Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
Aztertuz

Problemont

La inhabililtación, política y judicial si es que hay ya alguna diferencia, no


solo afecta a Puigdemont. El “sacrificio” que se le pide deberá ser colectivo

Enrique Santarén - Viernes, 2 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Galería Noticia

La traición es una de las actitudes humanas más denostadas. Sobre el traidor caen los mayores improperios, el mayor de los desprecios, el summum de la ignominia. Y eso que la traición suele ir por barrios. Perdón por la frivolidad, si hablar de sentimientos muy arraigados y de 80 millones de euros es frívolo: para un hincha, un jugador de fútbol de apellido Martínez puede ser un traidor o un héroe en función de si se llama Javi o Iñigo;es decir, si se va o si viene. En Donostia hay pancartas que rezan Erreala ala hil, que además de ser una aliteración casi cacofónica nos muestra la tragedia de la traición: o con nosotros, o la muerte. Aunque no sea muerte física. La Real lo ha dejado claro: Iñigo Martínez “ya es historia” y su camiseta se puede cambiar gratis. Por traidor. ¿Había dicho frivolidad?

Como en la obra Traidor, inconfeso y mártir, de José Zorrilla, Carles Puigdemont fue acusado de traidor (“155 monedas de plata”, Rufián dixit) y, antes de caer en tal oprobio, tiró hacia delante. Pasó a ser héroe, o delincuente inconfeso, según. Después, símbolo, o cobarde. Ahora, está a punto de ser mártir, un “sacrificado”, o un gran problema para los suyos. Un Problemont. Para muchos, ya es historia, como dirían en Anoeta.

El caso es que Puigdemont se está quedando cada vez con menos aliados mientras la implacable maquinaria política y judicial le deja sin margen de maniobra. Pero no solo a él. Llegados a este punto, y vista la ofensiva tanto del Gobierno español como de los jueces -si es que hay alguna diferencia: el ministro de “Justicia”, Rafael Catalá, va cantando ya la decisión que va a tomar el Supremo en marzo o abril-, cada vez queda más clara la inhabilitación de Puigdemont, pero también de Junqueras y del resto de personas que lideraron el procés. Así que el problema no es solo Puigdemont y el bloque independentista debe ya ser consciente de lo que se está jugando toda Catalunya. La “generosidad” de la que habla el presidente del Parlament, Roger Torrent, debe implicar a todos. Es más que posible que el “sacrificio” que cada día con mayor insistencia se le reclama al president deba ser colectivo.

Eso, o la resistencia numantina y esperar lustros a que el Tribunal de Estrasburgo y la ONU desautoricen -si lo hacen- a España. Y, mientras tanto, más ración de 155. Es cierto que no es más que un chantaje y de paupérrima calidad democrática pero se trata de adaptar la estrategia al principio de realidad.

¿Quién se sacrificará antes? ¿Quién liderará el nuevo procés? En Traidor, inconfeso y mártir (“Drama histórico en tres actos”), el protagonista -por cierto, que, como Puigdemont, fue panadero en su pueblo-, ya condenado y a punto de la horca, exclama: “Sacrifico mi vida a sostener esta patraña que mi historia desde hoy hará famosa”. Tras su muerte encontraron la nota con su confesión. “Esto se ha terminado”.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

Más sobre ¡Qué mundo!

ir a ¡Qué mundo! »

  • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
  • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

  • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus