Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
Alfonso Sánchez Presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT)

“Los homenajes a presos etarras son un acto de humillación a las víctimas y una ofensa grave a su memoria”

Una entrevista de Humberto Unzueta Fotografía Jorge Muñoz - Domingo, 25 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Galería Noticia

las claves

GASTEIZ- Alfonso Sánchez ha acudido a Euskadi esta semana para estar presente en el homenaje a Fernando Buesa y su escolta Jorge Díez, asesinados por ETA hace 18 años. El presidente de la principal organización de víctimas en el Estado fue víctima de un atentado etarra en 1985 en Madrid. Tenía solo 19 años cuando explotó el coche bomba al paso del autobús en el que viajaba junto a otros guardias civiles que se dirigían a prestar servicio de vigilancia en la embajada de la URSS. Es presidente de la AVT desde 2016 y asiste con indignación al debate sobre los homenajes y bienvenidas a los presos de ETA.

¿Cómo víctima, qué siente cuando ves un homenaje o un recibimiento a presos de ETA que han salido de la cárcel?

-Es una nueva victimización. Exaltar a terroristas y a su trayectoria violenta es algo deleznable. Lo hemos denunciado muchas veces ante la Audiencia Nacional, la última vez a propósito del homenaje que la izquierda abertzale hizo a la histórica dirigente etarra Belén González Peñalba, días después de su fallecimiento, el 26 de noviembre de 2017. A una persona que cargaba a sus espaldas con condenas de seis asesinatos, no se le puede hacer un homenaje. ¿Alguien puede imaginar que se le haga un homenaje a un violador o a un pederasta que acaba de salir de la cárcel? Sería impensable. Esto es una ofensa grave a la memoria de las víctimas del terrorismo, un acto de humillación y desprecio que produce un gran impacto sobre las víctimas que habría que evitarse. Son el reflejo de una sociedad enferma, porque en una sociedad sana a nadie se le ocurre homenajear o jalear a alguien que ha cometido un crimen como en el caso de Andoain en el que se jaleó a dos personas que señalaron a quién tenía que matar un tercer terrorista.

¿Cómo se puede evitar? ¿Quién debe impedirlo?

-No lo sé. La AVT nunca nos hemos tomado la justicia por nuestra mano siempre hemos dejado que impere la ley. Nosotros siempre lo denunciamos ante los tribunales pero siempre cae en saco roto. Hace poco se debatió el tema en el Parlamento navarro y el pasado jueves también en el vasco, pero a pesar de los rechazos políticos siguen repitiéndose estos homenajes. Las instituciones públicas deben dar una respuesta, para eso están.

¿Distingue entre homenajes y recibimientos?

-Da lo mismo una cosa que otra. Vuelvo al ejemplo del violador: ¿le haríamos un reconocimiento público cuando termina su condena y sale a la calle? La respuesta a esta pregunta vale para un terrorista.

¿El problema es si se hace en un espacio público o en uno privado?

-Evidentemente, pero cuando se hace en la calle, como suele hacerse siempre, es para que tenga una repercusión pública y para sacar algún tipo de rédito político. Para trasladar a ese entorno el mensaje de que han estado en prisión, pero con todo son los vencedores.

¿Se opone al acercamiento de los presos de ETA a cárceles cercanas a Euskadi incluso ahora que la banda ya no mata?

-No hay ninguna ley ni reglamento que diga que los presos tengan que ser destinados a un centro penitenciario próximo a su lugar de residencia. Depende siempre de cuestiones de organización penitenciaria y sobre todo a las circunstancias individuales del preso, facilitando siempre la reinserción social. Cuando se instauró la dispersión se hizo con la intención de facilitar la reinserción porque se vio que el agrupamiento de etarras en unas cárceles facilitaba el control de ETA sobre sus presos para aplicar el veto a las medidas de reinserción.

¿El alejamiento no supone un castigo para las familias de los presos?

-¿Y qué pasa con el castigo de las familias a cuyos seres queridos han matado esos presos? Los presos nunca se han acordado de las familias de los muertos, porque la mayoría están en la cárcel por asesinar a personas. Las familias de las víctimas también tienen que recorrer muchos kilómetros para ir al cementerio. Los muertos de ETA no eligieron ser víctima, los terroristas sí eligieron serlo.

Al contrario que el Gobierno español, el francés ha anunciado que va a acercar a algunos presos de ETA. ¿Les ha disgustado?

-Hace tres semanas me reuní con la jueza Helène Davo (número tres del Ministerio de Justicia francés) y pude comprobar que tienen buena disposición para tenernos informados y nos dejó claro que de los casi 60 presos etarras que purgan en cárceles franceses 17 han solicitado el acercamiento y que van a estudiar caso por caso para que, en aplicación del ordenamiento jurídico francés, sean trasladados a cárceles próximas a Euskadi. Esas condiciones son: que tengan la condena prácticamente cumplida, que no tuviera delitos de sangre y que no tengan cuentas pendientes con la Justicia. Si cumplen, no nos queda otra que aceptarlo. Se les acerca y no pasa absolutamente nada.

¿Van a estar vigilantes con Francia?

-Siempre hay que estarlo porque a veces se buscan atajos. Hay que tener en cuenta que en las cárceles francesas hay hasta 2.000 presos terroristas yihadistas, unos preventivos y otros condenados. Es una cifra muy elevada y costosa para la administración penitenciaria. Así pues, los 60 etarras que penan en sus cárceles y que, salvo el atentado de Capbretón y el asesinato del gendarme Jean Serge Nerín, han cometido sus crímenes fuera de suelo francés, les resulta un problema. Primero porque hay que mantenerlos en prisión y, además, porque tienen pendientes a las asociaciones de víctimas españolas.

¿Todo sería más fácil si ETA, sus presos y la izquierda abertzale reconocieran de forma clara y pública que matar estuvo mal?

-Más que perdón, que también, lo que tienen que hacer es colaborar con la Justicia. Hay aproximadamente 300 asesinatos sin autor conocido ni condenado. Hay 300 familias que no han cerrado su luto porque saben que hay terroristas sueltos que andan por ahí y que no han sido identificados ni condenados. Aunque hayan prescrito esos delitos, estaría bien que colaborarán en la resolución del asesinato y que incluso dijeron quiénes fueron los asesinos.

¿Bastaría con eso o habría que cambiar la ley para que no prescriban esos delitos?

-Es necesario que se sepa quiénes fueron los autores, aunque no puedan ser condenados porque el delito ha prescrito por antigüedad. Sería un consuelo para las familias saber quién fue el asesino de su padre o de su hermana. Si quieren que haya un final de ETA verdadero, deben de dar la cara y pedir perdón a las víctimas y a toda la sociedad española y a la vasca.

¿Los archivos de ETA que ha entregado Francia a España van a servir para esclarecer algunos casos?

-Esperemos que sí. De hecho, esta semana le he pedido al ministro del Interior tener acceso a esa documentación para ver si con esos archivos podemos ayudar en el esclarecimiento de algún caso en algún sumario abierto en la Audiencia Nacional.

¿Cómo ven en su asociación a las víctimas de la violencia del Estado o de abusos policiales?

-Desgraciadamente ha habido muchos muertos por muchas causas. Lo deseable es que se aclaren esos casos por una razón mayormente humanitaria porque desde el punto de vista de las familias de los muertos hay que reivindicar la verdad, la memoria y la reparación. Nosotros como víctimas del terrorismo trabajamos por las víctimas del terrorismo. Los grupos terroristas reconocidos son ETA, Grapo, FRAP, Batallón Vasco Español, Terra Lliure, grupos de extrema izquierda y derecha… Los grupos que trabajan por los derechos de quienes han sufrido una violencia de otro signo también trabajan por esa verdad, esa memoria y esa reparación que merecen. Cualquier persona a la que se le haya vulnerado sus derechos fundamentales tiene derecho al reconocimiento y la reparación.

¿Cómo valora la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que condena a España por maltrato y trato inhumano a los etarras Portu y Sarasola?

-Estos dos etarras son los que volaron la T-4 de Barajas y mataron a dos personas. No son precisamente dos hermanitas de la caridad. En la sentencia inicial de la Audiencia Nacional quedó acreditado que fue una detención violenta, a la carrera y cuesta abajo, y que las heridas que presentaron eran compatibles con una detención violenta. Los agentes de la Guardia Civil se vieron obligados a hacer uso de la fuerza. Una cosa es detener a una persona que se resiste y te obliga a utilizar la fuerza y otra cosa distinta es tener a una persona sentada y esposada, y torturarle. En los dos supuestos hay violencia, pero son cosas diferentes. El Tribunal Supremo descartó que hubiera un exceso de violencia en la detención y acreditó que los acusados actuaron en cumplimiento de su deber. A los detenidos, o les apretaban las clavijas o se escapaban. Eso también les pasa a los policías con los delincuentes comunes.

“¿Alguien puede imaginar que se homenajee a un violador o a un pederasta que acaba de salir de prisión?”

“El agrupamiento de etarras en unas cárceles facilitaba el control de ETA para vetar las medidas de reinserción”

“Las familias de las víctimas de ETA también tienen que recorrer muchos kilómetros para ir al cementerio”

“Si los presos cumplen con el régimen jurídico francés, no nos queda otra que aceptarlo. Se les acerca y no pasa nada”

“En Francia tienen 2.000 presos yihadistas. Los casi 60 presos etarras en sus cárceles son un problema”

“Hay que esclarecer los 300 atentados pendientes pese a que no haya condena porque el delito ha prescrito”

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus