Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava

Los pensionistas tomarán las calles el jueves 22 por unas prestaciones “dignas”

Una gran manifestación recorrerá el centro de Vitoria desde el museo Artium

Los colectivos piden una pensión mínima de 1.080 euros y subidas en función del ipc

Carlos Mtz. Orduna J. Chavarri / José R. Gómez - Sábado, 17 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Concentración de pensionistas celebrada el año pasado en la Virgen Blanca.

Concentración de pensionistas celebrada el año pasado en la Virgen Blanca.

Galería Noticia

Concentración de pensionistas celebrada el año pasado en la Virgen Blanca.Portavoces de Arabako Pentsionistak Lanean y Por una vida digna, ayer.

Vitoria- Los pensionistas alaveses y los colectivos que luchan por sus derechos llevan mucho tiempo reivindicando unas prestaciones por jubilación que les permitan vivir con dignidad, incluso a través de protestas a pie de calle más o menos numerosas. Sin embargo, la pírrica subida del 0,25% dictada un año más por el Gobierno central para este 2018 y la amenaza de que ésta va a ser la tendencia al menos hasta 2022 ha supuesto la gota que ha colmado el vaso de su paciencia. “La situación es insostenible”, resumió ayer el portavoz de la asociación Por una vida digna-Bizitza duinaren alde, Juan Antonio Armentia, acompañado por otros compañeros y varios integrantes más de Arabako Pentsionistak Lanean.

Ambos colectivos llamaron a toda la población gasteiztarra, no sólo a la que ya ha alcanzado la edad de jubilación, a secundar una gran manifestación el próximo jueves 22 en la que exigirán la derogación inmediata de ese 0,25%. Y, cuando menos, que nadie tenga una pensión inferior a los 1.080 euros mensuales y que las prestaciones se actualicen en función del IPC. Las asociaciones de pensionistas quieren convertir esta batalla en intergeneracional porque, según recordaron, la problemática no sólo afecta a los pensionistas actuales, sino a los futuros. “De hecho, ellos van a ser los que sufran las medidas más draconianas si todo sigue así”, expuso por su parte Iñaki Martín, de Arabako Pentsionistak Lanean.

La marcha, que se reproducirá en una treintena de ciudades más de todo el Estado, partirá a las 19.00 horas desde el museo Artium y recorrerá las calles del centro de la ciudad hasta concluir frente a la sede de la Subdelegación del Gobierno, en la calle Olaguíbel. A la vista del éxito de otras movilizaciones anteriores que han “desbordado” a ambas asociaciones, la afluencia se prevé multitudinaria. Una de las últimas grandes protestas celebradas en Vitoria tuvo lugar el pasado 31 de enero, cuando casi 1.500 jubilados realizaron una devolución simbólica de las cartas recibidas sólo unos días antes por la Seguridad Social para notificarles la subida del 0,25%. Junto a la manifestación del próximo jueves, los colectivos seguirán concentrándose todos los primeros lunes de cada mes a partir de las 12.00 horas en la Virgen Blanca, empezando por el próximo 5 de marzo.

Los portavoces de Por una vida digna y Arabako Pentsionistak Lanean cargaron con dureza contra la responsable de Empleo, Fátima Báñez, y sus “mentiras”, empezando por la idea de que los jubilados no se han empobrecido a lo largo de los últimos años de crisis. “Que no nos diga la señora ministra que no hemos perdido poder adquisitivo desde que ellos -el PP- están en el poder. Mentira. Se olvida de que en 2013 no se nos subió el 1,9% atrasado de 2012, que en 2016 el incremento del IPC fue más de seis veces mayor que la subida y en 2017 más de cuatro veces mayor”, apunta el manifiesto elaborado por ambos colectivos con motivo de la movilización. Cabe recordar que el incremento anual de la prestación viene siendo del 0,25% desde 2014. “Que no nos diga que no se puede subir más para así poder mantener las pensiones. Mentira. La riqueza del país ya ha superado los niveles anteriores al año 2008, los beneficios de la banca siguen aumentando y las retribuciones de los altos ejecutivos del Ibex se han incrementado en un 15%”, recuerda el mismo documento. Se trata en definitiva de un problema “de reparto” de la riqueza, según denunció Armentia, que exigió que las prestaciones por jubilación estén garantizadas a través de los Presupuestos Generales del Estado, toda vez que la hucha de las pensiones amenaza con quedarse totalmente vacía en poco tiempo.

El portavoz de Por una vida digna recordó también que el factor de sostenibilidad introducido por el Gobierno para calcular las futuras pensiones va a incidir en una “reducción” segura de las prestaciones, un hecho al que se suman unas previsiones demográficas que marcan que en 2040 el número de pensionistas habrá alcanzado en el Estado los 15 millones, seis más que los nueve actuales. Si la cantidad que el gobierno asigna a las pensiones no crece por encima del 10% actual del PIB, a niveles de otros países del entorno, expertos han calculado que la bajada de las prestaciones puede llegar hasta un 40% de aquí a entonces.

privatizar la seguridad socialUno de los principales mensajes de alerta que los colectivos de pensionistas quisieron repetir ayer es que, a su juicio, lo que el ejecutivo pretende con algunas de las medidas puestas en marcha es “privatizar la Seguridad Social en beneficio de sus amigos, los grandes poderes financieros de la banca y las compañías de seguros”. Un buen ejemplo son los mensajes animando a contratar planes de pensiones privados o EPSV para completar las prestaciones del futuro. Planes que, según Armentia, “no son ni seguros ni asequibles”.

De ahí que, una vez más, los colectivos remarquen que las pensiones “dignas” que reclaman sean siempre públicas. “Y digno no es que la pensión mínima de una viuda o viudo esté en 480 euros y la media entre nosotros en 760. Digno es que se mantenga el poder adquisitivo de las pensiones permanentemente actualizado conforme al IPC y que nadie tenga una pensión inferior a 1.080 euros”, puntualiza el manifiesto. En apenas cinco días, estas reivindicaciones volverán a escucharse a pie de calle y a viva voz. “Esperemos que toda la sociedad se implique”, anheló Iñaki Martín.

al detalle

Paciencia agotada. Los pensionistas llevan mucho tiempo exigiendo unas prestaciones por jubilación que les permitan vivir con dignidad, pero la exigua subida del 0,25% dictada un año más por el Gobierno central para este 2018 ha sido la gota que ha colmado el vaso de su paciencia. Este incremento, que ni de lejos llega al incremento del IPC, se ha repetido anualmente desde el año 2014.

Manifestación. Los colectivos Por una vida digna-Bizitza duinaren alde y Arabako Pentsionistak Lanean llamaron ayer a toda la población gasteiztarra, no sólo a la que ya ha alcanzado la edad de jubilación, a manifestarse el próximo jueves 22 para exigir la derogación inmediata de ese 0,25%, que nadie tenga una pensión inferior a los 1.080 euros mensuales y que las prestaciones se actualicen según el IPC.. La marcha partirá desde Artium (19.00 horas).

las frases

El portavoz de Por una vida digna resumió así el sentir de miles de pensionistas.

El portavoz de Arabako Pentsionistak Lanean recordó que el problema no sólo afecta a los pensionistas actuales.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus