante en zona de peligro. Como si el rival no existiese, ya que la oposición vitoriana no se pudo ni siquiera llegar a calificar como tal. Uno de esos partidos en los que nada sale bien, ya que si en defensa el desastre era absoluto, con el esférico era peor todavía. Que pasado el ecuador de la primera parte el marcador solo fuese 2-0 era ya para considerar bueno el resultado, visto lo visto.

Superada la media hora de juego, la balanza se igualó. Por fin el conjunto alavesista comenzó a recuperar balones y supo qué hacer con la posesión. Sin necesidad siquiera de generar peligro anteriormente, una internada de Martin con un centro al segundo palo le sirvió a Pedraza para recortar distancias con un tremendo zurdazo picado.Incluso justo al borde del descanso tuvo Sobrino el empate en sus botas, que envió al larguero. Que al descanso llegase el partido aún abierto era como para frotarse los ojos.

La reacción albiazul en el tramo final de la primera parte había inyectado el veneno del miedo en Anoeta. Así lo evidenció Eusebio, sacrificando a su delantero para dar entrada a otro centrocampista más. Una solución que no le dio estabilidad a un equipo local que exudaba sus dudas por sus poros ante un oponente mucho más agresivo en su presión y que, aunque tarde, se había enganchado ya al derbi.

Con los pupilos de Abelardo volcados sobre el campo donostiarra, bien pudo haber señalado penalti Munuera Martínez por derribo de Januzaj a Duarte a la hora de juego. Esa acción que de haber sido penalizado hubiese supuesto la oportunidad del empate dio paso a una clara pérdida de gas por parte vitoriana. Recuperó la Real la compostura con el balón, sus contragolpes eran ya muy peligrosos y entró el partido en una fase de espera para resolverse en el esprint final.

Lo intentó el Alavés en esos minutos finales, pero ni las piernas le daban ya mucho más de sí ni tuvo la clarividencia necesaria en la cabeza como para meter en problemas a una zaga que temblaba con cada balón cruzado. Tampoco, pese a sus ocasiones, fue la Real capaz de sentenciar, pero fue el local el equipo que acabó celebrando por culpa del tardío despertar unGlorioso que sigue atascado en los derbis.

la figura

Sufrió muchísimo en el arranque del partido al no contar con ayudas por su costado, por donde la Real incidió mucho, pero con los minutos se creció y subió con peligro. Asistencia de gol.

Abelardo

Un nivel flojo. El Alavés estuvo muy lejos de su nivel habitual, con demasiados errores de calibre mayor en el arranque del partido que acabaron siendo mortales. Su reacción, una buena media hora entre el minuto 30 de la primera parte y el 60 de la segunda, no fue suficiente como para equilibrar el marcador y en el tramo final le faltó tanto fuelle como fútbol para poder puntuar.

debe mejorar

De la brillantez que exhibió en la segunda parte del partido contra el Levante en una de sus mejores actuaciones como albiazul a un partido negro con fallos graves con el balón.

2

1-0, minuto 6: Moreno. Saque de esquina al primer palo con el central sacando el pie izquierdo ante el marcaje de Pina para rematar cruzado.

2-0, minuto 11: Illarramendi. Pérdida de Ibai, que retrasa mal hacia atrás a Bautista, Pacheco salva el primer remate, pero remacha Illarramendi. 2-1, minuto 39: Pedraza. Apertura a la derecha a la carrera de Martin, que pone un centro al segundo palo que engancha Pedraza picado al suelo y el balón se eleva para superar a Moyá.

Amonestó a Duarte (minuto 61).

1

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus