Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava

¿Tranvía? Sí, gracias

Por Eneko Beramendi - Miércoles, 19 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:11h

El martes día 11 participé como oyente en la asamblea informativa de la plataforma de vecinos contrarios a la llegada del tranvía a la zona sur de la ciudad. Una asistencia importante, ya que la sala de la iglesia de San Cristóbal se llenó desde el principio. Personas de todas las edades, pero sin duda muchas mayores, posiblemente reflejo de la edad media del barrio de San Cristóbal y Adurza.

Yo desde el principio me he posicionado a favor del tranvía, pero tenía ganas de oír de primera mano las razones y motivaciones, para un posicionamiento tan contundente:

“Tranvía no en la zona sur”. Los argumentos son variados pero todos nos llevan a la misma conclusión. El tranvía es un desastre para la zona sur. Pero, ¿por qué?

Uno de los argumentos es la cercanía entre la estación de Parlamento con el barrio (siete minutos dijeron) y por lo tanto la no necesidad de la obra. Entiendo que son mediciones hechas con gente joven y ágil, que quiere ir a la facultad de Farmacia. Sería importante contar con los tiempos y los promedios de movilidad de la gente más mayor (que en el barrio hay bastante) y no plantear solo el transporte publico desde la perspectiva de tiempo ahorrado, si no también desde el punto de vista de la movilidad y a cualquier punto del barrio. El sur no termina en la calle Rioja, pero no nos engañemos, tampoco termina en las universidades. El recorrido del tranvía hay que entenderlo como parte de una red de transporte mayor con una radio de acción muy superior a la propia parada.

El puente de las Trianas es otro de los argumentos esgrimidos para la no llegada del tranvía. El futuro soterramiento del tren (siete años desde el optimismo más grande) hace plantear que la obra que se haga en Trianas no valdrá para nada después. Este argumento desde mi parecer tampoco tiene mucho sustento. El soterramiento del tren no significa que el nuevo trazado sea a nivel de vía. De hecho, si fuera así, significaría que los pobres vecinos de Dantzari tendrían que acceder a sus portales en ascensores después del soterramiento. Cuando las obras de esconder el tren comiencen de una vez por todas, será cuando tendremos que estar atentas. Pero no al trazado del tranvía, sino

al plan de ejecución y a las propuestas sobre la urbanización de esa nueva franja que atravesará la ciudad. Ahí sí que hablamos de unas cifras mareantes. Y ahí sí que tendremos que reivindicar qué espacio de ciudad queremos ganar.

Desde el principio me he posicionado a favor del tranvía, pero tenía ganas de oír de primera mano las razones y motivaciones para un posicionamiento tan contundente: “Tranvía no en la zona sur”

Otro punto importante, y cómo no, son los coches. Desaparición de aparcamientos y carreteras de un solo carril llevarán al barrio al caos. La verdad es que me cuesta ver ese panorama. Los conductores tenemos muchas malas costumbres, y una es la de aparcar el coche debajo de casa, y si no podemos, dar 1.000 vueltas por conseguirlo. Y otra es que creemos que la ciudad tiene que tener preferencia para nuestro transporte privado. Pero no es así. La ciudad es para las personas y la preferencia debería ser siempre la de peatón, ciclista, y transporte público. Y si hay vecinos que no creen en eso, deberían defender su modelos de ciudad claramente, sin poner el tranvía de excusa.

Entre estos argumentos y de forma paralela, según avanzaba la reunión, iban apareciendo otros datos. Bomberos que no podrán acceder a apagar los fuegos de nuestras casas, ambulancias que no podrán acceder, casas que se resquebrajarán... El fin del barrio… En este punto sí que no tengo argumentos y confío que protección civil esté a la altura.

Y respecto al argumento de los tilos que desaparecerán... no conocía yo esta actitud tita cervera en el barrio. De hecho en el barrio respecto a este tema solo he oído quejas de vecinos que dicen que los arboles les quitan la luz. Pero sí, a mí sin duda es lo que más pena me dará. Pero si del no, pasamos al sí vigilante, tendremos que estar muy atentas para que el Ayuntamiento cumpla el compromiso de replantar lo que quite, para mantener el equilibrio.

El tranvía es una realidad ya existente en la ciudad. Es un transporte no contaminante, que unirá la ciudad con el barrio de forma sostenible. Capaz de convivir con peatones y ciclistas y zonas peatonales. Un transporte adaptado y a pie de calle. Público, sencillo, y que sin duda trasformará en positivo el vial de tres carriles que cruza San Cristóbal.

Estar en contra no siempre es positivo. El tranvía no es Garoña. Presentarlo como el gran desastre no es acertado.

En una cosa estoy de acuerdo con la plataforma del no. Los vecin@s tenemos que ser protagonistas de los proyectos e inversiones que los barrios necesiten. No se debe entrar como elefante en cacharrería. También creo que un barrio organizado en positivo, hubiera tenido más capacidad de intervención, y de influencia entre los vecinos, y sin duda entre los grupos políticos.

Desde el no absoluto es imposible construir presentes ni futuros, ni en este tema ni en ninguno. Yo, a favor del transporte público no contaminante en el sur de la ciudad.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus