Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava

La jueza imputa a 3 mandos de la Ertzaintza por homicidio imprudente de Iñigo Cabacas

Excluye a ‘Ugarteko’ entre los imputados, así como a tres ertzainas que dispararon pelotas de goma en la carga

Humberto Unzueta - Martes, 4 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:15h

Manu y Fina, los padres de Iñigo Cabacas, durante una concentración en Bilbao para pedir justicia en el ‘caso Cabacas’.

Manu y Fina, los padres de Iñigo Cabacas, durante una concentración en Bilbao para pedir justicia en el ‘caso Cabacas’. (Foto: Oskar Martínez)

Galería Noticia

Manu y Fina, los padres de Iñigo Cabacas, durante una concentración en Bilbao para pedir justicia en el ‘caso Cabacas’.

bilbao- El caso Cabacas está a un paso de ir a juicio oral tras el auto hecho público ayer por la jueza instructora en el que imputa a tres mandos de la Ertzaintza por un delito de homicidio por “imprudencia grave”. Sin embargo, archiva las actuaciones contra otros tres ertzainas que dispararon pelotas de goma en la noche del 5 de abril de 2012 en Bilbao en los incidentes que se registraron en las inmediaciones de San Mames tras el partido de fútbol de Europa League entre el Athletic y el Schalke 04. Como consecuencia del impacto en la cabeza de uno de estos proyectiles de caucho cuatro días después falleció el seguidor rojiblanco Iñigo Cabacas. Entre los imputados no se encuentra el jefe de Operaciones de la comisaría de Deusto, conocido como Ugarteko, que dio la orden de cargar.

En la resolución judicial fechada el 31 de marzo pero hecha pública ayer, la jueza Ana Torres pide a las partes que soliciten la apertura de la vista oral o bien el sobreseimiento del caso. Así pues, es más que probable que el juicio se celebre tras más de tres años de instrucción y en el banquillo de los acusados se sentarán los tres suboficiales de la Ertzaintza responsables de las furgonetas antidisturbios durante los incidentes que tuvieron lugar en el callejón de la calle María Díaz de Haro de la capital vizcaina. En el auto concluye que los tres mandos ordenaron disparar las pelotas de goma o bien uno de ellos, el de mayor rango, permitió que los agentes bajo su mando efetuasen disparos “en condiciones que infringían los más elementales principios profesionales básicos de actuación”.

El reproche de la jueza no termina ahí ya que añade que la distancia desde la que los ertzainas dispararon contra las personas que se hallaban en el callejón, entre ellas las que les atacaban con botellas u otros objetos, era “inadecuada”, lo suficiente como para causar “letales resultados”. Además, considera que la actuación de los ertzainas puso en riesgo la seguridad de las personas allí congregadas debido a las características del lugar y la posición de los peloteros. “Con tan limitadas vías de evasión, es absolutamente previsible que el lugar pueda convertirse, ante una situación de pánico como la que deben producir disparos con pelotas de goma, en un lugar de atrapamiento”, sostiene la jueza instructora que, asimismo, estima que el lugar se convirtió en una ratonera para los presentes ya que no podían dispersarse y tuvieron que ocultarse o bien entrando a los bares o cubriéndose con el mobiliario urbano, aunque en todo caso “quedando expuestos” a los pelotazos.

La jueza constata que el teléfono de emergencias recibió varias llamadas que informaban de incidentes después del encuentro y, en concreto, se recoge la de un hombre que pide una ambulancia para atender a una persona que ha recibido el impacto de una bola en la cabeza, “mientras se siguen oyendo disparos que quedan grabados”, indica el auto. En este contexto, los ertzainas recibieron la orden de cargar para presuntamente facilitar el acceso de una ambulancia y, tras recibir el lanzamiento de algunos objetos, para responder a quienes les habían lanzado botellas de vidrio.

En cualquier caso, la magistrada no ve justificada la actuación policial ya que, a su juicio, las circunstancias que concurrían en el momento en que se produjo la carga de disparos con pelota no eran de “grave riesgo”. Insiste en que la distancia a la que se permitieron los disparos “era mortal de necesidad si se alcanzaba una parte corporal como el cráneo” y explica que este tipo de actuaciones no pueden ser controladas por el pelotero, que no puede garantizar que no vaya a alcanzar partes vitales. Recuerda que los imputados están obligados por cargo y responsabilidad a “garantizar la seguridad ciudadana” y pone énfasis en que lo importante no es tanto conocer si el lanzamiento de objetos a los ertzainas fueron antes o después de la carga policial, sino si el impacto de la pelota de goma que alcanzó a Iñigo Cabacas fue “proporcional, necesaria y justificada”.

La jueza instructora constata que el teléfono de emergencias recibió varias llamadas que informaban de incidentes después del encuentro, y en concreto, se recoge la de un hombre que pide una ambulancia para atender a una persona que ha recibido el impacto de una bola en la cabeza, “mientras se siguen oyendo disparos que quedan grabados”, indica el auto.

Asimismo subraya que el informe pericial de balística no ha podido determinar la posición exacta del tirador que disparó la pelota de goma que provocó la muerte de Cabacas e insiste en que, “a pesar de los esfuerzos desplegados durante la extensa instrucción de la causa, ha sido imposible determinar la autoría de tal disparo” de la pelota de goma que impacto en la cabeza del joven hincha del Athletic. En este sentido, matiza que solo dos agentes que han prestado declaración han reconocido haber disparado, cuando “resulta bastante probable que más agentes efectuasen disparos con pelota” que los que lo han admitido. Ni siquiera se ha podido determinar cuántos lanzamientos se realizaron porque solo los ertzainas que intervinieron reconocen el lanzamiento de 8 disparos justo en el tramo horario en el que se produjo el disparo mortal.

En su resolución judicial, la magistrada ha sobreseído provisionalmente las actuaciones contra otros tres agentes, que habían sido imputados durante la instrucción.

Las partes pueden interponer contra el auto judicial recurso de reforma en el plazo de tres días y de apelación en el de cinco. Además, la decisión de sobreseer las actuaciones contra tres ertzainas, se podrá recurrir en veinte días.

‘ugarteko’La familia del joven aficionado del Athletic ofrecerá hoy su posición sobre el auto de la jueza instructora en una comparecencia pública en Bilbao. Como adelanto de lo que vayan a manifestar esta mañana, Manu Cabacas, el padre de Iñigo, señaló ayer que, pese a que la jueza no ha imputado al jefe de Operaciones de la comisaría de Deusto, conocido como Ugarteko, es el que dio las órdenes de cargar, por lo tanto, “es el asesino”. “No están todos los que son ni mucho menos. El principal no está”, aseguró en declaraciones a Radio Euskadi.

‘ugarteko’

Órdenes desde Deusto. Durante la instrucción la familia de Iñigo Cabacas ha solicitado en varias ocasiones la citación de Ugarteko porque uno de los mandos de la Ertzaintza imputados declaró ante la jueza instructora que era éste quien daba las órdenes y que él tuvo que intervenir en base a estas directrices y en contra de su propio “criterio y voluntad”, ya que en su opinión la situación estaba controlada y no era necesario intervenir. En esas grabaciones se escucha a Ugarteko ordenar que los agentes “entren en el callejón con todo lo que tenemos”.

Mandos de las furgonetas. Tanto la jueza Ana Torres como la Audiencia de Bizkaia descartaron ya hace dos años imputarle al entender que “solo hay que investigar a fin de hallar al autor material del hecho” y que Ugarteko “coordina los recursos pero es el responsable en la calle a quien le corresponde adoptar las decisiones oportunas para gestionar cada situación, según las circunstancias en caso concreto”. En el auto de ayer, la jueza se ratifica en este criterio.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus