Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
Bajo palabra

Soledades

Por Iñigo. . . . . . Linaje - Sábado, 10 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Galería Noticia

Hay un célebre aforismo de un pensador francés del siglo XVII que muchos escritores han traído a colación en sus obras y que, como todo juicio individual y subjetivo, se puede discutir. La sentencia es la siguiente: “Todas las desgracias del hombre derivan del hecho de no ser capaz de estar tranquilamente sentado en una habitación”. Lo dice Pascal en sus Pensamientos. Sin embargo, como el arte aforístico consiste -entre otras cosas- en cuestionar supuestas verdades innegables, podríamos dar la vuelta al enunciado y afirmar lo contrario: que todas las desgracias del ser humano comienzan cuando éste no es capaz de salir de sí mismo ni de su entorno.

Ya lo advertía Lewis Munford hace cincuenta años en su monumental ensayo La ciudad en la historia: llegará un día en que los adelantos técnicos y la desmedida ambición del hombre se volverán en su contra. Si actualizamos ahora esta frase visionaria, podemos hablar del aislamiento que produce en el mundo de hoy la dependencia de los paraísos virtuales. O de las tensiones que soporta a diario cualquier persona en un centro de trabajo. O de las grandes metrópolis, que a fuerza de ostentosas por la amplia gama de atractivos que ofrecen -cines, museos, espacios de esparcimiento, centros comerciales- esconden también en sus calles el fantasma de la soledad.

A preguntas como qué significa estar solo, de qué manera conectar con los demás o hasta qué punto las nuevas tecnologías nos aíslan del mundo, trata de responder la periodista británica Olivia Lang en su libro La ciudad solitaria (Aventuras en el arte de estar solo). Confinada en Nueva York después de un desengaño amoroso y avergonzada casi de vivir esa embarazosa experiencia, la escritora comenzó a mirar la ciudad a través de una serie de personajes que, de una forma u otra, habían tratado de expresar el sentimiento de la ausencia a través del arte. En esa galería de la memoria coincidirán, entre otros, Hitchcock y Edward Hopper, Darger y Andy Warhol.

El trabajo, que mezcla la autobiografía con la crítica cultural y el ensayo, comienza con esta hermosa reflexión: “Imagina que es de noche y estás al lado de una ventana. La ciudad se presenta como un conjunto de celdillas donde viven seres desconocidos. Los ves, pero no puedes alcanzarlos, y es así como este fenómeno que puede observarse en cualquier ciudad del mundo, produce un temblor de soledad”. ¿Quién no ha experimentado alguna vez esta visión, esta sensación entre serena y dolorosa? ¿Qué duele más, el aislamiento radical o estar solo en medio de una multitud?

La soledad, como cualquier otra manifestación del espíritu, es necesaria. Pero en su justa medida. Tan pernicioso es llevar una frenética actividad social como aislarse por completo del mundo. Tan triste el final de una fiesta como estar recluido en un apartamento... Una vez más, la virtud está en el equilibrio. O, como decía Patti Smith, en la sabia combinación de paz y ruido.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

Más sobre ¡Qué mundo!

ir a ¡Qué mundo! »

  • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
  • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

  • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus