Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
baskonia 87-77 khimki

Agarrado con fuerza a la Euroliga

De menos a más y capaz de sobreponerse a un inquietante inicio, el Baskonia somete con claridad al Khimki y vuelve a acariciar el ‘top 8’

Oscar San Martín - Viernes, 2 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Los jugadores del banquillo celebran con fuerza una de las canastas anotadas ante el Khimki durante el partido de ayer. Fotos: Josu Chavarri

Los jugadores del banquillo celebran con fuerza una de las canastas anotadas ante el Khimki durante el partido de ayer. Fotos: Josu Chavarri

Galería Noticia

Los jugadores del banquillo celebran con fuerza una de las canastas anotadas ante el Khimki durante el partido de ayer. Fotos: Josu Chavarri

87

77

pedro martínez

Trabajo coral. Puso en liza un sorprendente quinteto inicial de nuevo con Malmanis como ala-pívot y Granger desplazado al ‘dos’. Dio otro voto de confianza a Marcelinho y el brasileño respondió ayer de forma notable. Consiguió un extra de intensidad gracias al ingreso de Ilimane y Garino en el segundo cuarto. Reparto muy equitativo de minutos entre todos los componentes del plantel.

las claves

Dudas disipadas. Con la mejor versión de Shved, dominador ante Granger y Janning, el Khimki se puso catorce puntos arriba en el cuarto inicial (12-26), pero el Baskonia reaccionó de forma magistral y supo domar con eficacia a un visitante que aterrizaba en el Buesa Arena en un gran estado de forma.

Ritmo, defensa y rebote. El equipo vitoriano dominó con solvencia en todas las facetas del juego ante un visitante que se diluyó como un azucarillo. Su segunda línea le dio un plus de agresividad atrás y también agradeció los 17 rechaces ofensivos en la canasta rusa. Con un trabajo multidisciplinar, dosis de oficio y acierto exterior, el triunfo nunca corrió peligro.

vitoria- Ya llueve menos en la Euroliga para el Baskonia, que vuelve a depender de sí mismo en su tortuoso camino hacia el Top 8 tras varias jornadas asomado al precipicio. En una noche redonda para sus intereses, se hizo realidad la doble carambola que alimenta el objetivo de la octava posición. En el Buesa Arena, la tropa alavesa se sobrepuso de forma admirable a un tétrico comienzo para aniquilar al Khimki. Desde la lejana Tel Aviv, también llegaron noticias inmejorables con la previsible derrota del Maccabi ante un CSKA disfrazado por un día de aliado. Fruto de ello, el endeble conjunto israelí -que aún debe visitar Vitoria en la penúltima jornada- se queda a tiro de piedra en la clasificación.

La cancha de Zurbano volvió a ser talismán para engullir a un ogro europeo asemejado a la gaseosa. El Khimki metió el miedo en el cuerpo en los albores con un baloncesto de alta escuela y el conocido veneno de Shved, pero desde los compases finales del primer cuarto se le indigestó por completo la intensidad y la seriedad del anfitrión. Entre el inquietante 12-26 del minuto 8 y el concluyente 67-48 en las postrimerías del tercer cuarto, se agigantó la silueta azulgrana para convertir a uno de los equipos más en forma del Viejo Continente en un juguete roto.

El Baskonia dubitativo con la maleta del viajero se transforma en una roca y un bloque casi inabordable al amparo de su público. Con el aliento del sexto jugador, suben las revoluciones defensivas, los estiletes de Pedro Martínez se sienten como pez en el agua, crece de manera exponencial la chispa reboteadora o el juego en transición representa un arma de destrucción ofensiva. Todas esas virtudes difuminaron del mapa al Khimki, que para lo bueno y lo malo se reduce casi siempre a la magia de Shved. En sus días inspirados, la estrella rusa es una bendición para los suyos. En noches como la de ayer donde gasta una munición desmedida con unos porcentajes de lo más discretos, constituye un aliado para el rival de turno. En este caso un Baskonia que, salvo Gill, redujo a la mínima expresión los restantes peligros de Giorgios Bartzokas.

resurgir de las cenizasCon un encomiable trabajo coral y sin apenas deserciones, el cuadro vitoriano tiró de vértigo, intensidad, acierto exterior y solvencia reboteadora para salvar otro match ball y agarrarse con fuerza a la Euroliga. Solo un triunfo le separa ya de un Maccabi con un calendario infernal por delante y con dudas en su equipaje. A falta de alegrías a domicilio, su solidez como anfitrión coloca sobre sus hombros la indiscutible condición de favorito para sellar el billete hacia el Top8 a falta de seis jornadas.

El sorprendente quinteto inicial de Pedro Martínez supuso una especie de alfombra roja para el plácido despegue de los rusos. Con Huertas y Malmanis como titulares, y Granger desplazado al dos con la ingrata misión de defender a Shved, el Baskonia estuvo al borde del colapso con una desventaja preocupante (12-26). La estrella de Bartzokas abusó sin piedad tanto del uruguayo como de Janning, pero el Khimki encontró otras fórmulas para desnudar la fragilidad defensiva azulgrana al margen del talento individual de su faro.

Con todas sus imperfecciones, el equipo alavés resurgió de sus cenizas y se metió de lleno en el partido en un segundo cuarto donde fue fiel a sí mismo. Su reacción llevó la firma de Beaubois y Shengelia, cuyo álgido caudal anotador careció de antídotos en un rival diluido con el paso de los minutos. El trabajo oscuro de Garino e Ilimane, sin obviar los numerosos rebotes ofensivos, también rescataron a un Baskonia que agradeció la facilidad con la que su rival entró en bonus en los dos primeros cuartos, algo que le permitió acudir a la línea en un buen número de ataques.

Tras un arranque deslumbrante, el Khimki se diluyó como un azucarillo y quedó reducido a los ramalazos de su buque insignia, con licencia para hacer y deshacer a su antojo. El arranque del tercer cuarto confirmó la pujanza azulgrana y el declive ruso. El Baskonia supo jugar con la precipitación visitante y administró con oficio sus cómodas rentas. Incluso se reservó una sexta marcha en un epílogo donde mantuvo el tipo con entereza y dejó consumir el tiempo sin pasar agobios. Con el Buesa Arena como aliado a corto plazo, el Top 8 sigue al alcance de la mano.

la figura

El georgiano dio un clinic acelerado de cómo jugar en el poste bajo. Decisivo en la reacción del segundo cuarto con sus puntos y sus rebotes. Dobles figuras en otra jornada estelar.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus