Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
ciclismo parís roubaix

Tom Boonen dice adiós en Roubaix

35 | AÑOS El belga se despide en la prueba que ha vencido cuatro veces

Viernes, 7 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:15h

Boonen, ganando su cuarta París-Roubaix en 2012.

Boonen, ganando su cuarta París-Roubaix en 2012. (Foto: Archivo)

Galería Noticia

Boonen, ganando su cuarta París-Roubaix en 2012.

Madrid- El belga Tom Boonen (Quick-Step), de 35 años, asegura que podría correr una temporada más, pero que está “preparado” para la retirada, y se declaró orgulloso por haber logrado tantos triunfos antes de afrontar este domingo la última París-Roubaix, donde colgará la bici después de 15 años como profesional. “Tomé la decisión de dejarlo tras la París-Roubaix porque quería retirarme tras un periodo de clásicas que me encanta, y parar después de una de las carreras que más me gustan”, dijo en una entrevista para el programa El fin de la carretera de Eurosport.

A su juicio, podría “correr un año más, otro año y medio más”. “Pero pensé que ya estaba preparado para la retirada y que lo mejor y lo más bonito sería dejarlo después de la París-Roubaix. No conozco a nadie que lo haya dejado estando a un nivel en el que puede seguir optando a la victoria. Todos dicen que lo van a hacer, pero nadie lo hace”, afirma.

Boonen, que en 2017 acabó segundo en la París-Roubaix, recuerda cómo logró su primer triunfo en uno de los monumentos del ciclismo en 2005, en un sprint frente al español Juan Antonio Flecha y el estadounidense Hincapié. “Tenía solo 24 años. Hice doblete, ya que ese año también había ganado el Tour de Flandes. Fue una experiencia increíble para un chaval como yo que peleaba por todo. El Tour de Flandes lo gané de manera diferente. Tuve más tiempo para disfrutarlo, para vivirlo. Fue mi primer triunfo en una clásica. Después, en la Roubaix llegué al velódromo bastante tranquilo y tomé la iniciativa en la curva, justo lo que no hice el año pasado. Creo que estaba como en una nube ¡Todo salió a la perfección!”,

Boonen admite que le gusta más la París-Roubaix más que el Tour de Flandes, y que la considera la “carrera más bonita del mundo”. “Es la única carrera que termina en un recinto deportivo. Escuchas las voces del velódromo cuando aún no has entrado. Es algo muy especial, algo único en el ciclismo”, destaca.

Su mejor recuerdo fue en la edición de 2012, cuando entró en solitario al velódromo tras una escapada. “Es posiblemente el mejor recuerdo que tengo del ciclismo. Tenía muy buenas piernas ese día. Después, en la sección de adoquines, vi que estaba solo y me dije a mi mismo: ¡Inténtalo! Nunca tuve la sensación de ir al 100%. Ya había ganado varias clásicas ese año y me sentía muy bien. Tenía la sensación de estar entrando en la historia. Es una oportunidad que no se suele dar a menudo, así que lo di todo y llegué a la meta”, indicó.

Para él, ha tenido una carrera profesional larga, en la que logró un tercer puesto en la París-Roubaix en 2002 frente a héroes de su niñez como Mussew y Van Petegen. “Los primeros 5-7 años de tu carrera son así, peleas contra tus héroes. Luego te haces mayor, llegan nuevos corredores que tienen que confirmar su nivel. Te das cuenta de que estás compitiendo contra nuevos corredores que no habías visto nunca antes, mientras que ellos te miran pensando que tú eres el tipo que ha ganado una o dos veces la París-Roubaix”, evocó.

Siempre ha creído que correr contra los héroes de su infancia es algo “muy especial”, más que hacerlo contra la nueva generación de los Peter Sagan de ahora, o los Greg Van Avermaet. “Nunca es igual. Es como competir contra Cipollini cuando tenía 22 o 23 años. La primera vez que gané a Cipillini fue ¡Wouah! Estuve en una nube durante tres días. Fue increíble. Todavía lo recuerdo. ¡Guau, ganar a Cipollini, o a Petacchi! Pero los grandes rivales que he tenido han sido Mussew, Van Petegen, Ballan y por supuesto Cancellara. Es increíble haber conseguido tantas victorias ante una generación tan fuerte”.

El domingo, Boonen quiere estar en el podio. “Eso estaría muy bien, con o sin victoria. He estado en el podio 6 o 7 veces, así que he sido afortunado en una carrera en la que necesitas tener algo de suerte. Espero estar en el podio y decir adiós a todo el mundo, ir a cenar después con el equipo, con mi mujer y mis hijos y, el día después, levantarme como un ser humano normal, no como un ciclista profesional. Será algo extraño, pero creo que estoy preparado”, recalcó. - Efe

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus