Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
catalunya, pendiente de la investidura

Un relato del ‘procés’ de “héroes y traidores”

El exconseller santi vila publica un libro donde evoca la aportación de urkullu y las interioridades de los días clave

Un reportaje de Igor Santamaría - Domingo, 4 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Santi Vila, segundo por la izquierda, acompaña a Carles Puigdemont.

Santi Vila, segundo por la izquierda, acompaña a Carles Puigdemont. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Santi Vila, segundo por la izquierda, acompaña a Carles Puigdemont.

Siempre se ha enorgullecido de ser el conseller centrista del procésy ahora, Santi Vila, publica un libro, De héroes y traidores(Editorial Península), donde repasa sus intentos de ejercer de mediador entre Madrid y Barcelona para evitar la DUI del 27 de octubre, criticando el enfrentamiento entre uno y otro bando y partidario de que el Estado se lance a “vivir un nuevo momento fundacional” donde los catalanes voten su disposición a participar. He aquí algunos pasajes del relato.

“Aquella noche”, dice Vila sobre la reunión del 25 de octubre, “poco antes de acostarme, escribí al lehendakari Urkullu [...] Acabamos de acordar convocar elecciones autonómicas. Esto debe ser correspondido con la no aplicación del 155. Mañana a primera hora van a intentar contrastar este escenario a través de ti. ¡Madrid esta vez no se puede equivocar!’, le dijo. “A las 6.07 horas del jueves 26 de octubre, un whatsapp de Urkullu me confirmaba que el trabajo estaba hecho. Rajoy y Sánchez conocían las intenciones de Puigdemont y estaban decididos a formar parte de la solución”.

“Lo que queda para mi tormento y remordimiento, la página más negra de mi currículo, es la sesión plenaria del 7 de septiembre del 2017 en el Parlament, la que aprobó la disparatada ley de desconexión, y no haber dimitido al instante. Tampoco Puigdemont se sintió orgulloso”.

“Catalunya se encuentra atrapada en un verdadero choque de legitimidades”. En cualquier caso, “ni el inmovilismo ni las medidas autoritarias adoptadas para reprimir el 1-O justificaban la vía unilateral”.

Una anécdota esboza la distancia entre los dos dirigentes: “Es aclaratorio y triste constatar que Puigdemont y Rajoy se intercambiaron por primera vez los números de teléfono móvil personales a propósito de los atentados del 17 de agosto del 2017. Hasta prácticamente dos años después de una de las legislatura más complejas de la historia”.

La presencia televisada de Felipe VI del 3 de octubre fue “insensible a la complejidad de la situación en Catalunya” y “simplemente dio cobertura a la aplicación del artículo 155 y a la suspensión del autogobierno”.

El libro subraya una diferencia entre la reunión del Govern del 24 de octubre y la del día siguiente en Palau, cuando Puigdemont comunicó a los soberanistas que convocaría elecciones. “En la primera, los consellers de ERC (con la excepción de Oriol Junqueras) dieron a conocer sus opiniones sobre si la mejor opción era la DUI o la convocatoria electoral. En la segunda estas dudas desaparecieron y la voz cantante quedó en manos de Marta Rovira. Después, Vila acusa a los republicanos de “intentar capitalizar el descontento en las calles” que había provocado el anuncio de elecciones.

“Me había pasado la mañana embalando cajas de libros y papeles en mi despacho, consciente de que las posiblidades de que mis propuestas fueran asumidas eran mínimas y de que mi dimisión sería inminente”, dice sobre el encuentro del 25 de octubre. Tras llegar los consellers y “los representantes de Òmnium y ANC, Puigdemont abogó por convocar elecciones. “No me veo siendo un presidente virtual, de un país virtual, en una sociedad anímica e institucionalmente devastada”, dijo según Vila el entonces president. “Puigdemont se refirió al símil de Freedonia, la república soñada un día por Groucho Marx”.

Según Vila, el líder de ERC dijo después de las dos de la madrugada de ese 25 de octubre a Puigdemont: “Pues si has de hacerlo, ¡hazlo pronto, president, convoca elecciones ahora mismo!”. Después cambió de opinión: “Ese hombre, llegada la hora grave, de arrimar el hombro y ayudar al president a persuadir a los suyos sobre la necesidad de convocar elecciones, le falló de un modo tan estrepitoso”.

“El anuncio de dimisión a través de Twitter de los diputados Albert Batalla y Jordi Cuminal si se convocaban, así como una intervención muy emotiva del diputado y alcalde de Molins de Rei Joan Ramon Casals, hicieron tambalear definitivamente la decisión del president”, narra Vila.

“Aquel 26 de octubre, Puigdemont estuvo ante el dilema de ser un héroe o un traidor para los independentistas [...] Así de simple se lo plantearon descarnada e irresponsablemente los Turull, Rull y tantos otros alcaldes y opinadores independentistas. Puigdemont optó por lo primero, y es humano. Mi consejo era que optara por lo segundo”, afirma Vila. Conversación entre Puigdemont y Vila cuando este le entrega su carta de dimisión. “No aguanto más a toda esta tropa”, le dice el exconseller. “¿Crees que yo sí?, respondió cabizbajo” el expresident.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

Más sobre ¡Qué mundo!

ir a ¡Qué mundo! »

  • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
  • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

  • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus