Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava

El activista de las mil causas

ETCHEVERRY ES UN REFERENTE EN IPARRALDE POR SU ACTIVISMO SOCIAL, SINDICAL Y POLÍTICo

Un reportaje de H.U. - Domingo, 2 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:14h

Galería Noticia

Es el principal referente, junto con Michel Berhocoirigoin, de los denominados Artesanos de la Pazque el próximo sábado esperan reunir a miles de personas en Baiona en el Día del Desarme. Jean-Nöel Etcheverry -prefiere que le llamen Txetx, incluso los desconocidos- nació en Donibane Garazi hace 52 años pero vive en Baiona desde hace tiempo, ciudad de la que está “enamorado”. Desde joven ha destacado por su hiperactividad y su ubicuidad. Lleva en los genes el activismo por las causas alternativas y se implica en ellas de manera ferviente y muy comprometida, lo que le ha convertido en una persona muy conocida y estimada no solo en su querida Baiona sino en buena parte de Iparralde.

Ha sido motor de numerosos movimientos sociales, culturales, políticos y medioambientales como el colectivo de jóvenes Patxa, el ecologista de lucha contra el cambio climático Bizi, o Demoak, dedicado a los presos. Precisamente en esta organización fue uno de los impulsores de un acto en favor de los derechos de los presos de ETA en la pequeña localidad de Mugerre (Lapurdi) en 2008, en el que por primera vez (y única) se apoyaban también los derechos de los presos disidentes Carmen Gisasola, Kepa Pikabea, Joseba Urrosolo y José Luis Álvarez Santa Cristina, alias Txelis. Por este motivo recibió duras críticas desde la izquierda abertzale, que se oponía a que los presos críticos con ETA que habían iniciado la vía Nanclares fueran tenidos en consideración al mismo nivel que el resto de presos del colectivo.

Etcheverry organizó en Mugerre en 2008 un acto de apoyo a los presos de la ‘vía Nanclares’, lo que le enfrentó con la izquierda abertzale

No fue este el único encontronazo de Etcheverry con la izquierda abertzale. Unos años antes, tras el Pacto de Lizarra-Garazi en 1998, se opuso a los intentos de Batasuna (la marca de la izquierda aber-tzale entonces) de absorber a Abertzaleen Batasuna (AB), el partido en el que él militaba y del que llegó a ser portavoz. Esta formación abertzale y de izquierdas, cuyo ámbito se limitaba a Iparralde hasta que en 2012 se disolvió, se negó en un primer momento a ser engullido. “Intentaron absorbernos después de lo de Lizarra pero nosotros éramos críticos con la cultura política y el legado de Lizarra y nos negamos a que Batasuna se hiciera con el control de AB”, recuerda Etcheverry ahora que la marca política en la que militó ya ha sido fagocitada por la izquierda abertzale. “En ese periodo tenso yo era considerado como un enemigo en ese sector”, añade.

También ha sido uno de los fundadores e impulsores de la Euskal Herriko Laborantza Ganbara (Cámara Agrícola de Iparralde) que durante años lideró Berhocoirigoin, y también tuvo un papel destacado en el alumbramiento del muy popular festival musical Euskal Herria Zuzenean que se celebra anualmente en Iparralde.

Etcheverry tiene su cuartel general en la calle Cordeliers de Baiona Ttipia. En el número 20 de esta estrecha y coqueta callejuela se encuentra la sede de la Fundación Manu Robles Arangiz del sindicato ELA, desde la que se dedica a desarrollar y divulgar los valores del sindicalismo y muy en especial del movimiento sindical vasco, promoviendo la realización de conferencias, cursos, coloquios, publicaciones...

‘desarme’ a los galPero, sin duda, uno de los episodios más sonados en los que participó Etcheverry fue en la detención de los mercenarios de los GAL que en los años 80 entraron en el bar Monbar de Baiona y asesinaron a tiros a cuatro personas. El establecimiento era un lugar frecuentado por refugiados vascos. Etcheverry se encontraba entonces en un bar próximo y al oír los disparos salió y se unió a las personas que perseguían a los dos asesinos en su huida por las estrechas calles de la ciudad labortana. Finalmente consiguieron darles alcance. Etcheverry fue uno de los que neutralizó a uno de los mercenarios instantes después de que arrojara su pistola al río Errobi. “Me abalancé sobre él y conseguí pararlo. Le di un puñetazo como nunca hubiera imaginado”, rememora. Entonces desarmó al miembro de los GAL, “un miembro de la Mafia marsellesa que había salido de la cárcel unas semanas antes”, precisa”. Décadas después, la vida le ha llevado a involucrarse en otro desarme.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

Más sobre ¡Qué mundo!

ir a ¡Qué mundo! »

  • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
  • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

  • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus