Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
Paul Urkijo Director de cine

“Dirijo como un espectador;lo que busco es entretener y para eso, la clave es emocionar”

Por un momento sale de su aislamiento mientras ‘Errementari’ sigue tomando forma. Las labores de post-producción del primer largometraje del realizador gasteiztarra Paul Urkijo le tienen absorto, aunque todavía no ha visualizado en su cabeza el día del estreno.

Una entrevista de Carlos González Fotografía Alex Larretxi/Cedidas - Domingo, 9 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:19h

Urkijo en el Casco

Urkijo en el Casco

Galería Noticia

Urkijo en el Casco
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Vitoria- Álex de la Iglesia se ha sumado también al proyecto y a Paul Urkijo se le nota de manera rápida la satisfacción cuando se habla del tema. Otro respaldo más, y muy importante, dentro de un camino que el director de cine vitoriano lleva recorriendo desde hace cinco años. El final está cada vez más cerca- “¡Tengo otros cinco proyectos esperándome!”, ríe, mientras asume con cierta resignación que “ni sé la última vez que estuve más de una semana seguida de vacaciones”.

¿Qué es lo que le ocupa justo ahora de ‘Errementari’?

-Ahora mismo estoy con el montaje. Estoy encerrado en la cueva para ensamblar las imágenes que grabamos durante las semanas de rodaje y ver el ritmo de la película, cómo va. Muchas veces, lo que tenías en la cabeza, lo ruedas, sale de otra manera y la propia edición, en lo que estoy en estos momentos, es como volver a dirigir la película otra vez. En este caso, la verdad, está quedando bastante parecido a lo que tenía en mente. Ahora mismo está hecho un 70% del montaje.

Hace justo un año fue cuando dio a conocer que ‘Errementari’ se iba a hacer realidad. ¿Doce meses que se han pasado muy rápido?

-Volando. Además, he estado tan centrado en esto que no he tenido tiempo para nada más. Llevo cinco años con este proyecto pero es verdad que estos últimos doce meses han sido una auténtica locura: la pre-producción, las localizaciones, los casting, el plan de rodaje, el storyboard, las siete semanas de rodaje, que fueron una batalla... y la post-producción.

Momento en el que Álex de la Iglesia, con el que usted ya ha trabajado, ha anunciado que se suma al proyecto. ¿Qué puede suponer esta noticia para ‘Errementari’ de cara al futuro?

-Muchas cosas. Antes de rodar ya estaba hablando con Álex y él conocía el proyecto. Va a suponer, para empezar, mucha difusión. Álex de la Iglesia le da un valor añadido a la película. Que alguien con tanto renombre apoye tu proyecto, supone un respaldo y le otorga a la película unas garantías que van a hacer que la gente confíe más. Es un valor añadido. Además, está la aportación económica que él va a realizar y que se va a traducir en que la post-producción sea mejor, así como la difusión y la publicidad. Es decir, vamos a poder tener la película en unas condiciones muy, muy profesionales. Y luego está, como tercer añadido, el feedback que él te da. Es uno de mis directores favoritos y todos los consejos que me da los tengo muy en cuenta. Eso es una gozada, un regalo.

Todas estas labores de post-producción, las actuales y las que quedan, suponen volver a la película una y mil veces, a una idea que lleva repitiéndose en su cabeza desde hace cinco años. ¿Se está empezando a aburrir un poco de ‘Errementari’?

-(Risas) Por un lado, sí que satura. Es que estás tan metido. Además, tengo otros proyectos que quiero hacer. Tengo una lista de cinco títulos que me están esperando, alguno de los cuales está bastante desarrollado, y tengo ganas de cambiar un poco de chip, aunque siga trabajando dentro del mismo género. Pero, por otro, como cada proceso que afrontas del largometraje te aporta nuevas ilusiones, el camino siempre es interesante. Cuando ruedas, estás en el mundo que has creado y es algo muy intenso, una vivencia por la que has luchado mucho. Ver los planos que querías es una gran satisfacción. Luego, en el montaje, cuando ves las imágenes que has grabado y vas uniéndolas unas con otras, también te genera otra satisfacción. La historia se está contando. Así que es una carrera de fondo en la que tienes chutes de ilusión que te mantienen trabajando y con ganas.

Por cierto, después de cortos como ‘Los monstruos no existen’, ‘Jugando con la muerte’..., ¿cómo ha sido el rodaje del largo?

-En el fondo es lo mismo solo que amplificado. Necesitas más aguante físico y psicológico. Al final, estás trabajando con un equipo muy grande y tienes que mantener la cabeza muy clara para saber qué le tienes que decir a todos y cada uno. Un corto pueden ser uno, cinco o siete días como mucho y todo lo tienes más medido. Esta película, por ejemplo, han sido siete semanas de rodaje y en este tiempo se pueden dar todo tipo de factores que, de repente, te cambian: empieza a llover, hay un animal que te da guerra, a los niños con los que trabajas hay que darles tiempo... Por ejemplo, los monstruos animatrónicos llevan su tiempo. O el maquillaje, que es tan importante. Por no hablar de la ambientación... Todo eso lleva su tiempo, su trabajo y te exige medirlo todo mucho más, y saber reaccionar según van viniendo las cosas con más psicología y paciencia. Y es más inmersivo. Te metes en la historia mucho más. Es como ir a una batalla pero que se alarga en el tiempo. Lo vives mucho más. Es como si fueras poseído por el dios del cine (risas). Al final, van pasando los días y las semanas y eres parte de todo lo que ocurre.

¿Tiene al futuro espectador en la cabeza o ahí sólo está Paul Urkijo?

-Pero es que yo dirijo como un espectador. Es decir, siempre que se me ocurre una idea, pienso como un espectador, reflexiono sobre qué es lo que más me gustaría ver. Al final soy producto de lo que veo. Me parece muy pedante hablar de la genialidad de lo superoriginal. Somos producto de la cultura que devoramos y somos un escalón más de la cultura de la que somos parte. Desde que era un chiquillo pensaba que quería ver en la pantalla este cuento. Así que pienso como un espectador que quiere ir a ver una película de género fantástico con una ambientación potente, un filme entretenido que tenga una historia bonita pero a la vez terrorífica. Lo que quiero es que me entretengan. Eso, sobre todo. Y la clave para entretener es emocionar. Esa es la misma mentalidad que tengo como director. Y con los medios que hemos tenido lo estamos haciendo lo mejor que podemos.

Un cuento rodado en euskera que, en realidad, hace referencia a un personaje que, con otros nombres, está presente en muchas otras culturas. Bajo esta premisa, seguro que espera que ‘Errementari’ tenga recorrido dentro y fuera.

-Al final, Patxi Errementaria es una historia que forma parte de un compendio de cuentos folklóricos, sobre todo en el ámbito europeo y occidental, acerca de diablos que vienen para llevarse el alma de diferentes personas aunque se encuentran con que los seres humanos son peores que los propios diablos. Podemos hablar de Fausto pero también de otros personajes parecidos en Reino Unido, Rusia... incluso si miramos a nuestra actualidad, podríamos hablar de una versión más moderna, a través del cómic, con la figura de Constantine. Así que es una temática muy internacional aunque partamos de un relato local.

A la hora de hacer la película, ¿hay que ser más diablo o más humano?

-Tienes que ser una mezcla de los dos (risas). Por un lado, hay que ser muy asertivo ya que la gente te va proponiendo cosas y siempre tienes que ir en pro de construir. Pero, a la vez, eres el director y no tienes que dejar que te avasallen. Es decir, te llegan muchas opiniones y tú también tienes que saber, por decirlo así, mantenerte en el trono del Pandemonium (risas).

¿Ha pensado en ese día del estreno, en lo que va a sentir?

-No. La verdad es que no me he parado a pensar en el estreno. Supongo que agradeceré a todo el equipo y a la gente que ha apoyado el proyecto su trabajo. Al final, es una labor en equipo por mucho que el director sea el que manda. Es un trabajo en el que necesitas juntar a muchos talentos y si una pieza falla, el castillo se cae.

Antes mencionaba que tiene proyectos esperando pero, ¿y el Paul Urkijo persona, a ese le deja salir de vez en cuando para hacer vida normal?

-Soy bastante de la calle y hasta ahora he sabido compaginar el estar encerrado con mis ideas, con quedar para desconectar. Es, además, imprescindible.

Cuando acabe con el montaje...

-Vendrá la post-producción más a nivel de efectos digitales.

Que igual, teniendo en cuenta esta película, es la parte más complicada, ¿no?

-Sí. Claro, es una película de género fantástico y hay un par de secuencias muy potentes a nivel de efectos visuales. Luego pasaremos al montaje de sonido, que también es muy importante para envolver la historia en ese ambiente. Y está la música, que es otro elemento fundamental para la narración. Ya se está trabajando en ella. Después haremos la corrección de color, el etalonaje y el conformado general de la película, meterla en un disco duro y a por la pantalla.

¿Cree que le va a costar decir: ya está, no la toco más?

-No, con los cortometrajes ya he aprendido que la perfección no existe. A las cosas hay que darlas carpetazo.

las claves

“Que alguien con tanto renombre como Álex de la Iglesia apoye tu proyecto, supone un respaldo, un valor añadido”

“Con los cortometrajes ya he aprendido que la perfección no existe. A las cosas hay que darles carpetazo”

“No me he parado a pensar en el día del estreno. Supongo que agradeceré a todo el equipo y a la gente que me ha apoyado su trabajo”

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

Más sobre ¡Qué mundo!

ir a ¡Qué mundo! »

  • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
  • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

  • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus