Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava

Establishment de andar por casa

Por Juan Cerezuela - Jueves, 8 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Los viejos arquitectos hacían sus proyectos con un propósito, perdurar, y el señor Olaguibel no era ajeno a que su obra le sobreviviera por siglos. El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y su entorno es un ejemplo de arquitectura de esa que dura a base de muros gruesos y sólidos. No sé si el autor del Ensanche de la ciudad pensó solo en continentes, pero me da que si hubiese tenido en cuenta el contenido probablemente el ladrillo y no la piedra sería protagonista de su obra. La piedra gruesa aísla, encierra y es factor de riesgo de sordera política, fomenta la endogamia de pensamiento y ampara el inmovilismo de cada uno de los partidos en su zona de confort. Tal vez todo sea tan simple como que perdurar es el objetivo común del continente y de quienes contienen. El mal de Olaguibel, ahí lo dejo como posible título de novela negra.

Inmovilismo o maldita física con sus normas, que viene a ser, en libre adaptación, “que todo partido político permanecerá quieto-parao en su verdad verdadera en tanto en cuanto le vaya bien, tratará de monopolizar aquello que le convenga y de destruir aquello que le incomoda o no controla, se mostrará condescendiente con quien la prepotencia dicte y, por último, se auto impondrá la tirita del desprecio a quien le pueda herir con ideas de las que nunca fueron padres y de las cuales pretenden ser padrastros”. Vamos, lo normal, todo muy patriarcal, repetido hasta aburrir vacas.

Vale, vamos a lo que vamos que no es otra que otra chorradita, el coste de oportunidad o “aquello que se dejó de hacer porque se prefirió hacer otra cosa”. Empezamos esta legislatura, que definiremos del tipo “partiendo de la nada hemos llegado a menos”, echando a todo un clásico de “mezcle xenofobia, racismo y miedo con unas gotas de populismo del de siempre y ya lo tiene hecho”. La cosa prometía bajo el eslogan de lo que Maroto unió que no lo separe nadie, pero nos equivocamos. Las bodas por amor y las de conveniencia no son lo mismo, no.

Podríamos haber sido progenitores de la participación, de la tolerancia, de los presupuestos participativos, de la movilidad sostenible, del urbanismo social, de la equidad… Éramos aspirantes ilusionados al título de familia numerosa en avance social y político y mírennos, preparando los papeles del divorcio mientras peleamos por la guardia y custodia de ideas no natas o que siguen en pañales.

En fin, como tengo claro que no pasaré a la historia de esta nuestra ciudad propongo plan estertor y última voluntad política: deshacer la obra de Olaguibel, hacer las paredes finas para a ver si así pensamos menos en asientos, personas, siglas y estrategias, y más en quienes meten cada cuatro años un voto en la urna con un único propósito, vivir un poco mejor y dignamente.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus