Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava

Un tráfico lastrado por la sucesión de semáforos

Los conductores los perciben como los enemigos de la circulación

Regular sus ciclos es clave para lograr fluidez

Jose Luis del Campo Jorge Muñoz - Lunes, 20 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:12h

La rotonda de América Latina se convierte en el punto más conflictivo del tráfico rodado en la capital alavesa. La confluencia de las vías en el acceso y salida de Vitoria, junto a la estación de autobuses y el tranvía convierten a este enclave en un auté

La rotonda de América Latina se convierte en el punto más conflictivo del tráfico rodado en la capital alavesa. La confluencia de las vías en el acceso y salida de Vitoria, junto a la estación de autobuses y el tranvía convierten a este enclave en un auténtico laberinto para los automovilistas.

Galería Noticia

La rotonda de América Latina se convierte en el punto más conflictivo del tráfico rodado en la capital alavesa. La confluencia de las vías en el acceso y salida de Vitoria, junto a la estación de autobuses y el tranvía convierten a este enclave en un auté

VITORIA- La circulación en coche por las arterias de la ciudad se ve afectada cada pocos metros por la presencia de alguno de los más de 3.500 semáforos que salpican la geografía vitoriana. Esta masiva presencia de los elementos destinados a regular y encauzar el tráfico lleva, en ocasiones, a la desesperación de los conductores que no ven manera de avanzar más allá de un par de manzanas antes de volver a frenar el vehículo por el color rojo que obliga a detener la marcha. “La mayoría de los conductores piensan que hay muchos semáforos por las calles”, asevera a DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA Luis Murguía, asesor de Movilidad y Seguridad Vial, del RACC en Euskadi. Remarca Murguía que la percepción que tienen los conductores del mayor o menor número de semáforos “está en función de la prisa que tengamos y del tiempo en el que queramos llegar a nuestro destino”, apostilla. Es por eso que la visión general que se tiene de los postes tricolor está más orientada a verlos como un “enemigo” que como elemento amigo de los vehículos.

Los datos de los puntos semafóricos en la capital son concluyentes respecto a su masiva presencia a lo largo de las calles. Incluso el responsable de Seguridad Ciudadana, Carlos Zapatero, llegó a admitirlo hace más de un mes en el transcurso de una comisión de su área. “Una ciudad moderna no puede tener 3.500 semáforos”, espetó, aunque al mismo tiempo también se pronunció y advirtió a la ciudadanía respecto a lo que espera en el futuro. “La tendencia para los próximos años será a aumentar”, indicó a modo de vaticinio. El motivo de este crecimiento no es otro que la llegada a las calles del revolucionario sistema de transporte de autobuses eléctricos (BRT) y la ampliación del tranvía al sur de la ciudad.

ralentizar el tráficoUna “masiva” presencia de estos postes tricolores en las calles y cruces no siempre es sinónimo de tener un tráfico “seguro, ordenado y bien regulado”, relata Murguía. Existen casos en los que “el ciclo de los semáforos no siempre está igual de regulado en cuanto a los tiempos” y se dan situaciones en las que los técnicos que están frente a las pantallas controlando y visionando la circulación “proceden a retocar los tiempos y duración de los mismos para calmar” el cauce de vehículos. “En lugar de aplicar una medida para calmar el tráfico lo que hacen es enervar a los conductores e impedir que se pueda transitar con cierta normalidad”, remarca y pone como ejemplo situaciones de ralentización que se pueden vivir en arterias como la Avenida de Gasteiz.

ANáLISIS DE COnVENIENCIAMás conciliador se muestra Mario Arnaldo, presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA) a la hora de analizar las virtudes que presenta una regulación semafórica en los puntos más conflictivos. “Para los peatones es mejor contar con cruces en los que hay semáforos y para la circulación permite dar más fluidez al tráfico”, aboga en conversación con este diario. También desde el punto de vista de la tecnología se puede intervenir y actuar para incidir de manera favorable. “Con todo el software tecnológico de hoy en día se puede analizar los datos de volumen según las horas del día y coordinarlos para buscar la mayor fluidez en los momentos que haga falta, concreta Arnaldo.

A la hora de buscar una regulación surge la eterna duda entre optar por los semáforos o decantarse por las rotondas como otra alternativa. También de esta segunda opción, Vitoria es un ejemplo significativo por la masiva presencia de estos elementos. El factor económico es otro aspecto que se suele tener en cuenta a la hora de optar por uno u otro. “La vigilancia y mantenimiento de un cruce con semáforos cuesta 25.000 euros, frente a los 120.000 que cuesta construir una rotonda con seis carriles, siempre y cuando no haya que adentrarse en un cuestiones de expropiación de terrenos”, calcula Arnaldo.

polémica con las sancionesLa organización presidida por Arnaldo emprendió una batalla legal contra las multas impuestas en aquellos semáforos con cámara incorporada y que son utilizados para sancionar a los conductores. “Es un sistema que, con la foto como prueba, no goza de garantías y el valor de la misma es una prueba carente ante cualquier instancia”, finaliza.

los semáforos

Sus beneficios. Según la dirección General de Tráfico, en momentos de gran intensidad de circulación, “permite que las intersecciones no se atasquen y, en general aumenta el grado de seguridad en el tráfico y reduce las posibilidades de choque en ángulo recto”.

Su colocación. Debe recurrirse a ellos cuando contribuyan “realmente a mejorar la fluidez y seguridad en el tráfico”. Existen índices y criterios como número de habitantes de las ciudades, grado de motirización, densidad y tamaño de la ciudad como factores que llevan a su instalación.

iniciativa pionera

Sin semáforos en Durango. La localidad vizcaína optó hace 4 años por su eliminación, al igual que Amorebieta hizo en el 2000.

han dicho

El asesor de Movilidad y Seguridad Vial del RACC señala la “masiva creencia de los conductores de una excesiva existencia de semáforos”.

El presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA) opta por este método como mejor solución frente a las rotondas. “Vigilar y mantener un cruce son semáforos cuesta 25.000 euros, frente a los 250.000 de construir una rotonda de seis carriles”.


el dato

3.500

Semáforos en Vitoria. El concejal de Seguridad Ciudadana, Carlos Zapatero, cuantificó su cifra. “Una ciudad moderna no puede tener 3.500 semáforos”, enfatizó.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

Más sobre ¡Qué mundo!

ir a ¡Qué mundo! »

  • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
  • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

  • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus