Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
Aztertuz

La doble corrupción de la extorsión

Las víctimas de las cartas de ETA merecen reconocimiento y quienes se beneficiaron deben admitirlo públicamente

Enrique Santarén - Viernes, 10 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:14h

Galería Noticia

La extorsión practicada por ETA a empresarios, directivos y profesionales vascos -el mal llamado impuesto revolucionario- ha tenido múltiples consecuencias de carácter personal y familiar, social, ético, económico y político. La amenaza directa a través de esas misivas del terror de las que habla el libro del Centro de Ética Aplicada de la Universidad de Deusto ha supuesto mucho sufrimiento para las víctimas -más de diez mil, según las estimaciones- y su entorno más cercano, una importante pérdida de dignidad en sectores sociales de Euskadi y graves perjuicios económicos públicos y privados.

Aunque, por supuesto, el mayor daño ha sido la pérdida de vidas humanas -muchos empresarios fueron asesinados por no pagar y como aviso ejemplarizante para los demás-, el sistema de extorsión produjo también una herida moral irreversible.

Aun así, fueron muchos los extorsionados que se negaron a pagar, incluso -contra lo que se cree- más de los que cedieron. El sufrimiento de unos y otros -todos víctimas, pagasen o no- merece el reconocimiento de toda la sociedad vasca. Y también la asunción de responsabilidades por parte de quienes practicaron la extorsión, la apoyaron o jalearon o se aprovecharon, de una u otra forma, de ella.

Una de las mayores expresiones de indignidad que vivimos en Euskadi fueron aquellas consignas gritadas o escritas del tipo “Aldaya ordaindu” o “Paga lo que debes”. Consignas públicas y que merecen, también, un reconocimiento público del daño que causaron.

Ahora -esta misma semana- estamos viendo las consecuencias de las prácticas presuntamente corruptas que utilizaban algunos partidos políticos para sus propios intereses. La extorsión de ETA era un sistema criminal corrupto que financió el terror y el asesinato y hubo un sector social que lo amparó y se benefició políticamente de ello. Un sector que ahora señala con el dedo lo que legítimamente considera violaciones de los derechos humanos pero calla o minimiza otras. Eso también es corrupción, doble corrupción.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

Más sobre ¡Qué mundo!

ir a ¡Qué mundo! »

  • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
  • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

  • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus