Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
golf master de augusta

Es la hora de soñar

Jon Rahm comienza hoy su andadura en el Masters de Augusta y su objetivo es pelear por la chaqueta verde

Jokin Victoria de Lecea - Jueves, 6 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:14h

Jon Rahm, que debuta esta tarde en el Masters de Augusta, durante los entrenamientos.

Jon Rahm, que debuta esta tarde en el Masters de Augusta, durante los entrenamientos. (Foto: Afp)

Galería Noticia

Jon Rahm, que debuta esta tarde en el Masters de Augusta, durante los entrenamientos.

augusta- El camino rodeado de magnolios azotados por el viento forma un túnel y en su final, emergiendo inconmensurable, se encuentra el Augusta National Golf Club. Historia pura. Camino a él también se encuentra un joven de Barrika. Conoce el trayecto bien después de haber practicado varias veces ahí, pero el sentimiento de impresión ahí sigue vigente. Más a partir de hoy, que arranca el Masters. Es un sueño cumplido para Jon Rahm, el inicio de otro más grande aún. El vizcaíno se imagina con la chaqueta verde, ¿por qué no vestirla el domingo? Es un paso para ser uno de los más grandes. Como ya lo hicieran en su día Jack Nicklaus, Tiger Woods o Arnold Palmer, entre otros muchos. Esa casaca del color de la hierba de los campos de golf que también vistió en dos ocasiones Severiano Ballesteros. El ídolo de Rahm. Modelo a seguir. Desde niño, pasó horas y horas siguiendo a Seve y cuando cogió el palo de golf trató de imitar su estilo único. Siempre al ataque, la valentía por bandera. Ese juego ha llevado a Rahmbo a Augusta y también le coloca como candidato a la victoria. Es la hora de soñar.

Soñar igual que lo hizo Fuzzy Zoeller en 1979. Llegó como debutante y pocos creyeron en él. Augusta sacó sus garras, pero el estadounidense aguantó cada golpe y en el play-off final, un birdie en el segundo extra le dio la victoria, dejando boquiabiertos a Ed Sneed y Tom Watson. El rookie se convirtió en leyenda, fue el tercero en conseguirlo en su primera participación en el Masters, el último que lo ha logrado hasta ahora. Lo hizo con la ayuda de un caddie del mismo club, algo obligatorio en aquella época y clave para el protagonista de esta historia. “No entiendo por qué hoy en día no juegan con alguien del club. A mí me guió por el campo como un perro lazarillo a un ciego”, comentó hace un tiempo. Fue en un golf muy diferente al de la actualidad. En estos casi cuarenta años todo ha cambiado. El golfista es diferente y hasta el campo de Georgia ha variado su recorrido. Dicen que es más benévolo ahora con los debutantes, que no hay que conocer también cada uno de sus detalles para triunfar en él, sin embargo, los años pasan y lo que sigue sin variar es el nombre del último debutante que ha ganado en Augusta.

La historia no está con Rahm, le avisa que es prácticamente imposible que pueda vencer al Augusta National y a los rivales más experimentados. Pero el vizcaino no es hombre de estadísticas o de listones que no puede superar. Romper récords se ha convertido en una costumbre para él. En nueve meses ha pasado de ser un aficionado prácticamente desconocido fuera de las competiciones universitarias a ser la sensación del momento. Es el golfista de moda y aunque los números no estén con él, rivales, aficionados y, sobre todo, él mismo creen en sus posibilidades: “Si no pensara que puedo ganarlo, no estaría aquí. Cuando me pongo a jugar quiero ganar y creo que puedo ganar”. Es la confianza del joven al que le salen las cosas, pero también del jugador que nunca se rinde. Su carácter ganador vuelve a salir a escena. Demasiado ambicioso quizás, pero sin él no baría llegado hasta Magnolia Lane y es su principal arma para romper, una vez más, los récords.

sin presiónOtra de las ventajas que tiene Rahm es la falta de presión. Su nombre suena entre los candidatos a la victoria, pero si no sería ni mucho menos un fracaso para un jugador que hace unos meses ni siquiera tenía asegurada la tarjeta del PGA Tour para la temporada que viene. Augusta es un sueño hecho realidad y ahora solo queda saborearlo, disfrutar de cada golpe e intentar seguir sonriendo día tras día. El vizcaino se siente feliz en Augusta y lo demuestra en cada declaración. Además, no solo el hecho de estar aquí provoca una sonrisa en Rahmbo, el recorrido también le gusta, le hace sentir que puede hacer algo grande. “En su mayor parte, el campo se adapta a mi juego, casi todos los hoyos me van bastante bien, excepto quizás el 13 y el 14, porque tienes que pegar un draw y no lo acostumbro a pegar desde el tee”, explicó hace dos semanas tras realizar una práctica. Fue su bautismo en el emblemático campo. Amor a primera vista. La confirmación que el encanto que descubrió viendo vídeos en su casa de Barrika, era real. El miércoles, el vizcaino se volvió a ver las caras otra vez con el recorrido y una vez más ese entusiasmo volvió a recorrerle la piel. Disfrutó en el campo, aunque también tuvo problemas al ser sorprendido más de una vez por sus secretos, todavía queda mucho que aprender y Rahm pretende hacerlo a marchas forzadas, aprendiendo una lección a cada golpeo.

Augusta es un lugar especial. El club donde hasta los golfistas más experimentados del planeta sienten un cosquilleo cuando se enfrentan a él dispuestos a acabar lo antes posible. Desde su entrada a cada hoyo, la magia de Augusta se nota en el ambiente y Rahm la siente. El vizcaino con una sangre fría impropia de su edad y una calma enorme para afrontar las grandes citas, reconoció que estos días no será lo mismo que en los anteriores torneos: “Seguro que al llegar al primer tee me temblarán las manos y pensaré que estoy en el Masters, que es un sueño. Será un momento inevitable, pero quiero que dure lo menos posible, quiero que en uno o dos hoyos todo esté bajo control”. Es la mentalidad de Rahm, siempre en busca de la victoria, dispuesto a derrotar a sus propios nervios para optar a la chaqueta verde.

aviso de temporalY si Augusta es un campo complicado por sus propias condiciones, la climatología añadirá un plus de dificultad a la competición. Las tormentas han asolado el recorrido y se espera que las ráfagas de viento pongan en serias complicaciones a los jugadores. Esta condición puede crear situaciones imprevisibles y igualara los niveles entre los favoritos y los tapados. “Si hace mucho viento, esto es de locos, y una de las pruebas más difíciles del golf. Se te complica la vida de manera extraordinaria”, comentó Olazabal en la rueda de prensa previa al torneo. Las jornadas de práctica ya han obligado a los golfistas a hacer malabarismos por el recorrido y en los siguientes días todo parece indicar que en los cuatro días del Masters las cosas no van a cambiar.

Rahm iniciará la competición a las 19.41 horas y formará un trío de lujo junto al japonés Hideto Tanihara y el norirlandés Rory McIlroy. Este último es uno de los favoritos para hacerse con el torneo y solo le falta conquistar Augusta para hacerse con los cuatro grandes. En el caso del vizcaino, este será su tercer major, aunque las sensaciones son demasiado diferentes. Ahora ya no vale con sorprender, Rahm aspira a ganar. Es su sueño y no las estadísticas le harán dejar de perseguirlo.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus