Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
alavés 1-0 levante

A fuerza de insistir

Un gol de Laguardia en el último minuto da la victoria al Alavés en un partido extraño tras errar un penalti y no aprovechar su superioridad numérica

Borja Mallo Alex Larretxi - Viernes, 2 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Manu García felicita a Laguardia tras conseguir el gol de la victoria ante el Levante.

Manu García felicita a Laguardia tras conseguir el gol de la victoria ante el Levante.

Galería Noticia

Manu García felicita a Laguardia tras conseguir el gol de la victoria ante el Levante.

Vitoria- Bromeaba el miércoles Abelardo en la previa del partido desvelando que dentro del club alguien le ha señalado como gafe porque desde su llegada ya ha nevado en cinco ocasiones en Vitoria, pero en el caso del gijonés bien se podría aplicar el refrán que asegura que “año de nieves, año de bienes”. No es gafe El Pitu;todo lo contrario. Se ha encontrado El Glorioso con un hombre tocado por una varita mágica que ha convertido una temporada que iba camino del desastre absoluto en el augurio de una salvación que incluso va a ser tranquila. Una maravilla. La imparable racha ganadora del preparador asturiano en Mendizorroza vivió ayer un nuevo capítulo en un ejercicio en el que el Deportivo Alavés acabó ganando a fuerza de insistencia. Estuvo lejos de estar brillante, pero cuando el empate se contemplaba ya como el mal menor apareció Víctor Laguardia en el minuto 90 para conectar un cabezazo inapelable al fondo de la portería que dictaba una nueva victoria y casi asegura la permanencia.

Recuperó Abelardo el que puede considerarse su once ideal y trazó un arranque de partido muy vertical en el que trató de sacar provecho de tener a favor el viento. Los desplazamientos en largo desde atrás del Levante eran desviados por el vendaval sobre Mendizorroza, que alentaba las salidas al contragolpe albiazules. En una primera parte en la que el centro del campo de los dos equipos brilló por su ausencia, el esférico iba directamente desde las líneas defensivas a las ofensivas en transiciones rápidas. Y ahí era el cuadro vitoriano el que más sensación de peligro generaba.

Un centro de Guidetti que cruzó todo el área pequeña sin encontrar rematador, un disparo desde la frontal de Ibai, un mal remate de Pedraza en ventaja... Casi todo el bagaje en área contraria corría del lado alavesista, con un flojo cabezazo de Chema como única intervención de Pacheco, aunque, eso sí, un par de apariciones providenciales de Laguardia para cerrar sendas carreras de Roger.

Estaba el cuadro granota cometiendo demasiados errores en zonas de compromiso y el más grave de ellos lo aprovechó a la perfección la vanguardia vitoriana. La presión de Guidetti provocó un despeje desastroso de Chema, Pedraza se adelantó a la hora de recuperar el esférico y el central solo pudo agarrar por la espalda al cordobés cuando ya enfilaba a Oier. Penalti y expulsión a la media hora de juego, aunque la alegría quedaría mediatizada por el segundo error de Manu García esta temporada desde los once metros, fatídicos para él este curso después de un pleno de aciertos en las dos campañas precedentes.

Con un jugador menos, los de López Muñiz cerraron filas y el encuentro se convirtió ya en un monólogo en albiazul. Con Munir cada vez más protagonista en la creación dentro de un equipo carente de ideas, el juego se volcó por completo sobre la portería valenciana. Pero, sin ocasiones, el descanso se alcanzó con el mismo resultado del inicio del partido.

El Levante tenía claro que el punto le era recompensa suficiente en la segunda parte, pero enseñó las garras en un par de ocasiones -un disparo de Morales que tapó Laguardia y una falta de Ivi que se fue al palo- que a punto estuvo de helar los ánimos de un Mendizorroza que se desesperaba con las acometidas de un Alavés que era incapaz de encontrar el camino hacia el gol.

Munir era el único con claridad en las ideas como para que la sensación de peligro fuese algo más. Se echaban de menos ideas en el centro del campo, lo que Abelardo trató de solucionar colocando por el medio a Ibai. Prescindió de Guidetti y también de Pedraza -entraron Sobrino y Burgui, que activaron el juego- justo después de que Fernández Borbalán igualase el número de contendientes con la segunda amarilla al delantero madrileño por una simulación inexistente.

Con diez jugadores cada equipo, El Glorioso siguió insistiendo. Primero se topó con Cabaco, después con Oier. Pero este equipo está acostumbrado a empujar, a exprimir al máximo el segundero y a hacer gala de la máxima que asegura que nunca se rinde. Y en el minuto 90 apareció Laguardia, imperial, para asegurar una victoria que es media salvación.

la figura

Excepcional trabajo defensivo, con dos cortes defensivos a carreras de Roger y un disparo a bocajarro salvado a Morales, culminado con el gol de cabeza que supuso la victoria.

debe mejorar

Más allá de la acción que propició el penalti de Chema, que se equivocó por su presión, el delantero sueco estuvo muy desacertado y no atinó con sus remates.

Abelardo

Demasiada espesura. No estuvo ayer para nada brillante un Alavés al que le pesó en exceso el penalti fallado por Manu García y la superioridad numérica con la que se encontró desde entonces. Sin clarividencia en el juego más allá de las apariciones de Munir, el cuadro albiazul se volcó sobre el área del Levante pero le costó encontrar el camino hacia el gol e, incluso, sufrió algún susto importante.

las claves

Penalti y expulsión. Un grave fallo de Chema acabó con penalti y expulsión del central. Una acción que pudo haber sido definitiva en beneficio del Alavés y que acabó perjudicando sus intereses. Falló Manu García desde los once metros y, a partir de ahí, el Levante cerró filas y se dedicó solo a defender y buscar la contra.

1

1-0, minuto 90: Laguardia. Saque de falta desde el perfil derecho de Ibai Gómez al segundo palo, donde Laguardia le gana la partida a Lerma para cabecear picado y cruzado.


Expulsó por roja directa a Chema (minuto 29) y por doble amarilla a Munir (minutos 31 y 77). Amonestó a Pedro López (minuto 31), Pedraza (minuto 34), Pier (minuto 44), Pina (minuto 48), Boateng (minuto 54) y Lerma (minuto 60).


Gol redentor. Cuando el partido se acababa y el empate, tras algún momento de sufrimiento, era ya un mal menor, apareció Laguardia para zanjar el triunfo y casi la salvación.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus